es Spanish

A un año de la Masacre de Marina Kue

A un año de la masacre de Marina kue, las siguientes demandas, elevadas por familiares de víctimas y sobrevivientes de la Masacre, siguen estando vigentes y requieren su urgente satisfacción:

· Inmediata libertad a lxs presxs políticxs de Curuguaty y desimputación a procesadxs;

· recuperación de las tierras de Marina kue y su entrega a las comunidades afectadas por la masacre;

· indemnización a víctimas, sus familiares y demás personas sobrevivientes de la masacre;

· justicia y esclarecimiento de esa masacre, así como del asesinato de Vidal Vega mediante una seria, verdadera e imparcial investigación.

De estas exigencias nos hacemos eco, pues constituyen una grave deuda con el pueblo paraguayo. En este primer aniversario de una matanza que conmovió al mundo y cambió la historia de nuestro país, nos ratificamos en ellas y reclamamos a los poderes del Estado involucrados una pronta y satisfactoria respuesta, conforme a la dignidad y a los derechos humanos violentados.

En cuanto al pedido de libertad planteado, una muestra de verdadero interés en la justicia sería que las instituciones vinculadas den los pasos necesarios para hacerla efectiva. El curso y características dados en el proceso judicial evidencian que la imputación y prisión dictadas presentan una motivación política contraria con un sistema de justicia imparcial propia de un estado de derecho y de una auténtica democracia.

Por otra parte, y según numerosas declaraciones de expertos y autoridades respecto a la indudable propiedad estatal de Marina kue debe procederse con acciones concretas que permitan destinar esas tierras a la Reforma Agraria mediante su entrega a las comunidades golpeadas por la masacre. El Estado paraguayo tiene mediante este mecanismo la oportunidad histórica de rendir homenaje a todas las personas muertas el 15 de junio de 2012, resarciendo de algún modo a las víctimas y sus familias.

Es indispensable un adecuado reconocimiento de las actuaciones erróneas de los agentes estatales que participaron en este suceso y, en consecuencia, indemnizar a todas las personas avasalladas por esos procedimientos, independientemente de las responsabilidades individuales que puedan aclararse en el tiempo. A tal efecto y para garantizar transparencia, seguridad, pericia e idoneidad, se impone el inicio de una nueva investigación judicial que conduzca al esclarecimiento de la verdad, descontaminada de los vicios denotados del actual proceso judicial sesgado por ánimos vengativos, preopinantes, discriminadores, sostenes de la impunidad vigente.

Cabe advertir que nada de lo que se ha logrado ha sido regalado: la cárcel domiciliaria de las presas embarazadas, un derecho humano reconocido hasta por el Código Procesal, hubo de ser conseguido gracias a la presión nacional e internacional. Cuatro de las personas acusadas estuvieron expuestas a la muerte por la desidia de autoridades responsables del Poder Judicial y de las instituciones carcelarias que no tomaron con seriedad el alcance fatal de una huelga de hambre mantenida por casi 60 días el año pasado, situación que sólo logró revertirse por las manifestaciones solidarias en el país y en el exterior. Así también un juez prevaricador fue apartado del caso debido a la acción de la defensa de las personas acusadas, no por iniciativa propia de la administración de justicia. A su vez, investigaciones ciudadanas y periodísticas ayudaron a dilucidar la propiedad estatal de las tierras de Marina kue, del mismo modo que las manifestaciones de autoridades políticas y técnicas al respecto fueron posibles, más que nada, por la instalación de una convicción ciudadana respecto al tema.

No debemos, entonces, abandonar el empeño social por verdad y justicia en este caso. Con este propósito y fundamento, llamamos a conmemorar este 15 de junio de 2.013, y todos los 15 de junio de aquí en más como el Día de Lucha por la Tierra, esto teniendo presente también las luchas de Pueblos Originarios, Afrodescendientes, Campesinos y Urbanos por nuestras vidas y territorios.

Ante las llamativas y crecientes amenazas, secuestros y asesinatos a dirigentes sociales (recordamos a Vidal Vega) que luchan por la tierra hacemos responsable al Poder Ejecutivo, al Poder Judicial y a la Fiscalía General del Estado, al presente Gobierno de la República, ante cualquier hecho que pudiera afectar la integridad de todas las personas afectadas en esta Causa, familiares, dirigentes de organizaciones y movimientos sociales. Alertamos a la sociedad toda y a la opinión pública ante estos hechos.

Por último y particularmente, declaramos nuestro rechazo a la realización de la Audiencia Preliminar del caso, convocada para los días 19, 20 y 21 de junio de 2013, pues vemos en este gesto de la jueza Janine Ríos una falta de respeto a la memoria de las personas fallecidas, ejecutadas, torturadas y detenidas injustamente ese 15 de junio de 2012 en Marina kue, Curuguaty y días posteriores, y que concluyó en el golpe de Estado parlamentario de los días 21 y 22 de junio de 2012.

No debemos, entonces, abandonar el empeño social por verdad y justicia en este caso. Esto teniendo presente también las luchas de Pueblos Originarios, Afrodescendientes, Campesinos y Urbanos por nuestras vidas y territorios. Con este propósito y fundamento, llamamos a conmemorar este 15 de junio de 2.013, y todos los 15 de junio de aquí en más como el Día de Lucha por la Tierra,

ARTICULACIÓN CURUGUATY

15 de junio de 2013 – Día de Lucha por la Tierra

A un año de la masacre de Marina kue

Fuente fotografía: quepasoencuruguaty.org

Facebook Comments

4,251,024FansMe gusta
174,441SeguidoresSeguir
292,315SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

Cineasta Patricio Guzmán: “El neoliberalismo es un sistema de dominación que...

El realizador chileno Patricio Guzmán inauguró la sección Horizontes Latinos del Festival de Cine de San Sebastián, con su más reciente documental,...
- Advertisment -