La empresa española que espió a Assange controlaba las visitas de rusos y norteamericanos

El director de la empresa dio instrucciones "por escrito"

Por NLara

Publicado en

Especiales / Free Assange

0 0


La información recopilada se enviaba a la sede de la empresa, en Jerez de la Frontera, donde se archivaban los perfiles de los visitantes por nacionalidades, profesiones, contactos, etc.


La empresa española Undercover Global S. L., que espiaba a Julian Assange cuando se encontraba en la embajada de Ecuador en Londres por petición de Estados Unidos, controlaba especialmente si entraban ciudadanos rusos y norteamericanos, según publica el diario El País.

«David Morales, director y propietario de Undercover Global S.L., exigió a sus hombres que catalogaran como objetivos de máxima prioridad a los ciudadanos rusos y norteamericanos que visitaran al activista», señala la investigación de El País, que se basa en testimonios y documentos.

El director de la empresa dio instrucciones «por escrito» a sus empleados para que vigilasen «esos dos objetivos».

La información recopilada se enviaba a la sede de la empresa, en Jerez de la Frontera, donde se archivaban los perfiles de los visitantes por nacionalidades, profesiones, contactos, etc.

Varios empleados de la compañía aseguran ahora que a este servidor, con todos los archivos, «se tenía acceso desde la CIA».

El foco sobre las visitas de rusos a Assange «se intensificó cuando se sospechó que pretendía salir de la embajada en 2017 con estatus diplomático ecuatoriano y dirigirse a Rusia, algo que sus abogados y el propio Assange niegan».

En 2012, Assange se refugió en la sede diplomática ecuatoriana tras perder todas las apelaciones contra la extradición que el Reino Unido se aprestaba a cumplir, accediendo al pedido de la Fiscalía sueca, que lo requería para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

El ciberactivista rechazaba su extradición alegando que Suecia lo entregaría a EEUU, donde podía enfrentar la pena capital por haber publicado miles de documentos secretos sobre las operaciones del Ejército estadounidense en Irak y Afganistán.

Ecuador anuló el asilo al ciberactivista australiano el pasado 11 de abril.

Fuente: Sputnik

Continúa leyendo…

Comentarios