Alcalde de Puchuncaví ordena demoler obras de central Campiche

El alcalde de Puchuncaví, Agustín Valencia, ordenó a la empresa AES Gener demoler nueve obras de la planta generadora Campiche, ya que no cuentan con los permisos de edificación pertinentes


Autor: Mauricio Becerra


El alcalde de Puchuncaví, Agustín Valencia, ordenó a la empresa AES Gener demoler nueve obras de la planta generadora Campiche, ya que no cuentan con los permisos de edificación pertinentes.

Según el Decreto Alcaldicio Nº 1699 del 22 de septiembre de 2009, la empresa generadora debe demoler 9 edificaciones de la central, lo que involucra a gran parte de las obras. Esto fue detectado en una inspección hecha el 1 de septiembre.

Las obras sin permiso son las losas, fundaciones y muros en calderas y el edificio del control principal. Además la turbina de vapor, los espacios destinados al tratamiento de aguas y riles, y la estación de bombeo.

El decreto de demolición establece que de no cumplirse la orden municipal en 60 días, funcionarios municipales harán las demoliciones. Esto se establece en aplicación del  artículo 148º de la Ley General de Urbanismo y Construcciones (LGUC) el cual dice que, a costa del propietario, se deben demoler las obras de construcciones que violan el marco regulatorio urbanístico.

Valencia agregó que en la construcción de la tercera etapa de la central Ventanas, AES Gener actuó de forma similar.

La termoeléctrica Campiche comprenden una inversión de 500 millones de dólares y entregaría al Sistema Interconectado Central (SIC) unos 270 MW. La empresa espera que a fines del 2011 entre en operaciones.

AES Gener niega las faltas municipales y sostiene que la Contraloría y el Ministerio de Vivienda establecieron que las termoeléctricas no requieren de permisos municipales.


LA CORTE SUPREMA Y EL USO DEL SUELO

Al decreto alcaldicio se suma el dictamen emitido por la Corte Suprema en junio, la que declaró ilegal el permiso dado por la Comisión Regional del Medio Ambiente de Valparaíso, por que la zona donde se pretende instalar una planta termoeléctrica está únicamente destinada al desarrollo de áreas verdes y de áreas recreacionales, según establece el plano regulador.

La solicitud fue presentada por las comunidades de Puchuncaví en contra de la decisión de la Corema de Valparaíso que autorizó el funcionamiento de la Central Termoeléctrica de Campiche, ubicada en las cercanías de dicha comuna.

En marzo el Consejo Ecológico de Puchuncaví-Quintero denunció que el abogado representante de la Corema de Valparaíso ante la Corte Suprema, Walter Traub, es el mismo que ha asesorado a la empresa AES Gener para su proyecto a petcoke.

POLÍTICA DE HECHOS CONSUMADOS

En una práctica acostumbrada de estos grandes proyectos, AES Gener ya llevaba un 40% de avance en las obras de Campiche, pese a que no había permisos de edificación. La construcción final termina siendo así aceptada y después se pagan las multar pertinentes.

Patricio Herman de Defendamos la Ciudad dijo que si bien las centrales de generación eléctrica no requieren permisos de edificación, sí lo requieren “todas las obras complementarias, como las de oficinas y otras y éstas carecen de autorizaciones por la razón que el uso de suelo no permitía su emplazamiento en un área verde. Por  lo tanto, es absolutamente procedente el actuar del alcalde Agustín Valencia, quien se ha limitado a ejercer sus atribuciones contempladas en la LGUC”.

Herman agregó que el que hace tiempo debiera haber ejercido su rol fiscalizador es el Seremi de Vivienda y Urbanismo de la V Región, “ya que el artículo 157º de esa ley sectorial dice que él, con el auxilio de la fuerza pública, debe ordenar la demolición de las obras que se ejecuten en contravención a los Planes Reguladores o sin haber obtenido el correspondiente permiso municipal, lo que se dio en la especie, pero ese funcionario parece que se asustó y no aplicó su potestad”.

El Ciudadano


Comenta



Busca en El Ciudadano