Investigación demuestra que agroquímicos producen daños a células humanas

Investigadores paraguayos demostraron que 48 niños, que van  a una escuela ubicada  a 50 metros de la fábrica de pesticidas y herbicidas Chemtec, en Ñemby (Paraguay), sufren daños genéticos por exposición de tóxicos en el ambiente

Investigadores paraguayos demostraron que 48 niños, que van  a una escuela ubicada  a 50 metros de la fábrica de pesticidas y herbicidas Chemtec, en Ñemby (Paraguay), sufren daños genéticos por exposición de tóxicos en el ambiente. La doctora Stela Benítez Leite presentó ayer los resultados del trabajo científico que realizó con un calificado equipo de investigadores integrados por biólogos, químicos y pediatras. La presentación fue la noche del pasado 30 de septiembre en el salón de reuniones del Cabildo viejo. La difusión del trabajo fue propiciado por el Centro de Estudios de Investigación Base Is.

Benítez Leite explicó que tomaron, como muestra para la investigación,  a 48 niños sanos de la Escuela San Pedro y San Pablo que está a 50 metros de la fábrica de pesticidas y herbicidas denominado Chemtec, ubicado en el barrio El Naranjo de la ciudad de Ñemby. Asimismo, fueron tomados 46 niños sanos de la Escuela Rita Surroca, ubicado a 5 kilómetros y medio de la mencionada fábrica, también en la ciudad de Ñemby. Se verificó que no hay otra fábrica en las cercanías de ambas escuelas.

Los investigadores extrajeron de los niños de ambas escuelas mucosas bucales, las que luego fueron estudiadas en los laboratorios. El estudio arrojó que los 48 niños cuya escuela está a 50 metros de la fábrica “presentan mayor frecuencia de micronúcleos, células binucleadas, cariorrexsis y picnosis”,en comparación a la que presentan los niños de la escuela que está a 5 kilómetros y medio de la fábrica de agroquímicos.

Aquellas palabras técnicas citadas refieren a los fenómenos biológicos y a las formas de modificación de las células de los niños por efecto directo de los agrotóxicos producidos por la fábrica, las que son inhalados vía aire o ingeridos vía alimentos líquidos o sólidos.

El documento científico señala en su conclusión que las células modificadas encontradas en los niños expuestos a los tóxicos expedidos por Chemtec marcan “una diferencia altamente significativa” con las células de los niños no expuestos a los tóxicos.

El equipo investigador, encabezado por la doctora Benítez Leite, estuvo integrado por los doctores y licenciados María Luisa Macchi, Virginia Fernández, Deidamia Franco, Esteban Ferro, Andrés Mojoli, Fabiola Cuevas, Jorge Alfonso y Luciana Sales.

La investigación fue promovida y financiada por la Universidad Nacional de Asunción. Se realizó el año pasado. El documento puede ser leído en www.spp.org.py .

Fuente: ea.com.py

Compártelo

Comentarios