Economía boliviana habría mejorado sin Estados Unidos ni el FMI

«Todos los datos y resultados de los últimos cuatro años demuestran que sin el gobierno de Estados Unidos y el FMI, que imponen políticas económicas, estamos mejor», enfatizó Evo Morales, a la prensa en Palacio Quemado

Por Wari

Publicado en

Economí­a / Pueblos

0 0


«Todos los datos y resultados de los últimos cuatro años demuestran que sin el gobierno de Estados Unidos y el FMI, que imponen políticas económicas, estamos mejor», enfatizó Evo Morales, a la prensa en Palacio Quemado.

Según el Presidente Evo Morales, desde que Estados Unidos y el FMI dejaron de mandar en Bolivia los cuatros años de su primera gestión (2006-2010) se mantuvo la estabilidad económica, pese al sabotaje de los empresarios y políticos de derecha que fueron promovidos por los estadounidenses para enfrentar a su gestión.

El mandatario dijo que está dispuesto a demostrar en cualquier escenario que Bolivia puede trabajar de forma independiente sin necesidad de que países y organismos impongan políticas destinadas a beneficiar a las empresas transnacionales.

El jefe de Estado comparó datos de la situación económica de su país, desde que asumió la presidencia de Bolivia, en enero de 2006, con las épocas anteriores, de los gobiernos a los que denominó de derecha.

El FMI es también el instrumento económico financiero de Estados Unidos, «del Imperio, del capitalismo», dijo.

Morales recordó que desde la década de los 40 hasta 2006, Bolivia arrastró un déficit fiscal, situación que cambió al final de su primer año de gestión con un superávit histórico que se ha mantenido en los últimos cuatro años.

El gobernante boliviano señaló que con la nacionalización de los hidrocarburos, que decretó su administración, los ingresos por el gas subieron de manera sustancial, lo mismo que la inversión pública y las reservas internacionales que alcanzaron el récord de 8.700 millones de dólares.

«Qué hacía el FMI, privatiza tus refinerías te vamos a dar 30 millones de dólares. Esos condicionamientos han terminado las reservas internacionales”, agregó.

Además la inversión pública que en los gobiernos neoliberales llegaba a un 70 por ciento con la cooperación y créditos internacionales, ahora en los últimos cuatro años pasó a ser el 70 por cientos con recursos de Bolivia y el 30 por ciento de créditos.

Bolivia y Estados Unidos mantienen distancia en sus relaciones diplomáticas, que se agudizaron en septiembre de 2008 cuando el presidente boliviano expulsó al embajador estadounidense Philip Goldberg, acusándolo de injerencia y de apoyar un complot en su contra.

Estados Unidos respondió también con la expulsión del embajador boliviano en Washington, Gustavo Guzmán.

Dos meses después, la Oficina antinarcóticos de Estados Unidos (DEA) fue expulsada también del país andino.

Fuente: Argenpress


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬