Captan a Bolsonaro, contagiado de COVID-19, paseando en moto y sin mascarilla

455

El presidente brasileño Jair Bolsonaro,contagiado con COVID-19 desde hace dos semanas, fue captado este jueves paseando en moto y sin mascarilla por los alrededores del Palacio de la Alvorada de Brasilia, saltándose algunas de las normas básicas del confinamiento

Según las imágenes difundidas por los medios, Bolsonaro incluso paró para conversar con unos barrenderos que limpiaban los jardines y que tampoco estaban debidamente protegidos.o hacontagiarlos de coronavirus.

Bolsonaro anunció que se había contagiado con COVID-19 el pasado 7 de julio. Ese mismo día aseguró que cumpliría la cuarentena . Desde entonces, pasó a trabajar desde la residencia oficial, y aprovechó para hacer campaña  a favor del uso de la hidroxicloroquina en vídeos en sus redes sociales o en contacto directo con sus simpatizantes que acuden a verle.

El pasado domingo, el mandatario ultraderechista salió a los jardines y levantó en dirección al cielo una caja del polémico medicamento, frente a un grupo de sus seguidores, reseñó El Mundo.es.

Sin embargo, las autoridades sanitarias han advertido que la hidroxicloroquina y la cloroquina no son eficaces para pacientes de COVID-19 y que pueden causar graves efectos secundarios.

El presidente paró a charlar con unos barrenderos que tampoco llevaban ninguna protección.
Jair Bolsonaro conversando con unos barrenderos que tampoco llevaban ninguna protección. Foto: Reuters.

El martes, Bolsonaro se sometió a un tercer test y dijo que esperaba que diera negativo, porque ya planeaba retomar su agenda oficial este mismo viernes, con un viaje al noreste del país, pero la prueba volvió a dar positivo.

El paseo en moto no supone el primer incumplimiento de las recomendaciones médicas, pero sí el primero desde que está oficialmente enfermo. Desde el inicio de la pandemia Bolsonaro se reunió con cientos de personas, acudió a manifestaciones en su favor y visitó establecimientos comerciales, haciéndose fotos y saludando amigablemente a todo el mundo.

Relacionado:  Sao Paulo pospone regreso a las aulas de clases: epicentro de la pandemia en Brasil

Partidos de la oposición y movimientos sociales definieron estas actitudes como posibles atentados contra la salud pública en las peticiones de juicio político que se han presentado en el Congreso Nacional.

Brasil supera ya los 84.000 muertos por coronavirus y tiene casi 2,3 millones de casos confirmados, según datos oficiales.

La mayoría de estados han reanudado a actividad económica, aunque el país suramericano sigue registrando una media de más de mil muertes al día.

Sigue leyendo: