Cuando Fiscalía se negó a investigar responsabilidades empresariales en incendios forestales 2017

Los incendios forestales en Chile de 2017 arrasaron con diversos territorios, muchos con origen intencional, generados en múltiples focos de las zonas centro y sur de Chile, con mayor intensidad en las regiones de O'Higgins, Maule y Biobío, principalmente en zonas bajo cuarentena de descontroladas plagas en plantaciones industriales de pinos y eucaliptos

El presidente Piñera se defiende en el presente ante las acusaciones #PandoraPapers sobre conflictos de intereses y transacciones irregulares en el caso Dominga, señalando que Fiscalía indagó y cerró la causa el año 2017. El mismo año, la Fiscalía se negó a investigar responsabilidades de empresas en los mega incendios forestales concentrados en las Regiones de O”Higgins, Maule y Bio Bio, zonas bajo cuarentena sanitaria, infestadas por descontroladas plagas en las plantaciones de pinos y eucaliptus.

Los incendios de 2017

Distintas organismos y personalidades, coincidieron en que el origen de los incendios fue antrópico, en zonas de monocultivos industriales de especies exóticas como el pino y eucaliptus, muchos de ellos intencionales. A fines de enero de 2017 hubo cuarenta y tres detenidos, sin embargo, no se determinaron móviles, salvo, de manera puntual, casos determinados relacionados a responsabilidades de empresas eléctricas con respecto a las cercanías de plantaciones y tendidos eléctricos en O”Higgins.

​ Los distintos focos tuvieron una extensión inédita, lo cual se explicaría por la convergencia de una alta velocidad del viento, altas temperaturas —tras sucesivas olas de calor—, baja humedad y la dificultosa geografía de los sectores afectados

 A fines de enero del 2017, de acuerdo a la información entregada por el Sistema de Información Digital para el Control de Operaciones (SIDCO) de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), la superficie total afectada a esa fecha por incendios forestales en Chile era de 587 000 hás. Los principales focos desde fines 2016 a principios 2017 por regiones fueron en: 105 143,97 hás. Región de O”Higgins;  272 449,23 hás. Región del Maule; y, 87 475,87 hás. Región del Bio Bio.

Al 4 de febrero del 2017, la ONEMI informaba que a causa de los incendios habían: 65 albergados, 7.314 damnificados, 1.610 viviendas destruidas y un total de 11 fallecidos. Asimismo, que se mantenía el Estado de Catástrofe en las provincias de Colchagua y Cardenal Caro, Región de O’Higgins, y en las regiones del Maule, Biobío y La Araucanía, con cientos de miles de hectáreas devastadas por los incendios.

Los eucaliptos se llaman “árboles gasolina”, porque producen un aceite altamente inflamable (…) Resinas también hay en los pinos. Ambas especies en monocultivo han contribuido a la expansión de los mega incendios en Chile en medio de una enorme crisis hídrica donde también son causa principal de esa devastación, cuyo modelo ha sido sostenido por un oligopolio multimillonario de empresarios y el estado chileno. Varios informes científicos dan cuenta de las implicancias de estas especies exóticas para la expansión de incendios, con amplios territorios devastados.

Solicitudes a Fiscalía para investigar responsabilidades empresariales

Sobre la intencionalidad de mega focos de incendios forestales, este venía siendo tema de preocupación de diversas organizaciones ambientales y mapuche en Chile desde hace años. En septiembre del 2015, representando a diversas organizaciones, una delegación se reunió con la Fiscalía Nacional, ocasión donde se comprometieron a investigar una serie de denuncias que dan cuenta de atentados que vinculan directa o indirectamente a empresas forestales, sin embargo transcurrió el tiempo y finalmente no se hizo absolutamente nada, diligencias que debían concentrarse en determinar responsabilidades ante la ola de incendios desde hace años y que tienen procedencia  intencional, incluso, algunos provocados con paracaídas como se demostró en San José del Maipo en enero del 2017.

Al año 2015, más de 300 páginas se entregaron a Fiscalía sobre diversos hechos que apuntaban a la responsabilidad de empresas forestales en diversas situaciones irregulares. Si bien, los antecedentes iniciales apuntaban sobre acciones que han tenido la intención de criminalizar causas del movimiento Mapuche, intensificar acciones represivas a comunidades, seguros de incendio y conflictos de intereses público – privado, ya desde allí se señalaba al organismo casos de relación de incendios con plagas, en particular, el de la avispa taladradora en pinos, hechos que se venían denunciando desde el año 2012.

“La avispa de la madera del pino Sirex noctilio, de origen europeo, se detectó por primera vez en Chile durante el año 2001 y provoca la muerte de los pinos que ataca, debido a que las hembras colocan sus huevos junto a un potente tóxico”, señalaba una publicación de Veo Verde el 2012.

Ante los mega incendios forestales de fines del 2016 y temporada estival del 2017, ciento diez organizaciones emplazaron a autoridades para poner fin al modelo forestal, dando cuenta de una serie de impactos y devastaciones y denunciando que el Ministerio Público se negaba a indagar sobre responsabilidades de empresas en los incendios. También se emplazó al Consejo de defensa del Estado ante su pasividad.

Fiscalía y los incendios en zonas de plagas

A fines de enero del 2017,  en medio de protestas en diversos puntos de Chile, organizaciones manifestaban: “El Ministerio Público jamás ha establecido líneas de investigación para determinar actos y responsabilidades relacionados a los intereses de empresas forestales, particularmente de las compañías forestal Mininco y Arauco”.

Sin embargo, el 3 de julio del 2017 algunos medios daban cuenta que: “Investigan relación de incendios forestales con plaga de avispas”.  El Diario El Mostrador publicó en portada el 3 de julio del 2017: “El fiscal Mauricio Richards, quien indaga los devastadores incendios forestales registrados el verano último en el sur del país, está investigando la relación que podrían tener los siniestros con un decreto que un mes antes había dictado el Servicio Agrícola y Ganadero y que declaraba en cuarentena los bosques de pino que terminaron convertidos en ceniza, ya que se encontraban prácticamente inutilizables debido a que estaban afectados por una plaga de avispas taladradoras”.

Luego de este anuncio, Fiscalía nacional emite a los dos días un comunicado, señalando que no mantiene Investigación en el caso denominado Avispa de la Madera, indicando el 5 de julio del 2017: “Ante las versiones de prensa publicadas por algunos medios de comunicación, la Fiscalía Regional del Maule da cuenta que en la actualidad no existe ninguna investigación abierta relacionada con una plaga de avispas taladradoras presente en los bosques maulinos y que tenga aquello alguna relación con los graves forestales que afectaron a la zona durante el verano”.

Agregó el comunicado: “Las investigaciones hoy están orientadas hacia otras materias, lo que no significa que de existir denuncias serias y concretas que estén dirigidas a posibles cobros indebidos de seguros a raíz de la presencia de la avispa, no sean éstas investigadas con la misma rigurosidad y profesionalismo con que se indagan todas las denuncias que llegan a conocimiento del Ministerio Público”.

Incendios y zonas de plagas

No era una sola plaga involucrada sino 5 las que fueron denunciadas y la de mayor descontrol era la denominada “avispa taladradora” (Sirex noctilio) expandida a numerosas zonas bajo estado fitosanitario y cuarentena en especial en toda la Región del Maula y gran parte de las regiones de O”Higgins, Bio Bio y la Araucanía.

A pesar de las diversas inversiones para controlar esta plaga desde entes fiscales, la plaga mantenía su expansión, dejando inutilizables a maderas de las plantaciones, crisis que iba más allá de un cobro de seguro. Organizaciones denunciantes indicaban que el tema de fondo “va más allá de esa situación (seguros), ya que existe un descontrol absoluto de plagas y ni la ciencia ni la tecnología, con fondos fiscales, han sido capaces de controlarlos, por el contrario, han venido en aumento”.  

Desde el año 1995 a la fecha, el Programa Sanidad Forestal Centro de Semillas, Genética y Entomología de CONAF ha identificado además de Sirex noctilio, a las siguientes plagas: •  Polilla del Brote el Pino; • Taladrador del Eucalipto; • Psílido del Eucalipto; y • Gorgojo del Eucalipto, ingresando a predios una serie de controladores biológicos, con el fin de intentar limitar sus expansiones, con el grave riesgo que eso significa para la flora y fauna.

Zonas de cuarentena previo a los incendios del 2017

 1.- RESOLUCIÓN EXENTA Nº:2305/2016 aplicada a toda la Región del Maule y Lolol en O”Higgins, señalándose: “Que, mediante las Resoluciones N°2.153/2011, N°313/2012, N°1.824/2012, N°877/2013, N°1.966/2013, N°699/2014, N°2.230/2014, N°29/2015, N°553/2015, N°1.968/2015, N°2345/2015, N°47/2016, N°556/2016 Y N°1445/2016 del Director Regional del Servicio Agrícola y Ganadero Región del Maule, se estableció el área bajo cuarentena y las medidas fitosanitarias para el control de Sirex noctilio en esta Región (…) Que, de acuerdo a las evaluaciones de la situación actual de Sirex noctilio en la Región, se hace necesario extender las medidas fitosanitarias establecidas en las Resoluciones señaladas en los vistos a todo el territorio de la Región”.

2.- RESOLUCIÓN EXENTA Nº:1675/2016, aplicada a Marchigue, Región de O”Higgins, señalándose: “Amplíese el área bajo cuarentena para el control de la plaga Sirex noctilio, en un radio de 20 kilómetros respecto del lugar de detección de la plaga que se indica: Marchigue 6.195.994 248.036”/

3.- RESOLUCIÓN EXENTA Nº:575/2016, Región del Bio Bio, aplicada a diversas comunas de la Región del Bio Bio, señalándose: “Que se hace necesario extender las medidas fitosanitarias, para el control de la plaga, establecidas en las Resoluciones señalada en los vistos, a la nueva área en que se ha detectado el insecto, que involucra territorio de las comunas de Arauco, Los Álamos, Lebu y Curanilahue. (…)  Que, dada la situación de esta plaga y para facilitar su control, se hace necesario extender las medidas fitosanitarias a la totalidad del territorio de la comuna de Curanilahue, de la Región del Bio Bio (…) RESUELVO:  Amplíese el área bajo cuarentena, para el control obligatorio de la plaga Sirex noctilio, a parte de las comunas de Lebu, Los Álamos y Arauco, en un radio de 20 kilómetros respecto del lugar de detección de la plaga que se indica”


Comparte ✌️

Comenta 💬