Arauz fue el candidato mas votado el 7 de febrero

Internacional Progresista llama a defender democracia en Ecuador ante campaña sucia contra Arauz

La organización advirtió que buscan "retrasar las elecciones y prevenir la formación de un bloque progresista, indígena y feminista"

internacional progresista andrés arauz

La organización Internacional Progresista denunció que existe «una campaña sucia y deshonesta» para sacar al candidato de izquierda Andrés Arauz de la contienda electoral por la Presidencia de Ecuador.

Esa campaña, dirigida —según la organización— por «fuerzas reaccionarias», tanto dentro de Ecuador como en todo el hemisferio, también busca «retrasar las elecciones y prevenir la formación de un bloque progresista, indígena y feminista», reseñó la cadena RT.

Por ello, la Internacional Progresista considera que «la democracia de Ecuador está siendo atacada» y se debe «luchar para defenderla».

De acuerdo con este movimiento internacional, la «reacción violenta» por parte de estos actores se dio luego de que Arauz fuera el candidato más votado en los comicios presidenciales del pasado 7 de febrero, al conseguir 3.033.753 votos, 32,72 % del total, según los resultados finales del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Aunque fue el más votado, no resultó ganador, puesto que para ganar en primera vuelta se necesita alcanzar 50 % de los sufragios más uno o al menos el 40 % y una diferencia mayor de 10 puntos sobre el segundo. Por ello, Arauz se enfrentará en un balotaje el 11 de abril con el candidato que quedó en segundo lugar, que fue Guillermo Lasso, del movimiento Creando Oportunidades (CREO) en alianza con el Partido Social Cristiano (PSC).

Ataques a la democracia

En el comunicado de la Internacional Progresista, firmado, entre otros, por el estadounidense Noam Chomsky y los argentinos Alicia Castro y Adolfo Pérez Esquivel, mencionan varias acciones en particular que constituyen este ataque a la democracia ecuatoriana.

En primer lugar, señalan la pretensión, sin precedentes, de las autoridades electorales de realizar un «recuento» de los votos, tras un acuerdo entre Lasso y Yaku Pérez, candidato del indigenista Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik (MUPP), que quedó en tercer lugar en los comicios y ha denunciado un presunto fraude en su contra. 

«No hubo ninguna base legal para este recuento, ni evidencia de fraude que lo justifique«, expresa la Internacional Progresista.

Otra de las acciones que observó esta organización es la medida iniciada por la Fiscalía General del Estado (FGE) con la intención de registrar y retener la información de la base de datos del CNE. Con ello, dice la Internacional Progresista, «la Fiscalía está intensificando sus esfuerzos para desestimar los resultados de la primera vuelta«.

Una actividad más de este ataque proviene desde el exterior y tiene que ver con la publicación que hizo el medio colombiano Semana, donde señala un presunto financiamiento a la campaña electoral de Arauz por parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que habría sido facilitado con la ayuda de la Internacional Progresista.

«Ecuador tiene una larga tradición de guerra jurídica contra sus fuerzas progresistas. La absurda mentira sobre el ELN es simplemente la última táctica de guerra jurídica para impedir que lleguen al poder», dicen en el comunicado, en el que recuerdan que estos rumores fueron fácilmente desmentidos por diversos expertos y descartados por la Internacional Progresista.

Fuente: RT.

Compártelo

Comentarios