es Spanish

Lanzan campaña Carepalo

“No sea care´palo” es una campaña impulsada por un grupo de organizaciones sociales, gremiales, académicas, campesinas e indígenas con el propósito de exigir espacios reales de reflexión y debate para generar un nuevo Proyecto de Ley de Fomento Forestal, y sin presiones ni urgencias artificiales impuestas por el Ejecutivo y organismos ligados a las grandes empresas forestales.

El proyecto que el gobierno impulsa con un intenso lobby y que extiende por 20 años el Decreto Ley 701, fue aprobado por la Cámara de Diputados a pesar de las numerosas indicaciones y observaciones, en su mayoría rechazadas o declaradas inadmisibles. Es inaceptable que un cuerpo legal de tal complejidad y que tendrá vigencia por 2 décadas, tenga aún pendientes puntos importantes como no contar con una normativa ambiental  acorde  a las demandas de la sociedad civil, organizaciones campesinas e indígenas (OIT 169).

Las organizaciones que suscribimos esta campaña, consideramos que este proyecto no ha tenido la debida participación ciudadana y que, de promulgarse, mantendrán las actuales desigualdades en los beneficiarios del fomento forestal, la centralización de los recursos económicos en unas pocas empresas y la disminución de los índices de desarrollo humano en las localidades y comunas más pobres donde la industria forestal ha logrado desarrollarse y consolidarse desde 1974.

No queremos el continuismo de una ley de fomento anacrónica que seguirá permitiendo la alta concentración de la propiedad e industria, la eliminación de pequeñas y medianas empresas forestales e impactos que impiden el desarrollo social de comunidades campesinas e indígenas, y menor disponibilidad de agua.

La Cámara de Diputados, mediante el intenso lobby y “sumas urgencias” impuestas por el Gobierno, aprobó y envió al Senado el Proyecto de Ley de Fomento Forestal que modifica y extiende por 20 años el Decreto Ley 701, que a pesar del insistente discurso de sus defensores, no garantiza que miles de pequeños y medianos propietarios serán beneficiarios directos del fomento forestal en Chile ni regula una serie de prácticas productivas que por 40 años si bien ha consolidado una industria sólida, no se ha hecho cargo de sus impactos socio-culturales y ambientales negativos.

Este proyecto no ha tenido la participación ciudadana que permita debatir informadamente una ley compleja. El Gobierno ha insistido permanente en convencer a los honorables parlamentarios en promulgar un proyecto que mantiene las actuales desigualdades en los beneficiarios, la centralización de los recursos económicos en unas pocas empresas y la disminución de los índices de desarrollo humano en las localidades y comunas más pobres donde la industria forestal ha logrado desarrollarse desde 1974. De aprobarse, seguirá impulsando el establecimiento de monocultivos forestales exóticos y la industria forestal, se continuará con el impacto negativo en la cantidad y calidad de las aguas, en la pérdida de fertilidad del suelo, biodiversidad, y la cultura y el territorio de las comunidades rurales y pueblos originarios que actualmente viven rodeados de plantaciones. Incluso, no se limitan las talas rasas, las cuales traen consigo una serie de externalidades negativas ampliamente documentadas por la ciencia. Por otro lado, numerosas organizaciones de pueblos originarios denuncian que no han sido consultadas de acuerdo al Convenio 169 de la OIT y el derecho internacional: no existió consulta previa libre e informada, no hay balance socio-ambiental, ni restitución se sitios sagrados, ni la consideración de un nuevo enfoque indígena.

En definitiva, fue despachado por los honorables diputados a pesar de las numerosas indicaciones y observaciones presentadas por organizaciones gremiales, productivas, académicas, campesinas e indígenas. Estas en su gran mayoría fueron rechazadas o declaradas inadmisibles.

Exigimos que el Parlamento y el Gobierno otorguen espacios reales de reflexión y debate para generar un nuevo Proyecto de Ley de Fomento Forestal sin presiones ni urgencias artificiales. Un proyecto de esta envergadura necesita más debate para analizar cómo se debe fomentar y manejar sustentablemente las plantaciones forestales: los futuros incentivos al manejo de bosque nativo y plantaciones forestales deben ser exclusivos y directos para pequeños y medianos propietarios forestales, a fin de potenciar y diversificar la economía rural local.

Súmate a la campaña en www.carepalo.cl

 

Facebook Comments

4,250,951FansMe gusta
174,316SeguidoresSeguir
292,284SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -