Comunidad de Huasco exige a AES Gener y Ministerio de Energía el cierre de termoeléctricas Guacolda 1 y 2 en 2022 y 2023

Doris Zamorano, dirigenta de la zona, ha señalado que “llevamos décadas siendo contaminados por termoeléctricas a carbón, centrales que ya cumplieron su vida útil y que ya recuperaron sus ganancias con creces. ¡Necesitamos que nos dejen de enfermar!”.

915

El Ciudadano

A través de una carta dirigida al ministro de Energía Juan Carlos Jobet, los representantes de la sociedad civil del Consejo para la Recuperación Ambiental y Social (CRAS) de Huasco exigieron el cierre de las centrales Guacolda 1 y 2, de la empresa AES Gener para los años 2022 y 2023.

La exigencia por parte de la sociedad civil había sido comunicada formalmente en la primera reunión anual del CRAS de Huasco el 12 de marzo pasado. Allí, 14 de los 15 asistentes -entre ellos la Municipalidad de Huasco, la Seremi de Medio Ambiente, el Gobierno Regional, CAP Minería y juntas de vecinos- acordaron solicitar formalmente incorporar el retiro de dichas centrales al Programa de Descarbonización del Gobierno, para los periodos 2022 y 2023, respectivamente.

Valle del Huasco

En dicha ocasión, el representante de AES Gener manifestó que esta decisión no era resorte de la empresa, aduciendo que era facultad del Ministerio de Energía disponer del cierre de las centrales, según fecha que la autoridad estime conveniente.

Con la pelota en la cancha del Ministerio de Energía, la comunidad de Huasco demandó el cierre de las centrales Guacolda 1 y Guacolda 2, dado que existen estudios técnicos que justifican la factibilidad técnica, económica y social de cerrar dichas centrales sin riesgo para la seguridad, calidad y precios de la electricidad para los clientes regulados.

CRAS de Huasco

La comunidad ha manifestado su descontento con el Plan de Descarbonización del Gobierno, dado que, aunque la comuna se encuentra desde el año 2012 en Estado de Latencia por contaminantes atmosféricos MP10, Huasco es la única “zona de sacrificio” del país en la que dicho plan no considera el cierre de ninguna central termoeléctrica a carbón para antes del 2025.

Relacionado:  Vecinos exigen a Alessandri el cese de hostigamientos a personas de la calle: Municipio les arroja sus cosas a la basura

Lo anterior implica que la comunidad seguirá expuesta a los altos índices de contaminación por 20 años más, por lo que continuarían sufriendo los graves impactos a la salud que implica vivir cerca de termoeléctricas a carbón. Esto repercute en el riesgo de enfermar y morir por causas respiratorias, cardiovasculares y cánceres de diversos tipos.

En la oportunidad, Doris Zamorano, dirigenta de la zona, señaló que “llevamos décadas siendo contaminados por termoeléctricas a carbón, centrales que ya cumplieron su vida útil y que ya recuperaron sus ganancias con creces. ¡Necesitamos que nos dejen de enfermar!”.

Finalmente, los representantes de la sociedad civil del Comité de Recuperación Ambiental y Social recalcaron la importancia de que el Ministerio de Energía defina una fecha exacta para el cierre de estas termoeléctricas a carbón. Esto, pensando también en la necesidad de comenzar, desde ya, con la planificación de medidas de reconversión laboral y productiva que sean coherentes con un desarrollo más sustentable para la comuna y la Región de Atacama.

Gráfica docaciones
https://www.elciudadano.com/prensa-libre-donaciones-a-el-ciudadano/