Informe señala la grave deforestación en Sudamérica

141

 

La FAO, división de la ONU encargada de la Agricultura y la Alimentación, divulgó el día de hoy el resultado de su más reciente investigación sobre la deforestación neta del planeta.

Anteriormente se recopilaban datos proporcionados por los mismos países para crear un informe sobre la situación actual de los bosques y selvas pero en esta ocasión utilizaron un satélite para determinar con mayor precisión el grado de deforestación en cada zona del planeta.

Las buenas noticias es que la deforestación a nivel global es 31% menor de lo que se planteó a lo largo de los 15 años que se han realizado los informes .  Pero desafortunadamente el panorama de  Sudamérica es más grave de lo que se esperaba.

Según los informes anteriores, la deforestación de bosques neta a nivel mundial ascendía a 7 millones de hectáreas anuales en promedio pero el nuevo estudio revela quela pérdida es más bien de 5 millones de hectáreas,  de los cuales 4 millones son en Sudamérica.

Los reportes anteriores sobreestimaron la deforestación en África, mayormente por las cifras viejas y porque no se tomaba en cuenta la magnitud de tierra y tasa de recuperación de la zona. La diferencia principal entre la deforestación en África y Sudamérica reside en el tamaño de las áreas afectadas. En el continente africano es más común que se dé a pequeña escala mientras que las zonas devastadas en América del Sur son enormes.

De alguna forma la deforestación a pequeña escala permite que el ecosistema se recupere de manera natural y mucho más fácil que cuando se arrasa con extensas porciones de tierra.

Relacionado:  Japón descarta declarar el estado de emergencia pese al aumento de casos de covid-19

En Brasil, Colombia, Bolivia, Argentina, Paraguay, predominan las zonas destinadas a la ganadería o agricultura a gran escala. A diferencia de los pequeños cultivos, que sí cicatrizan, esta deforestación no tiene oportunidad de recuperarse. La tierra se erosiona y cada vez son mayores las áreas destinadas a la producción y cultivo, por lo que cientos de hectáreas de bosque y selva son condenadas a desaparecer.

Según reporta la FAO, Brasil está trabajando en reducir la tasa de deforestación y aunque casi el 70% de las áreas verdes se encuentran en su territorio es necesario que los demás países latinoamericanos se sumen a las acciones preventivas y correctivas de deforestación irresponsable.

Fuente: BBC