es Spanish

Perdonazo general a las deudas


Entre 1975 y 2008, el  endeudamiento total de las familias estadounidenses ha subido desde poco más de un 40% a casi un 100% del PIB; y el de las empresas no financieras de un 50% a casi un 80% del PIB. Las empresas financieras batieron todos los récord, aumentando su deuda total desde menos de un 20% del PIB en 1975 a casi un 120% en la actualidad

Niall Ferguson, profesor de Harvard Business School, ha publicado un artículo importante acerca de la crisis en el Financial Times del 19 de Diciembre. En el mismo da una idea de sus reales dimensiones. Adicionalmente, propone nada menos que un jubileo, es decir, un perdonazo general de deudas como en el antiguo testamento.

Ferguson muestra el impresionante nivel de endeudamiento alcanzado. En promedio, las familias estadounidenses han aumentado su nivel de deudas desde 75% de su ingreso anual en 1990, a 130% en la actualidad, y las del Reino Unido están aún peor. Eso lo financiaron en parte hipotecando sucesivamente sus casas a medida que se inflaba la burbuja de sus precios. Al reventar ésta, al menos una de cada cinco debe más que el valor de su casa y una de cada diez se ha retrasado en los dividendos. Las deudas del sector financiero han crecido todavía más rápido; de los dos mayores bancos, el Citi debe más de 88 veces su capital y el Bank of America más de 134 veces.

Entre 1975 y 2008, el  endeudamiento total de las familias estadounidenses ha subido desde poco más de un 40% a casi un 100% del PIB; y el de las empresas no financieras de un 50% a casi un 80% del PIB. Las empresas financieras batieron todos los récord, aumentando su deuda total desde menos de un 20% del PIB en 1975 a casi un 120% en la actualidad. Sólo el gobierno ha mantenido su nivel de endeudamiento, el que ha crecido desde 40% a poco más de un 50% del PIB. Si se suman todas estas deudas, el total ha crecido desde poco más de un 150% del PIB en 1975 a alrededor de un 300% del PIB en la actualidad.

Ferguson pronostica que la crisis se va a agravar seriamente. Las estimaciones de las pérdidas totales ocasionadas por la crisis han subido a un rango de 2,8 a 6 billones de dólares. Esta última cifra equivale a un 40% del PIB estadounidense. La economía de ese país se está contrayendo actualmente a una tasa anualizada de -5%. Las propiedades comerciales van a seguir a las habitacionales en su derrumbe. El índice accionario S&P ha caído más de 43% desde octubre del 2007. El aumento en el costo de los seguros respectivos pronostica una avalancha de empresas en cesación de pagos. La industria automotriz ya está con respirador artificial.

EE.UU. se encuentra en el centro de la crisis, pero Europa y Japón siguen de cerca y probablemente sufrirán shock aún mayores. En los que respecta a los BRIC – Brasil, Rusia, India y China -, están cayendo como ladrillos (bricks), dice Ferguson.

Las autoridades están experimentando en tiempo real no con una sino con dos teorías acerca de la Gran Depresión, continúa Ferguson. Por una parte Bernanke, siguiendo a su maestro Friedman quien la atribuyó a la falta de liquidez monetaria, ha inundado la economía de dinero. Por otra parte, Paulson se ha transformado en un improbable discípulo de Keynes, multiplicando el déficit fiscal intentando suplir la caída de gasto privado con aumento del gasto público.

De este modo, la crisis es tan profunda que ha logrado reconciliar el monetarismo y el Keynesianismo. De hecho, las medidas adoptadas son tan extremas, incluyendo la toma de control de los bancos por parte del gobierno, que a juicio de Ferguson se asemejan más a las adoptadas en el curso de las guerras mundiales: estamos con finanzas de guerra sin la guerra.

Todo ello elevará la deuda del gobierno hasta límites inconcebibles: en un año ha crecido de 10,0 a 17,8 billones de dólares y el próximo año subirá al menos en 2,2 billones adicionales con los gastos ya comprometidos. Para dar una idea de la magnitud de la deuda, hay que considerar que el PIB estadounidense es de aproximadamente de 14 billones de dólares.

Nial Ferguson concluye que esto es insostenible y una moratoria secular es inevitable. Tal como recomendaba hacer la biblia cada cincuenta años y de hecho ha ocurrido con esa frecuencia en la economía mundial en los dos últimos siglos. Recuerda que históricamente las deudas se han eliminado en una de cuatro formas: default liso y llano, reestructuración (por ejemplo mediante quiebras), inflación, y conversión.

Constata que ya las familias están siguiendo el primer camino y las empresas el segundo. Afirma que la inflación no es una preocupación inmediata puesto que el aumento de la base monetaria por parte del la Fed no está incrementando la cantidad total de dinero total disponible; los bancos están reduciendo sus colocaciones al mismo tiempo.

Recomienda la vía de conversión de deudas adhiriendo a la propuesta de su colega de Harvard Martin Feldstein, quién ha sugerido un castigo parcial y renegociación general a las deudas hipotecarias.

¡Menos mal que nadie puede acusar a Niall Ferguson de izquierdista o agorero!

Manuel Riesco Larraín, economista CENDA
http://mriesco-crisis.blogspot.com/

Facebook Comments

4,250,785FansMe gusta
173,781SeguidoresSeguir
292,134SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -