Reimpulsan proyectos de ley que prohíben despidos mientras dure la pandemia

Iniciativas presentadas por las diputadas Gael Yeomans y Camila Vallejo modifican el Código del Trabajo y buscan concretar “medidas eficaces” para la protección de los trabajadores.

773

Después de los categóricos dichos del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, quien criticó las modificaciones realizadas en el Congreso a la Ley de Protección al Empleo, asegurando que los parlamentarios se pasaron «varios pueblos» al prohibir el retiro de utilidades y que esto podría ser un “incentivo al desempleo”, creció el malestar en la oposición.

Los proyectos presentados por las diputadas Camila Vallejo (PC) y Gael Yeomans (CS) el 18 y 23 de marzo, respectivamente, buscan modificar el Código del Trabajo para suspender o hacer improcedentes los despidos por fuerza mayor o necesidades de la empresa por el período de emergencia provocado por la pandemia de Covid-19.

Frente a la actual situación de crisis sanitaria y el confinamiento al que ha tenido que someterse la ciudadanía, es que ambas iniciativas son ahora reimpulsadas por las parlametarias.

Gael Yeomans señaló que “el Gobierno no ha presentado ninguna medida concreta para proteger a las y los trabajadores de manera efectiva frente a los despidos masivos que han vivido y no nos gusta el tono amenazante con que responde a la prohibición de repartir utilidades a la grandes empresas«. En ese sentido, agregó que «para proteger los sueldos de las y los trabajadores frente al retiro millonario de utilidades, hoy es indispensable adoptar medidas audaces en la protección a las y los trabajadores y sus familias”.

Actualmente, la tasa de desempleo correspondiente al trimestre enero-marzo es del 8,2%, lo que representa alrededor de 800 mil personas, mientras que el último registro de la Ley de Protección al Empleo muestra que 394.527 se han acogido. En suma, serían casi 1,2 millones de personas que estarían sin trabajar. La ministra del Trabajo, María José Zaldívar, vaticina que la tasa de desempleo podría rondar en torno al 18% “si es que las cosas no se hacen como deben ser”, una cifra no vista desde la crisis de 1982, donde se llegó a un 20%.

Relacionado:  Celag: 70% de los chilenos evalúa negativamente gestión de Piñera frente a la pandemia

Frente a esto, Catalina Pérez, presidenta de Revolución Democrática (RD), señaló que “cuando una escucha hablar a Briones o a Zaldívar pareciera que están más preocupados de cuidar el bolsillo de los empresarios que el de las propias familias. En este momento es importante dar certezas y para eso es prioridad proteger el empleo”.

Por su parte, el economista y ex decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Joseph Ramos, fue un poco más cauteloso y señaló que “a todas luces esta recesión será mayor que la del 2009”, oportunidad en la que la desocupación llegó a cerca del 10%. Hoy por hoy, se esperaría superar esos registros.

En tanto, Javiera Toro, presidenta del Partido Comunes, declaró que “desde el Frente Amplio hemos señalado que la crisis no la pueden pagar las y los trabajadores y por eso nos parece que lo primero es evitar los despidos con la excusa de la pandemia». En esa misma línea, añadió que «necesitamos garantizar a todas las familias que van a poder hacer cuarentena y cuidar su salud sin el riesgo de quedarse sin ningún sustento. Esperamos que todos los sectores políticos que han puesto tanto empeño en resguardar la economía, ahora muestren su compromiso con las familias trabajadoras”.

Finalmente, la diputada Gael Yeomans sostuvo que “este es un tema del que debe hacerse cargo el Congreso y el Gobierno. Cuando se proyectan estas cifras de desempleo debemos generar los mecanismos de resguardo para las y los trabajadores». «Si el Estado va a estar aportando económicamente a grandes empresas, lo mínimo es un compromiso para que no haya despidos de sus trabajadores. Debemos generar los mecanismos de protección que les permitan cuidarse, pero también subsistir”, concluyó la parlamentaria.