Continúa mañana la discusión en el Senado

Ley de riego: La prórroga de un año que aún permitirá concursar a los grandes del Agro

Una de las principales críticas de esta ley en el Congreso ha sido que ha llevado a grandes grupos económicos como los Sutil, Penta, Luksic y el mismo Presidente Sebastián Piñera a acceder a millonarios subsidios estatales entregados por la Comisión Nacional de Riego. Con la prórroga de un año que se logró desde el Ejecutivo, y que mantiene la ley tal y como está, evitar que los grandes de la agricultura se sigan haciendo con recursos públicos, se complejiza.

La ley 18.450, más conocida como la Ley de Riego, es una normativa creada en 1985 bajo la dictadura de Augusto Pinochet. Esta norma busca fomentar la inversión privada en obras de riego y drenaje a través de subvención estatal.

Esta ley ha significado más que millonarios subsidios estatales a grandes empresas agroexportadoras para riego en el marco de su expansión industrial. Con una política de gestión hídrica que ha recibido diversas denuncias por su ineficacia, acaparamiento y afectaciones socio ambientales, en desmedro de sectores campesinos.

En marzo de 2021, el presidente Piñera ingresó a la Cámara de Diputados un proyecto que introducía modificaciones a la Ley de Riego y que planteaba su prórroga por 12 años más. El proyecto, que ha sufrido modificaciones, se encuentra en segundo trámite constitucional en el Senado, y es uno de los proyectos a los que Piñera le ha dado suma urgencia en su periodo saliente del gobierno.

La ley ha sido prorrogada dos veces en democracia, y se supone que su vigencia culminaría el 4 de diciembre de este año. Sin embargo, el Gobierno adelantó la marcha para que esta ley pueda seguir operando por lo menos durante un año más.

Por la puerta trasera se extendió prórroga por un año

El Congreso aprobó extender la vigencia de la Ley de Riego por el plazo de un año. Para lograr esto, el Ejecutivo presentó una indicación a la ley que se encargó del reajuste del sector público, lo que fue aprobado el miércoles 15 de diciembre.

Es decir, mientras la prórroga se mantiene en tramitación por las comisiones de Agricultura, Medio Ambiente y Recursos Hídricos del Senado, con esta indicación se logró mantener su funcionamiento de forma paralela.

La decisión del Ejecutivo fue repudiada por la oposición parlamentaria y por organizaciones socioambientales.

En la última sesión de las comisiones de Agricultura, de Medio Ambiente y Bienes Nacionales y de Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía, Unidas, celebrada el pasado miércoles 5 de enero, la senadora Isabel Allende (PS) abrió la sesión manifestando su indignación frente a esta prórroga, en la que no se consideró el trabajo de las comisiones, ni se informó con antelación sobre esta medida. En la sesión participaron, entre otros, la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga.

«Me parece que la forma en que la ministra y las demás a autoridades se comportaron con estas comisiones unidas no es la correcta. No comparto que no hayan sido capaces de decirnos la intención que tuvieron y que así se aprobó la prórroga por un año a través del proyecto de reajuste del sector público. Creo ministra que no se hace así, creo que lo mínimo es haber conversado con los presidentes de las tres comisiones unidas. Nos tomó a todos por sorpresa cuando esto se presentó en la Cámara de Diputados. Creo que es un procedimiento muy incorrecto y que no corresponde a la forma en que deben tratarse las relaciones entre el gobierno y el Parlamento«, señaló la senadora.

Además, Allende añadió: «Lo único que espero, a partir de ahora, ya que la prórroga existe, es que se aplique los criterios que estábamos comenzando a discutir para no seguir cometiendo los errores que hasta ahora ha conllevado estos famosos subsidios de la Comisión Nacional de Riego (…) Espero que esto no signifique que este año tengamos que seguir presenciando y enterándonos por la vía de ciertas investigaciones que se hacen en los medios, que se sigue beneficiando a personas que en absoluto lo necesitaban, lo que es un abuso completo».

Una de las principales críticas de esta ley en el Congreso ha sido que ha llevado a grandes grupos económicos como Empresas Sutil, el grupo Penta, el grupo Luksic el mismo Presidente Sebastián Piñera a acceder a millonarios subsidios estatales entregados por la Comisión Nacional de Riego (CNR).

En tanto, la senadora Loreto Carvajal (PPD) se sumó a las palabras de Allende y añadió: «Me parece de suma gravedad que se adopten este tipo de medidas cuando hay una discusión que aquí se ha generado (…) el tema de los recursos va orientado generalmente a aquellos que tienen infraestructura, grandes extensiones territoriales, además de muchos derechos de agua a su haber que no utilizan, que especulan y que venden. Nosotros queremos cambiar aquello y nos hubiese gustado que aquí hubiese habido la misma sinceridad en el trabajo».

El debate actual en el Congreso busca poner fin a esos subsidios engañosos, sin embargo, con la prórroga de un año que se logró por el Ejecutivo, y que mantiene la ley tal cual como está, el panorama para evitar que grandes grupos económicos asociados a la agricultura de exportación sigan concursando y haciéndose con recursos públicos, que deberían ir a parar pequeños y medianos agricultores, se complejiza.

El apuro que ha llevado el gobierno con este tema se termina de materializar el 31 de diciembre, cuando la CNR publicó su calendario de concursos bajo la ley de riego (18.450). De los cuales, por lo menos cuatro concursos cierran sus postulaciones antes de que asuma el nuevo gobierno.

Debido al nuevo panorama, las comisiones unidas que están llevando el proyecto en el Senado decidieron postergar la discusión del proyecto un poco más de una semana. En tanto, dieron el mandato a sus asesores para reunirse con los representantes del gobierno con el fin de acercar y discutir posturas del proyecto. La discusión se retomará mañana a las 12.30 horas y la podrás ver a través de tv.senado.


Comparte ✌️

Comenta 💬