Joven preso del estallido social en La Serena resultó con fractura de brazo luego de un allanamiento

El hecho ocurrió tras el accionar de Gendarmería. Su familia acusa, además, haber recibido poca o nula información respecto a la situación, todo en el contexto de la pandemia por Covid-19.

1647

El pasado domingo y luego de una enfrentamiento entre reos y gendarmes del Centro Penitenciario de La Serena -Huachalalume-, un joven preso del estallido social recluido en el módulo 11 del penal, resultó con un brazo fracturado, siendo trasladado de urgencia al Hospital San Pablo de Coquimbo, donde debieron intervenirlo.

Esto ocurrió en el contexto de la pandemia por Covid-19, en que ya se han registrado en varias cárceles «motines y huelgas exigiendo condiciones mínimas de salubridad». Así lo reporta la cuenta de Instagram Vida Sin Barrotes, coordinadora de apoyo a los presos con enfoque anticarcelario, en la que relatan lo que pasó dentro de la cárcel de la Región de Coquimbo.

A raíz del enfrentamiento, Gendarmería ordenó un allanamiento. Fue en esa situación que funcionarios de la Unidad de Servicios Especiales (USEP) entraron al módulo 11 «golpeando a quien se le cruzara por delante», según denuncia la aludida organización. Tras esto resultaron tres personas heridas de gravedad, entre ellos, un joven preso del estallido social.

La Coordinadora Vida Sin Barrotes ha acusado igualmente poca o nula información entregada a la familia del joven respecto de su situación. Esto, además de que no pudieron ingresar a verlo una vez que estuvo en el hospital.

View this post on Instagram

¡URGENTE! ¡¡MÁXIMA DIFUSIÓN!! El domingo 10 de mayo de 2020, luego de un altercado, presos del módulo 11 del Centro Penitenciario de La Serena (Huachalalume) se enfrentan con gendarmes a primera hora de la mañana. A raíz del enfrentamiento, gendarmes de la USEP entran a allanar, romper todo lo que encontraran a su paso y golpear a quien se le cruzara por delante, resultando 3 compas con heridas graves, uno de ellos con fractura en uno de sus brazos, debiendo ser trasladado de emergencia al hospital San Pablo de Coquimbo. Al compañero lo tuvieron que intervenir de urgencia para juntar los huesos rotos. Queremos dejar en evidencia el actuar bestial de miembros de gendarmería, la poca nula información que entregaron hoy a familiares del compañero herido y la omisión de los sucesos que cotidianamente ocurren en los recintos carcelarios, sin embargo esto no es nada nuevo para lxs presxs y sus familias, ya que constantemente hacen abuso de su poder, maltratando de forma física, psicológica, emocional y sexual a lxs presxs sin importar que se trata de personas. En este contexto de la pandemia por covid-19, ya se han registrado motines y huelgas exigiendo condiciones mínimas de salubridad en otros penales, pero las respuestas de parte del Ministerio de Justicia y de Gendarmería es más violencia y represión. Sin embargo, estas movilizaciones dentro de los penales vienen desde hace años, dejando en claro el rechazo al negocio de las cárceles concesionadas, denunciando hacinamiento, falta de alimentación, poca opción para acceder a beneficios, rechazando el decreto 321, negando el sistema carcelario en su totalidad. Hacemos un llamado a difundir esta información y a estar al tanto de lo que sucede en las cárceles del territorio chileno, tanto de adultos como de menores, ya que la situación cada vez se vuelve más crítica debido al hacinamiento, el cese de las visitas y las vejaciones propias del encierro, las cuales no tienen intermediarios y todo queda a criterio de funcionarios de gendarmería que lo único que hacen es violentar, humillar y maltratar la dignidad de lxs presxs. ¡Privadxs de libertad, no de dignidad Coordinadora vida sin barrotes

A post shared by "Vida sin barrotes" (@coordinadora_vidasinbarrotes) on