Documentos hackeados a militares : Saturno el escenario ficticio creado por militares

La situación se centra en el 6 de octubre de 2030, fecha en el que se prevé "realizar el Plebiscito Nacional", tras levantarse de forma definitiva el Estado de Emergencia de Catástrofe por la Calamidad, decretado por la situación del covid-19.

En el hackeo masivo de casi 400.000 correos electrónicos del Estado Mayor Conjunto del Ejército, se encontró un documento, con fecha del 15 de septiembre de 2020, donde se revela una operación denominada «Saturno», la cual expone un escenario ficticio de la situación que se registraría en el país en el 2030.

El análisis arranca al 6 de octubre de 2030, fecha en el que se prevé «realizar el Plebiscito Nacional», tras levantarse de forma definitiva el Estado de Emergencia de Catástrofe por la Calamidad, decretado por la situación del covid-19.

«A las 00:00 horas del viernes 04 de octubre del 2030, los Jefes de Local han tomado control físico de colegios designados como locales de votación. De igual forma, y de acuerdo con la ley 18.700, se está dando cumplimiento a la prohibición de propaganda respecto a este acto electoral», refiere el documento revelado por el grupo de hackers Guacamaya, que opera en distintos países de Latinoamérica, y que se ha adjudicado ataques a policías y fuerzas militares de México, Perú, Colombia y El Salvador.

Este escenario electoral llega, debido a que, tras levantarse la cuarentena y el Estado de Catástrofe se han registrado fuertes manifestaciones, además de que el respaldo al Gobierno de ese momento, no supera el 20%.

Esto, «ha exigido al Ejecutivo, excepcionales esfuerzos para aumentar la credibilidad y el alcance de la ayuda durante los periodos de cuarentena».

«Esto ha permitido a los partidos de oposición, incrementar su credibilidad y apoyo, respecto del accionar del Gobierno, sobresaliendo algunos liderazgos de la oposición más radical, que en forma abierta están exigiendo la salida del Presidente y el inicio de una Asamblea Constituyente para la elaboración de una nueva Constitución que sea representativa del pueblo», añade el escenario analizado por el Ejército.

A esto se le suma, la falta de la unidad de los partidos de Gobierno, lo que ha generado que muchos abandonen la coalición oficial, y surjan sectores políticos «más radicales».

Estos grupos – detallan -, promoverían la intención de desconocer los resultados del Plebiscito que se llevaría el 6 de octubre de 2030, si llega a ganar el «Apruebo» de la nueva Constitución.

Algunos partidos de oposición, por su parte, también saldrían a la calle, sin importar los resultados del proceso electoral en curso.

«Los medios de comunicación han jugado un rol importante en medio de la actual crisis, las diferencias editoriales, el aumento de medios independientes y el gran uso de RRSS, han incrementado la desinformación en la población, quitando espacio a las informaciones oficiales entregadas por parte del Gobierno restando credibilidad a sus anuncios. Además, diversas organizaciones y movimientos por el «Apruebo” y «Rechazo», lanzan una campaña través de las RRSS para confundir al electorado mediante fake news», señala el texto.

Te interesa leer: ¿Está dentro de sus funciones? Hackeo de correos al Ejército reveló seguimientos a integrantes de las Juventudes Comunistas

Recesión, crecimiento «0» y recrudecimiento de las demandas sociales

A la situación política – marcada por un posible plebiscito -, se suma los efectos de la pandemia del covid-19, que agravaron mucho más la situación económica, afectando principalmente a los sectores más vulnerables.

El escenario analizado por los militares revela un desempleo del 25%, así como la caída del crecimiento económico del país, el cual se ubicaría en «0».

Todo esto, generó «una recesión bastante profunda, afectando a todas las actividades económicas en el país».

Esto, pese a las «iniciativas» del Gobierno para fomentar – de alguna forma – el despegue de la economía. No obstante; «el daño a la mediana y pequeña empresa ha sido tan grande, que a la fecha no se ha podido detectar ningún grado de reanimación de este empresariado».

La caída del precio del cobre y una disminución de la demanda de las exportaciones de este rubro también son parte del nuevo escenario que vive el país para esa fecha.

En materia de exportaciones, se disminuyó un 18,3%; mientras que el precio del cobre llegó a alcanzar la cifra de 2,21 dólares la libra, lo equivalente a 60 millones de dólares de pérdidas al país, de forma anual.

«A lo anterior, se suma la caída en la gran mayoría de las bolsas internacionales y un estado de incertidumbre y de pánico de los inversores que en nada contribuyen a solucionar el problema», puntualizan.

A esto, le sumamos los altos precios de los productos agrícolas, originados principalmente por la fuerte sequía registrada en el país, en un escenario que ellos estiman que se extendió por 12 años.

Todo este escenario, generaría un nuevo estallido social en 2029, la cual estallará de igual forma el 18 de octubre.

Posterior a estos hechos, comenzarán las acusaciones contra grupos de izquierda de terrorismo.

El «conflicto» mapuche

En 2030, el «conflicto mapuche» continúa siendo una bandera de lucha para la reivindicación de las tierras ancestrales, las cuales fueron arrebatadas por forestales, hidroeléctricas y salmoneras.

«Esto, ha generado una tensión constante entre las comunidades indígenas y el empresariado, en las regiones al sur del Bío Bío (Cañete, Alto Bío-Bío, Tirúa, Contulmo, entre otros); condiciones que han escalado gradualmente y se traducen en protestas y acciones de carácter violentistas», señala el texto.

Por esta razón, el pueblo mapuche continúa su demanda de que el Estado de Chile reconozca todos los derechos de los pueblos ancestrales y la autodeterminación del mismo.

«El mundo mapuche busca constantemente la “desmilitarización” del “Wallmapu”, terminar con la acción armada de las policías en las comunidades indígenas, lo cual se incrementó con la muerte de Camilo Catrillanc (en 2018) a producto de un operativo policial efectuado por Carabineros; sumándose los casos de Matías Catrileo, Alex Lemun, Jaime Mendoza Collío, entre otros», puntualizan.

La violencia también se registró en diferentes regiones del país, donde están involucradas Carabineros, la Fuerzas Armadas y la PDI.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬