Gobierno chileno reitera luz verde para explotación de Pascua Lama

Tras la última reunión binacional de la Comisión Administradora del Tratado Minero, el gobierno chileno manifestó que estarían las “pautas para resolver las cuestiones tributarias” y los “aspectos de fiscalización que hacen posible la operación del proyecto Pascua Lama”


Autor: Mauricio Becerra


Tras la última reunión binacional de la Comisión Administradora del Tratado Minero, el gobierno chileno manifestó que estarían las “pautas para resolver las cuestiones tributarias” y los “aspectos de fiscalización que hacen posible la operación del proyecto Pascua Lama”. Según Barrick, es un paso decisivo para poder iniciar la explotación, sin embargo, este sería un paso meramente administrativo y no avanza demasiado en las cuestiones pendientes respecto al tema tributario que tiene paralizado al emprendimiento binacional.

El jueves 30 de julio, la Comisión Administradora recibió el informe del subgrupo de trabajo de Asuntos Tributarios, entidad conformada por el Director del Servicio de Impuestos Internos de Chile y su par del Secretario de Hacienda de Argentina, en el que supuestamente se habría entregado el tan bullado acuerdo que permitiría a Barrick comenzar a explotar Pascua Lama, con el beneficio de evitar la doble tributación de la transnacional (en Chile y en Argentina).

Sin embargo, el comunicado repite la información de mayo, cuando el ministro de Minería anunció, junto a Barrick, que el proyecto tenía todo listo para comenzar a construir el emprendimiento minero más criticado del último tiempo en Chile.

Lucio Cuenca, director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), dijo estar “expectante” por conocer el acuerdo tributario, debido a que justamente este tema motivó presentar un reclamo ante el Consejo para la Transparencia cuando la subsecretaria de Minería, Verónica Baraona, se negó a entregar información sobre este punto.

Cuenca señala que “de ella dependen esas negociaciones ya que hace de secretaria de la Comisión Administradora. Sin embargo, no contestó la solicitud formal que le enviamos como OLCA hace casi dos meses, y en cambio Bachelet se reúne sin prensa y prácticamente a escondidas con los ejecutivos de Barrick en La Moneda”. Esta solicitud aún está “pendiente” en el recién creado Consejo para la Transparencia.

¿Coincidencias azarosas?

El anuncio del gobierno se hizo justo cuando Barrick daba una conferencia de prensa internacional por Internet. Entregó los resultados financieros del segundo trimestre del 2009, luego contestó preguntas de periodistas de todas partes del mundo, y dentro de los tres anuncios más relevantes se comunicó que “entre los hitos del trimestre destaca el anuncio oficial del inicio de la construcción de Pascua Lama en la frontera entre Chile y Argentina”.

Estas acciones ya no llaman la atención de Lucio Cuenca, quien define esta acción como “voladores de luces, donde el gobierno ayuda a la empresa a ser más creíble para buscar los millones que le faltan para iniciar su proyecto estrella”. De hecho, baste recordar que el 7 de mayo de este año, por cuarta vez, Barrick anunció el inicio de construcción de Pascua Lama en una acción coordinada entre el gobierno chileno, el gobierno sanjuanino del norte de Argentina y los ejecutivos de Barrick, quienes de forma paralela anunciaban lo mismo desde Toronto y los países del tercer mundo.

Del anuncio del jueves, lo más importante que se puede rescatar es que en la eventualidad de que Barrick comience a explotar Pascua Lama, hay otros cinco proyectos binacionales que amenazan la vida de las cuencas que se abastecen de los glaciares milenarios de la cordillera de Los Andes, tales como Cerro Cuadrado, Vicuña, Amos Andrés, Pachón y Las Flechas.

“Esperamos que el Señor nos eche una manito”

Además de las cosas administrativas que el Estado tiene que resolver a medida que la empresa lo vaya solicitando, la aprobación más importante de este proyecto lo tiene que dar la gente del valle del Huasco. Y hasta el día de hoy, la oposición palpita como el último río que riega el desierto más árido del mundo, en el norte de nuestro país.

Pese a que en el Valle del Huasco la lucha cotidiana es contra la empresa, contra quienes apoyan el proyecto, contra los regalos poco neutrales que Barrick entrega a la gente, contra la alcaldesa de la comuna de Alto del Carmen, Nora Rojas, tan abierta defensora de Pascua Lama que algunos la denominan “Norack” amiga del señor “Larrick”, aún hay resistencia. Gente sencilla que día a día se atreve a denunciar y se organiza para cuidar el agua limpia que asegura el futuro de los más de 254 mil habitantes que viven de lo que la naturaleza regala, la agricultura y los animales.

El padre Elvidio, párroco de la emblemática capilla de Alto del Carmen, explica que en el valle “hay un ambiente bastante denso, de mucho movimiento, andan vehículos, gente extraña”, y agrega que “la lucha cada vez se hace más difícil porque la gente tiene miedo”.

“Barrick ya se metió en el valle”, dice el religioso y explica que, por un lado hay un grupo importante de gente que ya está convencida de que tienen que trabajar con la empresa porque “las autoridades influencian a las comunidades haciendo muchos mítines en juntas vecinales, y de todo tipo de reuniones que se les ocurra, ofreciéndoles cosas, proyectos, platas, etc”, y por otro lado “hay gente que, en sus conciencias saben que han luchado y siguen luchando, pero tienen miedo de no ser favorecidos por todos estos regalos de parte de la municipalidad y de Barrick”.

Pese a lo difícil de la situación, el padre espera que “el Señor nos eche una manito. Nos está haciendo sufrir un poco, pero sabemos que se puede lograr algo que sea importante para salvaguardar lo que siempre se ha luchado acá, que es el paraíso natural que es el valle del Huasco”.

El llamado del religioso de Alto del Carmen, donde se unen los brazos de los ríos que dan lugar al río Huasco, es a despertar, a abrir los ojos a no dejarse amedrentar por el miedo, las amenazas, ni tampoco por el dinero que se ofrece porque hay que “salvaguardar el valle, que es lo más importante que tenemos” y no tiene comparación con el dinero que ofrece Barrick. “Ese es el grito de impotencia que… como sacerdote le digo a la gente que se anime a luchar, que sigan alzando su voz”.

El padre Elvidio, manifiesta que “la unión hace la fuerza, y yo siempre digo que por uno se salvó el mundo, así es que ojalá que no sea por la Barrick que se salve, sino que se condene”.

Javier Karmy


Comenta



Busca en El Ciudadano