es Spanish

Un gran “Crash” y luego… un mundo de vida básica

“El papel moneda eventualmente regresa a su valor intrínseco”, Voltaire 1729.

Un diario digital informaba hace algunos días lo siguiente, “huelga alcanzó a unos 60 restaurantes operados por McDonald’s, Wendy’s, KFC y Burger King en la ciudad de Nueva York. Los empleados que participaron de la protesta piden un salario mínimo de 15 dólares por hora, más del doble de los actuales US$ 7,25 que se pagan en la mayoría de las tiendas de comida rápida.” Si consideramos US$ 7,25 la hora, en un mes estas personas ganan US$ 1.160. La media mínima nacional son US$ 7,50 y la línea de la pobreza en EE UU es de US$ 1.920 al mes (familia compuesta de cuatro personas). La petición de estos trabajadores, tiene dos elementos muy interesantes que nos alertan. No estaban pidiendo un aumento de 5, 10 o 20 %, lo que piden es un 200% de aumento, y ello da cuenta de la gran pérdida de valor de las remuneraciones de los trabajadores en EE UU. El otro aspecto que sugiere este caso es que se esté frente a una gran manipulación de las cifras de inflación y es lo que veremos, como ha ocurrido en Chile.

Las personas saben que algo anda mal, miran a su alrededor y tratan de enfrentar el problema, se levantan temprano para seguir el consejo de los que se “convirtieron” en ricos, trabajan en una, dos y hasta tres “pegas”, y al final de mes, todo sigue igual, están casi donde mismo y no saben dónde está lo malo. Permítanme hacer una sugerencia sobre dicho punto, somos víctimas del engaño sistemático de un modelo neo liberal ilusorio sostenido con papeles que no valen nada. Veamos el caso de estos trabadores de EE UU. El Gobierno estadounidense está considerando cambiar la manera en que se calcula el índice de precios, el denominado CPI (Consumer Price Index). Tras años en la peor crisis económica de las últimas décadas y con la Reserva Federal inyectando dinero en cantidades nunca vistas, los políticos de Washington están estudiando cambiar el método mediante el cual se obtiene el CPI. Según los cálculos, el Gobierno se ahorraría en 10 años US$ 112.000 millones de dólares en pagos por la Seguridad Social, aumentaría los impuestos en US$ 60.000 millones y reduciría en US$ 24.000 millones las pensiones y los beneficios a los veteranos militares.

No es la primera vez que se cambia el método para calcular el índice, lo han hecho muchas veces, en los años 70, Richard Nixon pidió al entonces presidente de la Reserva Federal, Arthur Burns, separar el índice de precios entre el core inflation y headline inflation. El core inflation excluía los productos más problemáticos de ese momento, la comida y energía. Desde el término del enlace dólar/oro del sistema monetario, se ha ido cambiando el sistema de medir los precios sistemáticamente, siempre para reflejar una menor subida de precios. Ahí tiene Ud. una respuesta a una parte de sus dudas, el engaño de las cifras, permiten que Ud. trabaje sin avanzar, igual que cuando se sube a esas máquinas para hacer ejercicios, donde corre hasta que se cansa, sin haber avanzado un ápice. Se cambió el método en los 70´s, los 80´s, los 90´s, lo han en hecho en cada crisis. No sólo alteran el valor del dólar para uso interno, son los mismos dólares que utilizan para invertir en Chile y en el resto del mundo, conceden créditos, compran commodities, etc., y con ello nos traspasan la inflación, como ocurre hoy con el combustible y alimentos.

John Maynard Keynes dijo lo siguiente sobre la inflación, “Lenin tenía toda la razón, no hay manera mejor, más sutil o segura de destruir las bases de una sociedad, que corromper su moneda, mediante un proceso continuo de inflación, los gobiernos pueden confiscar en secreto y sin que nadie se dé cuenta, una parte importante de la riqueza de los ciudadanos”. No tienen para qué cerrar las embajadas, no busquen más a los conspiradores en Al qae•da, el enemigo lo tienen adentro de EE UU. A la ciudadanía de aquí o de allá le ha sido muy difícil comprender en profundidad cómo se transmiten los efectos y porqué ocurren en el mundo crisis económicas globales, como la que irrumpió con fuerza el 2008 y 2009 develando la feroz irresponsabilidad política que ha sido gastar más de lo que se produce. Pero esa es la mitad de la irresponsabilidad, la otra mitad es la solución adoptada, más deuda, más dinero. El último comunicado de la FED, antes de irse de vacaciones, sentencia que seguirá comprando US$ 85.000 millones mensuales, lo que implica mantener el QE3 mientras la cesantía esté por encima del 6,5% y la inflación a 1-2 años, proyectada, no supere el 2,5%. Eso se llama jugar con dinamita.

¿Cómo es posible inyectar y sostener tanto dólar en la economía, al punto que en cinco años y hasta fines de año, habrán sobrepasado los US$ 4,08 millones de millones de dólares, sin que ocurra otra gran debacle? Nuestra contribución para sostener el dólar es de US$ 41,9 mil millones de dólares como reservas del Banco Central, una modesta cifra, comparada con los US$ 3,3 millones de millones de dólares que tiene China, producto de los excedentes de sus exportaciones. De acuerdo al Banco Mundial al 2012, son más de US$ 10 millones de millones en dólares y otros instrumentos los que están como reservas en 135 países alrededor del mundo. Usualmente, estos valores vuelven al sistema financiero global reinvertidos como depósitos bancarios, en bonos, otras inversiones, etc.

El exceso de dinero ya creó una crisis enorme el 2008 y 2009 por los valores inflados de los activos basados en hipotecas de propiedades que llegaron a su tope y colapsaron las instituciones financieras globales sufriendo pérdidas inmensas y la pérdida de confianza resultante ocasionó que los mercados globales del crédito casi se detuvieran, con los inversionistas huyendo hacia la seguridad de los títulos de la renta fija. La otra gran crisis, está madurando, está en proceso de gestación y en algún momento irrumpirá. De acuerdo a los datos de la FED, la “inflación” en Estados Unidos aún permite un margen para continuar con la expansión monetaria del QE3, mientras dicha “inflación” esté en línea con un 2,5 % para una proyección de 1-2 años, etc. Lo que no calza es que a nivel de consumidor, como es el caso de los trabajadores de restaurantes de Nueva York, hay una evidente distorsión en el costo de vida que los afecta y es lo que los lleva a pedir un aumento de salarios del 200% y no porque hayan sufrido un ataque repentino de avaricia o los invadió la locura.

¿Qué explica la persistente baja de la inflación? Una parte es la manipulación de los datos. Una cantidad muy importante de dinero está atrapada en la Banca especulativa. No se ha traslado como crédito a las personas o las pequeñas empresas pero sí al 1% más rico y a la banca que es el objetivo buscado, la cual a pesar de toda la ayuda recibida, ya sea en dólares, euros, yenes, etc., aún presenta signos de debilidad producto de la audacia de crear créditos descontrolados. En la última revisión realizada por las autoridades británicas al Barclays, el segundo banco más importante de Inglaterra, detectaron un “agujero” de capital de £ 12.800 millones de libras (€ 14.765 millones de euros). Están volviendo a construir un castillo de arena con el dinero emitido, creando una nueva euforia en las bolsas que en algún momento se desplomará, porque en la economía real no existe tal euforia.

Los operadores de Wall Street, los CEO´s de las grandes corporaciones no aprendieron la lección y siguen dispuestos nuevamente a torcer las cifras para lograr sus enormes utilidades. Reitero, en alguna parte se está acumulando el dinero, en los bonos, en el crédito, en sobre inversión de capacidad productiva y en dólares que llegan como capital de las transnacionales para ser invertirlos en países bananeros como el nuestro, donde la derecha chilena, que es dueña de todo, opera como dueño de fundo y entrega todas las facilidades para que compren terrenos, inviertan en minería y compren extensas zonas en regiones, donde ya debemos pedir permiso a los extranjeros para transitar.

En precios actuales, el PIB (Producto Interno Bruto) de EE UU, es de US$ 16,237.75 billones, la deuda bruta total del Gobierno es de US$ 17,556.01 billones, lo que representa un 108,1 %, del PIB. La Fed, en el último comunicado antes de irse de vacaciones, advierte que la persistente baja de la inflación podría perjudicar la expansión económica. Esta advertencia tiene relación con el grueso del dinero que sigue el camino de la especulación financiera y eso nos lleva al tema del oro. De acuerdo a la versión de Economy Watch, cuando el precio del oro cayó en abril, algunos analistas se apresuraron a señalar que el mercado del oro también puede estar sufriendo una manipulación por los grandes bancos y las autoridades de la CFTC (Commodity Futures Trading Commission) lo saben, pero hacen la vista gorda, no actúan a pesar de que la manipulación es evidente, porque por medio de ella, se transfiere riqueza de los “ciudadanos comunes” al mundo de las finanzas, caracterizados como los bancos de oro que concentran la riqueza en los más ricos y compran oro para prevenir pérdidas bursátiles.

Existen varios componentes para la próxima crisis que se está incubando. El crecimiento del dinero, la burbuja crediticia, la ausencia de ahorro, el costo de la energía y una deuda impagable. Se trata de una deuda financiera, es decir, una obligación de devolver el dinero en un algún momento del futuro, más los intereses, como hacer un gasto hoy para pagarlo mañana. En EE UU la deuda pública es US$ 17,5 billones gastada mayormente en consumo, en Social Security US$ 16,4 billones, en Programa Medicamentos US$ 21,8 billones, en Medicare US$ 86,7 billones, total US$ 142,4 billones, cifra que representa más de 8,6 veces el PIB de Estados Unidos.

Toda esta deuda, la de Europa y del resto de los países, incluido el nuestro, supone condiciones superiores en el futuros en energía para producir una renta que permita pagar los compromisos, lo que creemos será imposible. Aproximadamente en el año 1850, cuando se inicia la explotación del petróleo, la relación de extracción del petróleo, era de 100/1, es decir, para extraer 100 barriles de petróleo se gastaba 1 barril en la extracción, hoy la relación ha cambiado de 3/1 lo que implica que se gasta 1 barril de petróleo para obtener 3. En nuestro pasado, Chile extrajo petróleo en el extremo sur, producción que cubría sólo una parte del consumo nacional, también se agotó. Lo más grave en nuestro caso, es que se ha regalado el cobre. Hoy, además de producirlo con energía muy cara, recibirán el subsidio que pagaremos los chilenos a las transnacionales con la carretera eléctrica por valor de US$ 700 millones de dólares para que sigan extrayendo minerales. Le han dado varios manotazos al litio, un recurso básico para la producción de baterías y que también quieren regalar. Muchos se preguntan, ¿Qué clase de políticos existen en Chile, dispuestos a entregar una riqueza finita, que ya está dando signos de agotamiento?

Sólo la deuda de EE UU, es equivalente a que los norteamericanos trabajen 8,6 años sin consumir un dólar para poder extinguirla. ¿Tendremos realmente en el futuro el doble de energía, o dos billones extra de barriles de petróleo, una mayor cantidad de recursos hídricos, minerales emergiendo como milagro, al mismo tiempo que la población aumentará a 7,2 mil millones de habitantes el 2015, y otra parte vivirá más tiempo en vejez, mientras siguen empapelando con dólares y creando más deuda para un bienestar ilusorio? No lo creo, con este modelo neo liberal, si no ocurre algo extraordinario, milagroso, sólo nos dará un gran “Crash” y luego… un mundo de vida básica.

Por Mario Briones R.

Facebook Comments

4,250,654FansMe gusta
173,377SeguidoresSeguir
292,047SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -