Continuarán con las charlas educativas

Fundación Alejandro Márquez González de pie contra el grooming en escuelas de Venezuela

Dentro del proceso para evitarlo, se establecen normas que son muy básicas, pero resultan clave para no ser víctima de este delito


El grooming es el contacto con fines sexuales por medio de internet, redes sociales y chats con menores de 18 años. El uso de este mecanismo electrónico da facilidad al victimario de emplear la mentira como herramienta, esto con el propósito de ganarse la confianza de los menores estableciendo un vínculo de confianza con la víctima. Es por ello de vital importancia iniciar mecanismos que acaben con este tipo de acciones que atentan contra de la integridad de niños, niñas y adolescentes en Venezuela.

La Fundación Alejandro Márquez González, se encuentra en pie de lucha contra estas acciones en escuelas, apoyando la campaña que fue puesta en marcha desde el año pasado en este país, y que es el resultado de una iniciativa que tiene como principal objetivo acercarse a posibles víctimas, como niños, niñas y adolescentes, para sugerir medidas preventivas y ofrecer el asesoramiento debido a quien lo necesite.

Alejandro Márquez González - Notitarde
Existe la necesidad de que los padres y representantes jueguen un rol más activo y comprometido con la formación y el sano desarrollo de sus hijos y/o representados, a través de su participación en las gestiones en las escuelas. Foto: El País

El coordinador del programa, Augusto Padrino, acompañado de fiscales de Violencia de Género, Familiar y Sexual, así como con el apoyo técnico y logístico de otras instituciones públicas y privadas, brindaron una charla sobre grooming para alumnos de primaria y secundaria de varias escuelas del país caribeño.

“En cada encuentro nos sorprendemos por el interés que demuestran los niños y adolescentes acerca de los temas que tratamos”, sostuvo Vladimir López, director de la escuela Petare II, sede piloto del programa. Mientras que, Augusto Padrino añadió, “se trata de una temática que debe ser hablada para brindarles herramientas. Es parte de nuestro rol como adultos cuidarlos e informarles que tienen el derecho a saber como cuidarse”.

Padrino manifestó estar muy satisfecho por la receptividad e interés demostrada por los alumnos y remarcó que “ese compromiso nos incentiva a seguir adelante con las charlas en nuestra escuela y apoyar para realizarlas en otras escuelas”.

Mecanismo de captación y acoso a la víctima

Hay cuatro etapas en la comisión del delito de grooming, aunque es importante precisar que no en todos los casos es de la misma forma.

Etapa 1

El victimario o victimaria suele fingir ser menor de edad, con la intención de generar un lazo de amistad con la víctima.

Etapa 2

Ya construido el vínculo o lazo afectivo, el segundo paso es obtener información clave del o la menor.

Etapa 3

El acosador o acosadora busca que la víctima se filme (video) o se fotografíe sin ropa, específicamente realizando expresiones de connotación sexual.

Etapa 4

Por último, el autor del delito comienza a extorsionar a la víctima, la amenaza con contarle a sus padres o con difundir las fotos.

Todo esto se desarrolla con el objetivo de obtener más material pornográfico o encontrarse cara a cara para concretar un abuso sexual.

La prevención

La educación establecida en los hogares de los menores es de vital importancia, los padres deben avocarse a verificar las conexiones digitales (Internet, RRSS) de sus hijos. Fomentar la confianza, este último elemento de jerarquía crucial ya que permitirá que el o la menor se comuniquen de manera efectiva ante cualquier eventualidad.

Dentro del proceso para evitar el grooming, se establecen normas que son muy básicas, pero resultan clave para no ser víctima de este delito. Es fundamental que los menores rechacen cualquier tipo de solicitud de amistad que les llegue de un desconocido o desconocida a través de las redes sociales. De la misma forma, nunca deben aceptar ni descargar archivos cuya procedencia desconocen ya que desde estos archivos se pueden grabar programas en el sistema informático que permiten robo de información, así como el phishing o suplantación de identidad.

En las redes sociales, deben usar perfiles privados, esto permite que cualquier solicitud que se realice, deba pasar por el filtro de aceptación, permitiendo verificar al posible contacto y sobre todo informar por cualquier inquietud o sospecha. Muchos de estos acosadores usan como mecanismo solicitar inicialmente a amigos del entorno del o la menor, esto para que, al momento de realizar la acción de contacto, le genere confianza ya que es “amigo” o “amiga” de personas de su entorno.

Para cualquier actividad que se haga en internet o en computadoras en red, siempre se debe usar una contraseña que sólo ellos (los o las menores) conozcan, y que no deben compartir ni informarle a nadie. Si se usa un equipo de un lugar público, de un conocido o un familiar para abrir aplicaciones de redes sociales, nunca dejar las sesiones abiertas y verificar que la contraseña no quede guardada en el dispositivo.

En relación a las fotos y videos, debe recordarse que cualquier imagen personal o de nuestros contactos que se publique en sitios públicos, podrá ser vista por cualquier persona y es muy difícil eliminarla permanentemente o ‘darle de baja’ de los sitios web.

Delito

En Venezuela el grooming es un delito penado con prisión a quien, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma.

Vía: María Fernanda Araujo

Te puede interesar

Pedro Guzmán
En principio Humanista y amante de la vida. Periodista, Magister Scientuarun en Relaciones Internacionales
4,224,851FansMe gusta
142,914SeguidoresSeguir
289,005SeguidoresSeguir
16,459SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -