Maduro entrega a la ONU carta en rechazo a informe sobre Venezuela de Bachelet

0
690

El representante permanente de la República Bolivariana de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) con sede en Ginebra, embajador Jorge Valero, hizo entrega este viernes de la carta enviada por el presidente Nicolás Maduro a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

A través de la misiva, que fue recibida por la alta comisionada alterna, Kate Gilmore, el mandatario venezolano expresa su mayor y absoluto rechazo al informe presentado el pasado 5 de julio por la alta comisionada Michelle Bachelet ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con relación a la situación de los DD. HH. en Venezuela.

Presidente Maduro exige rectificación al lesivo informe de la alta comisionada Michelle Bachelet sobre Venezuela

A través de la misiva, cuya síntesis fue leída por el diplomático luego de la consignación, el mandatario venezolano expresa su mayor y absoluto rechazo al informe presentado por Bachelet ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

El jefe del Estado venezolano argumenta que el contenido de ese informe es profundamente lesivo a la dignidad del pueblo venezolano y a la verdad de la situación de los derechos humanos en Venezuela.

“Lamentablemente salta a la vista que NO ESCUCHÓ A VENEZUELA. El informe en cuestión resulta un calco de anteriores elaborados por su predecesor que ―como es de conocimiento público― orientó su gestión a la construcción de un ilegal e inmoral expediente contra Venezuela, con el único objetivo de criminalizar al Estado venezolano”, destaca el texto.

El dignatario venezolano enfatiza igualmente que el informe está plagado de falsas afirmaciones, tergiversaciones y manipulaciones en el uso de datos y fuentes; carente de equilibrio y rigor, abiertamente parcializado, que presenta un panorama distorsionado de la situación de derechos humanos en nuestro país.

“No recoge las informaciones y datos aportados por el Estado, sino por manidas matrices mediáticas impuestas por la hegemonía comunicacional imperial. Es un peligroso eslabón para la intervención de Venezuela, promueve la impunidad de una oposición que banaliza su desprecio por la vida y alienta la comisión de golpes de Estado, intentos de magnicidio, violencia y desestabilizaciones”, señala la misiva.

El presidente Maduro también cuestiona la matriz de “crisis humanitaria” que sugiere el informe, “cuando el Gobierno de Estados Unidos ha despojado a Venezuela de más de 30 mil millones de dólares de sus activos petroleros en el extranjero y ha bloqueado y confiscado más de 7 mil millones de dólares destinados a la compra de alimentos y medicinas”.

Mediante el documento, el jefe del Estado venezolano reprueba el contenido del informe y exige una inmediata rectificación y corrección de los “graves” errores, falsas acusaciones y omisiones que contiene.

“Sepa usted que Venezuela seguirá de pie, victoriosa, que ningún falaz informe ni agresión podrá con nuestra férrea determinación a seguir siendo un pueblo libre y soberano. Desde la Tierra de Bolívar y Chávez me despido, y le exijo una pronta rectificación de dicho informe”, añade la carta.