Columna

¡Hasta que María-Noel Valeza y ONU Mujeres escuchen nuestra voz!

"No podemos permitir que una persona que tiene a su cargo el poder de trabajar con los gobiernos y la sociedad civil, basándose en posiciones personales, desconozca al movimiento de mujeres que nos autodeterminamos como trabajadoras sexuales..."

Por Absalón Opazo

17/10/2023

Publicado en

Chile / Columnas / Sexualidad / Trabajo

0 0


Por la Red Latinoamericana y del Caribe de Mujeres Trabajadoras Sexuales, RedTraSex

Desde la Red Latinoamericana y del Caribe de Mujeres Trabajadoras Sexuales (RedTraSex), exigimos que la señora María-Noel Vaeza, en su carácter de Directora Regional para las Américas y el Caribe de ONU Mujeres, rectifique sus declaraciones sobre el no reconocimiento a las mujeres trabajadoras sexuales hechas en entrevista el 11 de octubre para el programa «Siempre Viva en Vivo» de Radio Universidad de Chile.

No podemos permitir que una persona que tiene a su cargo el poder de trabajar con los gobiernos y la sociedad civil, basándose en posiciones personales, desconozca al movimiento de mujeres que nos autodeterminamos como trabajadoras sexuales, generando confusión con las personas que sí se consideran en situación de prostitución.

Según nuestro conocimiento, ONU Mujeres no se ha pronunciado nunca en contra de nuestro movimiento. Es más, quien fuera nuestra Secretaria Ejecutiva, Elena Reynaga, representó a nuestro movimiento en el grupo asesor de ONU Mujeres en el 2016 (ver nota aquí).

Estamos cansadas de ser estigmatizadas y criminalizadas, más cuando se trata de quienes deberían trabajar para terminar con las violencias a las que somos sometidas, que no son culpa del ejercicio de nuestro trabajo, sino de los estados con sus fuerzas de seguridad que nos reprimen o de las mafias que por muchas veces no encontrarnos legalmente reconocidas nos ofrecen «protección».

Estamos cansadas que desconozcan nuestra voz, que desconozcan nuestras decisiones, que desconozcan las evidencias que arrojan las investigaciones que se vienen realizando desde nuestra red con la colaboración de profesionales e instituciones y cooperantes internacionales.

Por todo esto, si la señora María-Noel Vaeza no está de acuerdo con su mandato institucional de velar por todas las mujeres y respetar la autonomía de nuestros cuerpos y nuestras decisiones sobre los mismos, puede renunciar. Aunque no es nuestro fin, sino que esperamos que pueda rectificar sus dichos y comenzar a obrar en consecuencia, articulando con nosotras y apoyando nuestros reclamos de vivir una vida libre de violencia.

Queremos dejar claro que no desconocemos ni nos oponemos a que haya personas que no se consideren como trabajadoras sexuales. ONU Mujeres debe seguir trabajando con ese sector y sus demandas, pero nosotras somos otra población que tiene una agenda diferente y reclamos distintos.

No sigan confundiendo nuestro trabajo que es por decisión propia, basado en nuestra autonomía, con quienes consideran que esta no es una opción.

Por todo lo expresado, exigimos que María-Noel Vaeza haga pública una rectificación y que generemos de forma urgente mesas de trabajo.

Las trabajadoras sexuales exigimos ser escuchadas y queremos ser verdaderamente representadas por alguien que trabaje con todas las mujeres y que defienda los derechos de todas nosotras.

Sigue leyendo:

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬