Escuela ‘La Greda’ de Puchuncaví: Las voces que nadie quiere escuchar

La semana recién pasada fuimos espectadores de una triste, cruel y por sobre todo injusta realidad

La semana recién pasada fuimos espectadores de una triste, cruel y por sobre todo injusta realidad. La escuela “La Greda” de Puchuncaví era nuevamente el centro de atención de varios noticieros. Todos aludían a lo mismo: 31 niños y nueve adultos manifestaron síntomas de intoxicación y debieron ser trasladados de urgencia al centro de salud de Ventanas. El peak de emanación de SO2 registrado para ese día superó los 900 ug/m3, situación que excede con creces la norma que internacionalmente se permite para que sea respirada por humanos sin causar daños.

Dicha situación causó alarma este jueves, sin embargo no es la primera vez que tenemos noticias de lo sucedido en dicha localidad. De hecho, este es el tercer cuadro de intoxicación masiva en lo que va del año y, para quienes tenemos memoria, no es el único caso que se presenta en la región y que está asociado a la amplia gama de material particulado que emanan las cerca de 13 industrias que se encuentran a los alrededores.

Revista Educación estaba interesada ya hace un tiempo en lo que en la Escuela La Greda estaba ocurriendo, tanto por la salud de todos y todas quienes habitan la comunidad de Puchuncaví, como por la poco acertada decisión del Gobierno para dar solución a tan grave problemática. El dictamen fue el cierre de esta centenaria escuela para diciembre de este año.

Es por esta razón, que el día miércoles , gracias a los contactos de una amable colega, llegamos a la Escuela La Greda para saber y escuchar desde las voces de los docentes y estudiantes sus apreciaciones al respecto.

Nos encontramos en esta centenaria Escuela, que ha cumplido este 2011, nada menos que 110 años. En la sala de clases del séptimo básico, están nerviosamente sentados y expectantes sus 11 alumnos y alumnas y su profesor y vocero de los docentes, Ariel Cortéz.

Lo que compartimos a continuación es una entrevista grupal que accedieron a darnos. No podemos dejar de señalar lo gratificante del espacio, el tiempo y la claridad de todo aquello que nos contaron. Agradecemos que hayan confiado en nosotros.

-¿Cuándo surge la problemática que actualmente vive Puchuncaví con la contaminación?

Rubén (alumno, desde ahora R): -Esto ya es desde hace mucho tiempo, cuando llegaron las primeras industrias, que no tenían tanta tecnología avanzada como para prevenir el lanzamiento de gases que pudieran dañar a las personas como ahora, que han reducido un poco la cantidad de gases. La empresa Chilectra es la que emite menos gases tóxicos y la Codelco es la más contaminante que hay.

-¿De qué año estamos hablando?

Contesta Profesor Ariel (desde ahora P.A): -Entre 1960 y 1965. Ahí llegó la primera empresa, Codelco, Enami en esa época.

-¿Cuántas empresas se encuentran en este momento en Puchuncaví y sus alrededores?

Sergio (alumno, desde ahora S.): -Son cerca de 12 ó 13 las que tienen chimeneas completas, pero también están las del carbón que emanan un polvillo contaminante.

-¿Cuáles podríamos decir que son las principales empresas contaminantes en este momento?

S: -AES-Gener Electricidad, Codelco división Ventanas, El Melón, Oxiquin y Puerto Ventanas.

Acota el P.A: -En términos generales, se habla de material particulado (emitido por las empresas que se señalan antes) Pm10, que antes era Pm2, ahora se redujo el tamaño de la partícula.

-¿Qué medidas se han tomado luego de los hechos ocurridos el 23 de marzo del presente año en la escuela?

P.A: -Determinan que la escuela hay que cerrarla, por la salud de los que aquí permanecíamos. O sea, que al otro lado del muro, no nos va a pasar nada, como si al cerrar la puerta nosotros vamos a estar respirando aire limpio. Pero bueno, se abrirá otra escuela en el límite norte de la greda, a 2 km de aquí. Allí nos van a construir una escuela nueva. Como el viento es un agente fundamental en este asunto, a ese lugar no llegaría la contaminación. Entonces, si el viento es sur, ahí no nos llegaría la contaminación. Además se nos informa que la escuela va a ser moderna en cuanto al interior de las salas, con todo un sistema de ventilación, así como los quirófanos, pero por ejemplo qué va a pasar a la hora de salir a recreo, son preguntas que todos nos hacemos, que los apoderados se han hecho. Nosotros en este momento estamos tratando de sacar el mejor partido de esto, que significa que nos van a hacer una escuela de lujo, una escuela soñada a 2 km de aquí, porque no hay otra alternativa. Aquí la escuela es culpable, la escuela se tiene que ir. Aquí se especuló y se manejó mal el asunto por las autoridades de toda índole.

-A pesar del cierre de la escuela, ustedes siguen en pie de lucha ¿Hasta cuándo?

P.A: -Hasta que se legisle en favor de las persona que vivimos aquí, que nos tomen en cuenta, que no sea tan importante el dinero y es que ni siquiera es dinero que vuelva a nosotros directamente, porque el 49% de las acciones de Codelco fueron vendidas a otras empresas, entonces, estamos siendo envenenados y ni siquera recibimos utilidades de eso. Con ello no quiero decir que quiero vender mi salud pero, por lo menos una sobadita de lomo.

Pienso que, bueno, ponerse a hablar de autoridades en este país es ponerse a hablar de empresarios nomás, personas que están traficando con todo, que están comercializando todo, entonces es complicado el tema y es extenso. Porque si nos preguntaran aquí si nos quedamos o nos vamos, el 100% dice nos quedamos, pero si nos dicen ‘se van al vivero o se quedan sin escuela’, nos vamos al vivero. Una vez que estemos allí, no significa que hayan comprado nuestro silencio. Vamos a seguir pataleando para que sus hijos (indicando a sus estudiantes), nuestros nietos, tengan un mundo más limpio para vivir.

Esta es una opinión muy personal y me haré cargo de ella, lo ha dicho todo el mundo en todo caso, sacando la escuela se muere el pueblo, y al morir el pueblo esto va a dejar de ser lo que es para ser un lugar industrial. Entonces, yo creo que esta es una política de Estado, no de gobierno, de Estado. Esta cuestión viene de los años 70 para adelante, sí, porque a quí lo que se pretende es guardar contenedores, comprar las casas a menor valor, porque los jóvenes al estar lejos, se van a quedar acá los ancianitos nomás, como ha ocurrido en tantas partes. Yo creo que para allá vamos. De hecho un pueblo que estaba un poco más al sur, “Los Maitenes”, por efecto de los vientos era uno de los lugares con más contaminación, todas las nubes tóxicas, todo el carboncillo se iba hacia allá, por eso, hoy uno pasa por ahí y es un poco siniestro, prácticamente ya no queda gente, toda se ha ido hacia Quinteros. La gente que se quiere quedar allí tampoco tiene muchas opciones de trabajo con las empresas porque la mayoría de la gente viene a trabajar desde otros lugares y los oriundos de esta comuna que comienzan a trabajar o son contratados por estas empresas al final se van a vivir a otro lugar. La mayoría de la gente que trabajó aquí ya sea en lo que fue Enami o Codelco, están viviendo en Belloto o está toda muerta. El papá de una profesoras tiene cáncer.

El Presidente y el Ministro de Salud, que se me ocurre que es doctor, sin embargo, ¿cómo puede él siendo doctor atacar un síntoma y no la enfermedad?

-¿En cuanto a la cobertura que ha tenido la situación de la Escuela, qué nos puede decir?

-La cobertura que ha tenido esta situación, es porque en términos internacionales se está hablando mucho de comprar producción limpia y aquí en Chile no se está logrando eso; el cobre que se vende no está limpio, porque está afectando a las personas, entonces mientras más revuelo haya con las personas, menos cobre van a comprar en el extranjero porque los países desarrollados ahora piden producción limpia. Por eso yo creo que se dice que lo que no se hizo o no se conversó en ocho meses se llegó en uno, dos o tres días a concretar. Esto ocurre justo en el momento en el que se empieza a hablar de la escuela.

Opiniones de los estudiantes a la situación que viven:

Giselle cree por un lado está bien y por otro está mal, ya que los trasladarán a un lugar que no tiene tanta contaminación; el lado malo es que se irán de su escuela, que ha albergado a varias generaciones de su familia.

Gustavo considera que la opción de irse a una escuela nueva es el lado positivo de esta historia, sin embargo cree que quedarán muy alejados de sus casas y se irán de la única escuela que existía en su pueblo.

Sergio parte su comentario afirmando que “la solución que les dieron no es de su gusto, señala que le hubiese gustado quedarse allí, por motivos personales, por la locomoción y señala “si nosotros vamos a esa escuela porque allá no hay contaminación, luego volvemos donde mismo. Yo vivo al lado de la escuela, entonces va a ser lo mismo que estudie allá o acá”.

Carlos, nos cuenta “por un lado bien porque va a haber una nueva escuela, con menos contaminación pero lo malo es que se perderán 110 años de vida de la escuela, y eso es tener toda una vida acá”.

Rubén,” lo positivo es que no habrá tanta contaminación, tendremos más espacios y un colegio soñado y grandes salas, pero el lado negativo es que 110 años de colegio se van a la basura por la culpa de las empresas, porque es injusto que nosotros nos tengamos que cambiar y no las empresas, porque las personas que viven acá han estado acá toda su vida y las empresas se vienen a meter a este lugar donde antes era muy hermoso, por ejemplo, donde está Cemento Melón antes habían unas dunas y en Chilectra igual y todo eso fue construido por empresas. Habían árboles y mucha naturaleza. En Maitenes se cosechaba, ahora no se ve nada de eso por culpa de las empresas”.

Para cerrar esta entrevista, el profesor Ariel nos comenta “no es nuestra responsabilidad el salir de aquí, nosotros no contaminamos. Lo que pretendemos es no quedarnos de brazos cruzados, sí, aceptamos el regalo, porque será una escuela soñada, pero no nos vamos a quedar quietos hasta que no se legisle en favor de los ciudadanos de este país como lo dice la constitución, que tenemos derecho a vivir en un espacio libre de contaminación y las autoridades de este país -sean del partido político que sean- deben hacer respetar eso y para eso estamos trabajando, de a poquito”.

Nuestros fraternales saludos para la comunidad de Puchuncaví y a la Escuela La Greda. Fuerza y convicción para todas y todos ustedes porque se enfrentan a una problemática muy compleja, pero no imposible de ganar y lograr la victoria para quienes no son, por ningún motivo, los culpables de esta situación.

Por Grupo de Profesores y Profesoras de Valparaíso, Educar para Transformar

www.revistaeducacion.cl

Texto -de origen externo- incorporado a este medio por (no es el autor):

Compártelo

Comentarios