Puchuncaví: Denuncian que construcción de Ruta F-20 destruyó vertientes protegidas por ley

Vecinos denunciaron la destrucción de una vertiente y la tala de árboles por el avance y ampliación de la Ruta F 20, camino Nogales Puchuncaví.

Por Opazo

Publicado en

Chile / Medio Ambiente / Regiones

0 0


La agrupación Comuneros en Alerta y vecinos del sector Pucalán, de Puchuncaví, Región de Valparaíso, denunciaron la destrucción de una vertiente y la tala de árboles por el avance y ampliación de la Ruta F-20, camino Nogales Puchuncaví.

Por ello, la diputada del PPD, Carolina Marzán se reunió con los dirigentes de los Comuneros en Alerta para ver en terreno las graves denuncias que se han realizado por la construcción que estaría afectando bosques naturales protegidos, al igual que las vertientes.

Al respecto, la legisladora declaró que «estamos preocupados por lo que está sucediendo con la construcción y ampliación de la Ruta F-20 pues no se estaría respetando la protección de arboles nativos protegidos y lo más grave es que se dañó una vertiente, las cuales están protegidas por la ley de humedales».

«Hemos oficiado y denunciado en varias oportunidades que la construcción de esta ruta tenía problemas de trazados desde un principio pues pasaría por las vertientes una de las cuales abastece un APR y por un humedal, las cuales son indispensables cuidar debido a que nuestro distrito que se ha visto seriamente afectado por la escasez hídrica y que como comentamos, por normativa vigente están protegidas», agregó la diputada Marzán.

Asimismo, la parlamentaria recordó que «la comuna de Puchuncaví ha sido por años golpeada por la contaminación y problemas medioambientales. Es de extrema justicia que se protejan sus recursos naturales. No puede ser de que, por tener mayor conectividad, que por lo que han dicho sus propios vecinos no son ellos los beneficiados, se destruya un patrimonio natural tan importante para la comuna y para el distrito».

Marcelo Fernández, vocero de los Comuneros en Alerta, declaró por su parte que «en el kilómetro 17.480 lado norte, siempre ha existido un cuerpo de agua rodeada de bosques nativo y fue destruida por una excavadora para hacer la ampliación de la ruta F-20. Los responsables de estos temas es principalmente el Ministerio de Obras Públicas. Una vez más queda la falencia de los otros órganos, porque están vertientes están protegidas por ley. ¿Y dónde están los órganos del Estado?»

«Cuando tenemos una comuna 60 años contaminadas, 28 años condenadas a vivir en una zona de sacrificio, con un decreto de escasez hídrica y un cambio climático que nos está condenando a la sequía, y lo único que nos queda son un par de árboles y unas vertientes que ahora están siendo destruidas, ¿qué podemos esperar? Estamos devastados porque es un ser viviente y está siendo destruido por órganos del Estado», concluyó Fernández.

Comentarios