es Spanish

Frustración con Ley de bosque nativo

Tras intensas reuniones informativas realizadas este lunes, sólo se escucharon calificativos como “decepción”, “frustración” y “descontento” a la Tabla de Valores de la Ley de Bosque Nativo.

Descontento, decepción y frustración generalizada es el sentir de pequeños propietarios de bosque nativo, académicos y representantes de ONGs del sur de Chile que integran la Red de Bosque Nativo, luego de conocer detalles acerca de los montos de las bonificaciones contenidas en la Tabla de Costos que propone la Ley de Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal, que fue promulgada el pasado mes de julio y que comenzará a regir desde el próximo año 2009.

Las reuniones informativas se desarrollaron simultáneamente este lunes 15 de diciembre en la Federación Provincial de Uniones Comunales de Juntas de Vecinos en Chillán; en el Campus San Francisco de la Universidad Católica de Temuco; el Edificio Nahmías de la Universidad Austral de Chile en Valdivia; y en dependencias de la Universidad Arcis, sede Castro.

Tras la socialización y discusión de la Tabla de Valores, los asistentes a las reuniones calificaron duramente la tabla de costos elaborada por el Ministerio de Agricultura, que hace inaplicable la ley porque fueron mal calculadas y no cubren los costos reales de la actividad.

Una vez finalizados los debates, se acordó enviar cartas a las autoridades y la comunidad, organizar actividades públicas, gestionar reuniones con actores clave, elaborar una nueva propuesta para la tabla de valores, establecer reuniones permanentes para informar de los avances de las discusiones locales y la entrega de una carta a la Presidenta de La República.

Cabe recordar que el 25 de noviembre fue publicado en el Diario Oficial el Decreto N° 88 del Ministerio de Agricultura, el cual se fija la Tabla de Valores que determina el monto máximo de las bonificaciones para las actividades a que se refiere el artículo 22 de la Ley N° 20.283, sobre Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal.

PEQUEÑOS PROPIETARIOS

El presidente Red de Propietarios de Bosque Nativo de La Araucanía, Luis Corrales, quien se encuentra en Santiago realizando gestiones por este mismo tema, se mostró “decepcionado”.

“Estoy totalmente decepcionado de esta Ley de Bosque Nativo; sabíamos que no era la mejor ley, pero teníamos la esperanza de que se fuera mejorando en el reglamento, haciendo mejorías paulatinas, pero el tema era de que en 3 años más se fuera evaluando, pero con esta tabla de costos no se puede hacer nada, porque están financiado el 40% de los costos y nosotros no tenemos recursos para hacerlo”, aseguró.

Corrales fue más duro en enjuiciar a quienes idearon la ley. “La gente que hizo esta tabla (de costos) es muy mal intencionada o no tiene la más pálida idea de lo que es manejar un bosque”.

El dirigente sostuvo que el gobierno “hizo la ley para presentarle al mundo que en Chile se tiene una ley que se ocupa del manejo de los recursos naturales, pero esa imagen se queda allá afuera, porque acá adentro pagamos las penas del infierno porque no podemos pagarlo”, explicó.

El presidente de la Cooperativa Agrícola de Productores de Leña de Valdivia “Energía del Bosque”, Pascual Alba, recalcó que la tabla es “inviable”.

“Es imposible ponerla en práctica, son miles de pequeños propietarios que estaban esperanzados. Vamos a movilizarnos, vamos a llegar hasta Santiago para hacernos oír. Estamos en desacuerdo con los valores, los pequeños propietarios estamos por proteger y usar sustentablemente e Bosque Nativo y esta ley no nos sirve”, dijo.

Por su parte, Mario Manquepillán, dirigente de la Asociación Kallfulikán, coincidió afirmando que la Ley de Bosque Nativo despertó muchas expectativas en las comunidades que buscan proteger y manejar responsablemente este recurso natural.

“Nos encontramos desilusionados especialmente en la Comuna de Lanco. Por tradición, los mapuches hemos conservado el bosque nativo, esta ley la esperábamos y hoy nos vemos frustrados porque no hubo consulta. Esta tabla de valores es una imposición”, expresó molesto.

Gabriel Pérez, propietario de Collipulli y vicepresidente de la Red de Propietarios de Bosque Nativo de La Araucanía, dio a conocer su molestia.

“Siento frustración y pena y mucho dolor con mi país, con la clase política, con la clase gobernante, comprobar que no se tome conciencia de un problema tan grave como es el exterminio de los bosques nativos, gracias al cual estamos respirando, tomando agua limpia, teniendo belleza escénica, saliendo de vacaciones a lugares preciosos y ver cómo el país no se hace cargo de un problema tan urgente como es la defensa del bosque nativo”, dijo.

Cristian Morales, presidente de Unión Comunal de Pequeños Agricultores de Carahue se mostró decepcionado de no encontrar contenidas las observaciones planteadas por los propietarios, previo a la elaboración de la Tabla de Costos.

“Todas las reuniones previas que se hicieron para tomar la opinión de los pequeños agricultores y productores no fueron tomadas en cuenta. Los costos que se manejan para bonificación del bosque son muy bajas. Queremos hacer una protesta y buscar una solución definitiva a lo que sucede”, expresó.

En tanto, Gustavo Fonseca, de la Sociedad Forestal Campesina calificó de inoperante la ley.

“Nos hemos dado cuenta que la ley de bosque nativo se ha transformado en una actividad inoperante. Es muy difícil que el anhelo de tantos productores de bosque nativo pueda ejecutarse. Tiene demasiadas medidas restrictivas y de fiscalización muy fuerte. Es inoperante y restrictiva”, calificó.

LETRA MUERTA

El vicepresidente de la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo, René Reyes, manifestó que la Ley se puede transformar en “letra muerta” ya que los montos de la Tabla de Valores no permiten a los pequeños propietarios hacer un buen uso y protección del bosque nativo.

“Vemos cómo el Gobierno salva con montos increíblemente altos el Transantiago y a los salmoneros inyecta una gran cantidad de dinero; en cambio para el Bosque Nativo hay un presupuesto de 8 millones para todo el país. Se supone que se iba a contemplar valores reales, pero los recursos son bajos, el trámite es muy engorroso y los pequeños propietarios no harán uso de la ley”, afirmó.

El representante del el Departamento de Acción Social (Das) del Obispado de Temuco, Rony Pantoja, también confirmó su preocupación por la Tabla y la excesiva tramitación, lo cual debe revisarse en el corto plazo para que se incorporen las observaciones de las regiones y sus organizaciones campesinas.

“Para nosotros el manejo del bosque nativo es fundamental, ya que sin él no podemos asegurar leña certificada que cumpla con el principio del origen sustentable. Por esta razón estamos abocados a que el financiamiento de la Ley de Bosque Nativo sea asequible a los campesinos de la región y en general a los pequeños propietarios”, expuso.

La Red de Bosque Nativo está integrada por el Colegio de Ingenieros Forestales A.G. Región de Los Ríos, la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo, la Red de Pequeños Propietarios de Bosque de la Araucanía, el Departamento de Acción Social (Das) del Obispado de Temuco, la Agenda Regional de la Araucanía (Agra), la Fundación Senda Darwin, Bosque Nativo Ñuble A.G, World Wildlife Fund, la Federación de Comunidades Huilliches de Chiloé, y la Fundación Con Todos – Chiloé.


Facebook Comments

4,250,416FansMe gusta
172,999SeguidoresSeguir
291,953SeguidoresSeguir
16,521SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -