La polémica es por los efectos secundarios

Pfizer se niega a aceptar las condiciones impuestas por Bolsonaro

En la actualidad, Brasil solo tiene contratos firmados con el laboratorio AstraZeneca y Sinovac para la compra de vacunas

pfizer vacuna bolsonaro brasil

La farmacéutica Pfizer informó a senadores brasileños que no aceptará las condiciones impuestas por el presidente Jair Bolsonaro, en medio del proceso de negociación para comprar las vacunas contra el COVID-19 y aplicarlas en el país sudamericano. 

Durante una reunión virtual con el presidente de la cámara alta, Rodrigo Pacheco, y con el senador Randolfe Rodrigues, ejecutivos de la farmacéutica estadounidense informaron que no aceptarán las condiciones del Gobierno brasileño de tomar la responsabilidad de posibles demandas judiciales en caso de que el fármaco presente efectos adversos durante su aplicación, según informó Folha de Sao Paulo

En este sentido, Pfizer busca que cualquier disputa con el Gobierno brasileño sea resuelta en una Cámara de Arbitraje de Nueva York, EE. UU., reseñó la cadena RT.

Una vacuna (imagen referencial) - Sputnik Mundo, 1920, 22.02.2021
Foto: web/referencial.

Desde el pasado 17 de diciembre, Bolsonaro criticó la postura de Pfizer de no asumir la responsabilidad ante posibles efectos secundarios derivados de su fármaco. 

El 6 de febrero, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil informó que Pfizer había solicitado el registro definitivo de su vacuna contra el COVID-19. De esta manera, la farmacéutica esperaba obtener la «luz verde» para comenzar a comercializar, distribuir y utilizar el fármaco en Brasil.  

Como parte del proceso regulatorio, un equipo técnico de Anvisa certificó el 18 de febrero a tres empresas involucradas en el proceso de fabricación de la vacuna de Pfizer. Sin embargo, la negativa del Gobierno de Bolsonaro de aceptar los términos impuestos por la farmacéutica estadounidense para la comercialización de la vacuna ha paralizado la negociación. 

Reunión para avanzar en acuerdos

Pacheco y Rodrigues se reunieron no solo con representantes de la farmacéutica Pfizer sino también con los de Jansenn para intentar facilitar la llegada de más vacunas contra el COVID-19 a Brasil, refirió la agencia Sputnik.

En un comunicado divulgado en su página web, el Senado informó que durante la reunión, por videoconferencia, se trató la aprobación de la ley 1.026/2021, con dispositivos «que prevén la responsabilización del Estado por eventuales efectos negativos de los inmunizantes».

En su texto original, la citada ley, que aún no fue aprobada, flexibiliza las reglas para la adquisición de vacunas, pero no prevé responsabilizar al Gobierno en caso de que haya efectos adversos.

Noruega: Vacuna Pfizer, 'demasiado peligrosa' para los muy mayores |  HISPANTV
Foto: AFP/referencial.

El senador Rodrigues incluyó una enmienda para que el Gobierno se haga responsable, requisito que los laboratorios consideran imprescindible para poder firmar un contrato de venta de vacunas.

En la actualidad, Brasil solo tiene contratos firmados con el laboratorio AstraZeneca y Sinovac, las dos vacunas que se están usando actualmente entre la población.

Sin embargo, desde hace tiempo crece la presión para que se firmen más contratos con otras farmacéuticas, ya que las vacunas son insuficientes hasta el punto de que en los últimos días varias ciudades tuvieron que parar de vacunar por falta de dosis.

En este sentido, Pacheco se reunirá con el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, para avanzar en la posibilidad de crear las condiciones necesarias para la llegada de más vacunas.

Fuentes: RT, agencia Sputnik.


Comparte ✌️

Comenta 💬