Este sábado se dará a conocer veredicto contra Martín Pradenas: Fiscalía lo acusa de siete delitos sexuales y pide 41 años de prisión

En concreto, los casos por los que se le acusa a Martín Pradenas son: abuso sexual de mayor de 14 años (4 años de presidio menor en su grado máximo), abuso sexual de mayor de 14 años, (4 años de presidio menor en su grado máximo), abuso sexual de menor de 14 años (5 años de presidio menor en su grado máximo), abuso sexual de mayor de 14 años ( 4 años de presidio menor en su grado máximo), violación de mayor de 14 años (10 años de presidio mayor en su grado mínimo), abuso sexual de mayor de 14 años (4 años de presidio menor en su grado máximo),

Pradenas

El Tribunal Oral en lo Penal (TOP) de Temuco entregará este sábado, a las 9.30, su veredicto de la investigación contra Martín Pradenas, a quien la Fiscalía acusa de siete delitos, cinco delitos de abuso sexual y dos delitos de violación, que habría cometido entre 2010 y 2019 en Temuco y Pucón.

Entre las víctimas figura el caso de la joven A.B. que terminó quitándose la vida, después de ser presuntamente violada por Pradenas en 2019, motivo por el cual el Ministerio Público solicitó distintas penas por cada uno de los hechos, las que en total suman 41 años de presidio.

En concreto, los casos por los que se le acusa a Martín Pradenas son: abuso sexual de mayor de 14 años (4 años de presidio menor en su grado máximo), abuso sexual de mayor de 14 años, (4 años de presidio menor en su grado máximo), abuso sexual de menor de 14 años (5 años de presidio menor en su grado máximo), abuso sexual de mayor de 14 años ( 4 años de presidio menor en su grado máximo), violación de mayor de 14 años (10 años de presidio mayor en su grado mínimo), abuso sexual de mayor de 14 años (4 años de presidio menor en su grado máximo), y violación de mayor de 14 años (10 años).

Alegatos de clausura

Ayer jueves comenzaron los alegatos de clausura, donde el fiscal Miguel Rojas aseguró que Pradenas actuó «utilizando el mismo modo de operar, aprovechándose de una situación de vulnerabilidad situacional, contextual, que vivían cada una de las víctimas las agredió sexualmente en distintas oportunidades», cita Resumen.

«A lo largo de este juicio quedó demostrado que esta misma forma de operar fue evolucionando en el tiempo en el sentido de que esta situación de vulnerabilidad fue aprovechada por el acusado para efectos de atacarlas de manera intempestiva, aprovechando que las víctimas quedaban paralizadas, choqueadas, aprovechándose también se de su mayor capacidad física», añadió.

«Comenzamos con hechos que son constitutivos de abusos sexuales para culminar con delitos que son constitutivos del delito de violación. A nuestro entender eso es lo que se ha acreditado a lo largo de estas más de treinta jornadas» concluyó el fiscal.

Cabe recordar que, durante el juicio, el fiscal Rojas explicó el perfil del imputado y los calificó como un hombre que «observa a las mujeres como un instrumento, las cosifica y las observa básicamente como un trofeo”.

A su vez, uno de los cinco abogados querellantes, el exfiscal Carlos Guajardo, planteó que desde las acusaciones se infiere que Pradenas atacaba y se aprovechaba de mujeres mayores y menores de edad, que se encontraban en evidente estado de ebriedad.

Por su parte, el abogado defensor de Pradenas, Gaspar Calderón, señaló que esperar que su defendido sea absuelto. “Evidentemente lo que ocurrió durante estas 30 sesiones es muy distinto a lo que se ofreció en la acusación en todos sus planos”, dijo.

La audiencia de este viernes comenzó a eso de las 9.15, donde abogados intervinientes han expuesto sus últimos argumentos, por lo que se espera que el tribunal entregue la resolución del caso.

En esta jornada, los alegatos de la fiscalía fueron entregados por el persecutor Raúl Espinoza, que se extendieron por cerca de 27 minutos.

Respecto al caso de A.B., el Ministerio Público acusa a Pradenas de aprovechar el estado etílico de la víctima con quien compartió la noche del 18 de septiembre de 2019 al interior de la discoteca Sala Murano de Pucón. Luego, a la salida de la misma, habría cometido la violación, según la imputación. “Sus funciones corticales superiores (de A.B.) estaban disminuidas, no tenía posibilidad alguna de discernir en materia sexual y de hecho se aprovechó el imputado, luego de acosarla en una discoteque, luego de llevarla a tirones en los distintos sitios del suceso, uno de ellos solitario y otro rodeado de amigos del imputado. Entendemos que la víctima estaba incapacitada para oponer resistencia”.

La abogada Silvana del Valle, una de las juristas querellantes, llamó a que “este tribunal condene al señor Pradenas por sus conductas, por los delitos cometidos, por las normas actualmente vigentes en Chile y que permita así transformar a este tribunal en un órgano estatal que esté colaborando en la erradicación de la violencia hacia las mujeres y las niñas”, consignó La Tercera.

Pradenas prefirió guardar silencio

Cabe destacar que el imputado, a quien se el juez Roberto Herrera ofreció la palabra, prefirió acogerse a su derecho de guardar silencio. “Voy a reservarme, señor magistrado”, dijo Pradenas.

“El tribunal en consecuencia declara cerrado el debate y se retira a deliberar”, finalizó el juez.


Comparte ✌️

Comenta 💬