es Spanish

Colombia intenta disminuir el índice de embarazos adolescentes con “bebés robots”

La Alcaldía de Caldas, un municipio a media hora de Medellín, Colombia, acaba de iniciar un programa psicoeducativo con “bebés robots” para prenevir los embarazos en mujeres adolescentes.

Se trata de un simulador de bebé, un muñeco de caucho con un software instalado y debidamente programado para actuar como un recién nacido.

Estos muñecos piden a sus virtuales madres que los alimenten, que les cambien el pañal y que los acomoden adecuadamente.

Son «bebés» de 0 a 2 meses, que al igual que los de carne y hueso, requieren de los cuidados tanto del padre como de la madre, aproximadamente cada hora.

La iniciativa forma parte de un programa dirigido a colegios públicos y privados para limitar los embarazos adolescentes en esta población al noreste de Colombia, que registra unos 78.000 habitantes.

La idea ha sido implementada hasta ahora al menos en 89 países con talleres, trabajo familiar y clases de educación sexual.

El secretario municipal de Salud, Juan Carlos Sánchez, asegura que «con esta estrategia logramos disminuir incluso el número total de embarazos adolescentes”.

Algunas de las adolescentes que han tenido la oportunidad de jugar a ser madre afirman que esta experiencia es “demasiado dura”.

Susana Ortegón, una niña de 13 años, reconoce que ser mamá o papá no es fácil en estos tiempos: “Es algo, ay no, es horrible, ¡horrible! Además, el bebé no para de llorar y debes estar como siempre al cuidado de él», dijo a la AFP.

En la experiencia también se han apuntado hombres, quienes reconocen que los sacrificios no son solo de las madres antes, durante y después del embarazo.

En Colombia el 20 % de los bebés que nacieron en 2018 fueron de madres entre los 10 y 19 años.

Inocencia interrumpida

Datos oficiales indican que en Colombia el 20 % de los bebés que nacieron en 2018 fueron de madres entre los 10 y 19 años.

Según el departamento nacional de estadística, en 2017, cuando las autoridades locales comenzaron con la novedosa metodología, registraban 168 embarazos en jóvenes entre 13 y 19 años. El año pasado se redujeron a 141.

Las autoridades aseguran que padres y madres han recibido el programa con agrado, ya que está dirigido a estudiantes de ambos sexos y no es obligatorio.

En Caldas, el programa ha llegado a más de 1.200 menores de edad. Los promotores aseguran que la experiencia ha sido exitosa a tres años de aplicarse. Sin embargo, reconocen que no es suficiente.

Padres y madres han recibido el programa con agrado, ya que está dirigido a estudiantes de ambos sexos y no es obligatorio.

Un resultado inesperado

Si bien el programa ha tenido buena receptividad por parte de la población juvenil, algunos consideran que promueve el sexo y aseguran categóricamente que no quieren ser papás adolescentes.

«No tengo pensado, ni loco, hacerlo a esta edad», sino hasta que tenga un trabajo y pueda darle «una vida digna», manifestó Miguel Ángel, un joven de 17 años de edad que participó en el programa.

Con base a estas afirmaciones, un estudio, publicado en la revista científica The Lancet en 2016, señala que las adolescentes que participan en programas similares pueden ser más propensas a quedar embarazadas.

Tras experimentar con dos grupos de 3.000 niñas de entre 13 y 15 años en Australia, a quienes los investigadores les dieron «bebés robots» y clases tradicionales de salud sexual, las niñas enroladas en el programa de Crianza Infantil Virtual (bebés robots) tuvieron mayores tasas de embarazos y abortos.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), América Latina y el Caribe es la región con más embarazos adolescentes en el mundo después de África.

4,225,543FansMe gusta
152,248SeguidoresSeguir
288,674SeguidoresSeguir
16,453SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -