sábado, octubre 19, 2019

Alarma en Putaendo: pretenden procesar allí la escoria de la Fundición Chagres

Vecinos de la localidad de El Tártaro expresan su preocupación por el proyecto que implica procesar escoria de la Fundición Chagres en la comuna de Putaendo, en la precordillera de la Región de Valparaíso. Además, manifiestan su inquietud ante la construcción del embalse Chacrillas y las obras de la Minera Río Tinto, que están afectando seriamente el ecosistema del sector Los Patos.

La junta de vecinos N° 11 El Tártaro comunica a la comunidad de Putaendo y a la opinión pública en general:

Hace algunos días se informó por la prensa de la zona que se implementó un plan regional de descontaminación para Catemu, con un aporte regional de $ 236 millones, y que coincide con el proyecto de procesar la escoria de la Fundición Chagres –propiedad de Anglo American- en Putaendo.

El alcalde de Putaendo, Guillermo Reyes, ha declarado a la prensa que es casi imposible que la Dirección de Obras de nuestra municipalidad pueda oponerse a este proyecto, por estar por debajo de las 5.000 toneladas mensuales. El proyecto fue presentado por 4.999 toneladas al mes ya que así se evita el estudio de impacto ambiental.

Mirado desde ese punto de vista, quiere decir que este proyecto de 4.999 toneladas podría ejecutarse sin mayores problemas en medio de cualquier población de San Felipe, Los Andes, Llay Llay, Quillota o Valparaíso. A no ser que se considere que los habitantes de la población de Casa Blanca y del valle de Putaendo en general son ciudadanos de segunda categoría.

“Hasta la más mínima acción humana tiene un impacto sobre el medio
ambiente”.

La junta de vecinos N°11 el Tártaro informa a la comunidad que existe:

1) Reglamento del sistema de evaluación de impacto ambiental del
Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Diario Oficial, 3 abril de 1997, N° 35731).

Relacionado:  Calbuco: Operativo retira 180 metros cúbicos de basura desde el borde costero

2) Sistema de evaluación de impacto ambiental y participación ciudadana. Administrado por la Comisión Nacional del Medio Ambiente –Conama-, organismo estatal que cada día va perdiendo credibilidad.

3) Existe un Estado de Derecho.

4) Una Constitución Política.

5) Tratados internacionales sobre medio ambiente y protección de campesinos e indígenas.

Estas son las armas de defensa del valle de Putaendo.

Foto: descarga de escoria de la Fundición Chagres.

RESGUARDO DE LOS PATOS

Y la historia se repite: en el año 1600 aproximadamente, comenzó la repartición de tierras por parte de los españoles y la Iglesia en el valle de Putaendo: Los agustinos, Álvarado, de la Barrera, Ahumada, Herrera, Silva, Rasgado, Toro Mazote, etc., corriendo a los pueblos originarios; a algunos con suerte se les otorgó una pequeña extensión de tierra llamada “Resguardos”.

Relacionado:  Manifestación en ruta 5 Freire – Pitrufquén contra proyectos de hidroeléctrica y termoeléctrica

Pronto morirá el Resguardo de los Patos con su arqueología que a nadie parece importar, ni siquiera a los que reciben sueldo por velar por el “patrimonio de Putaendo”.

Nuestros reparos al embalse Chacrillas se deben a que los campesinos están mal informados y no saben que sus derechos en el embalse no serán más allá del 5% de sus aguas, y que, por el sistema de tributación, lo pagarán sólo ellos. En concreto, ese embalse beneficiará sólo a los empresarios agrícolas de la zona y a la minera Río Tinto.

Más adelante la minera Río Tinto, aparte de nuestra agua, necesitará una carretera, y, como alguien tiene que pagar, posiblemente nos pongan un peaje en Punta del Olivo u otro lugar cercano.

Fernando Puebla
Presidente
Junta de Vecinos N°11 el Tártaro

El Ciudadano

Comentarios

Ayúdanos!

2 COMENTARIOS

4,253,626FansMe gusta
189,435SeguidoresSeguir
295,771SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos