Avance científico

Tatuaje temporal mide niveles de azúcar en la sangre

Se podrá evitar la clásica punción digital en el dedo con este "tatuaje temporal" que detecta y mide los niveles de azúcar en la sangre.

Tatuaje

Un tatuaje temporal que detecta y mide los niveles de azúcar en la sangre, fue diseñado por Investigadores de la Universidad de California en San Diego. El dispositivo es temporal e indoloro que funciona gracias a un sensor flexible que envía una corriente eléctrica muy suave aplicada a la piel durante 10 minutos permitiendo hacer las mediciones en el cuerpo de la persona.

Es un avance científico que tiene gran valor para las personas diabéticas que deben realizarse controles permanentes para medir los niveles de glucosa -azúcar- en su sangre. En algunos casos, dependiendo del estado de la enfermedad y para evitar complicaciones, el procedimiento se hace varias veces al día. Los múltiples pinchazos en la yema del dedo dejan la zona dolorida.

La duración del sensor del tatuaje es de un día y estos pueden ser reemplazados, debido a su bajo costo se sostiene que no son una carga financiera para el paciente. De su aplicación se pudo concluir que el dispositivo midió incluso con mayor precisión los niveles de glucosa de cada paciente que la clásica punción digital.

En el estudio de prueba se hizo una medición de los niveles de azúcar en la sangre de siete voluntarios sanos de entre 20 y 40 años, sin antecedentes de diabetes. Ninguno sintió molestias durante la prueba del tatuaje, y pocos dijeron sentir un leve hormigueo en los primeros 10 segundos de la prueba.

El nombre se debe a que tiene impreso en un papel muy fino unos electrodos, como los utilizados para la realización de un tatuaje. Los electrodos están ahí para recepcionar los iones de sodio, estos son eléctrolitos que funcionan como medios de conducción eléctrica. A ellos se les aplica la suave carga eléctrica para que lleven las moléculas de glucosa y se detecten sus niveles en la sangre.

Existen proyecciones sobre el “tatuaje temporal”. El responsable de la investigación, Amay Bandodkar, comentó que están trabajando para que el dispositivo tenga capacidades Bluetooth para enviar esta información directamente al médico del paciente en tiempo real o incluso almacenar datos en la nube. Por otra parte, se estudia la posibilidad de ampliar sus usos al control de los niveles de otros compuestos detectables en la sangre como alcohol, drogas o medicamentos.