es Spanish

Preocupación por nuevas adquisiciones de Barrick Gold en Atacama

Con malestar recibieron las organizaciones ciudadanas la información de que el 70 por ciento del proyecto minero El Morro -en la cordillera del Huasco- fue comprado por la empresa canadiense Barrick Gold.

Esta nueva adquisición implica la expansión del espectro de negocios de esta compañía en Chile, que ya ha sido cuestionada por otros proyectos como el bullado Pascua Lama.

La transacción significó desembolsar 465 millones de dólares por una iniciativa que aún está en calificación ante la presentación del estudio de impacto ambiental.

Para el director de Olca -Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales-, Lucio Cuenca, esta situación es preocupante porque es una iniciativa que no está aprobada y, además, porque suma nuevos focos de negocio en esta zona donde la ciudadanía ha insistido en su llamado a proteger el ecosistema.

Sin embargo, este no es el único proceso que está en cuestionamiento. El ambientalista indicó que “Aquí se está haciendo la transferencia en el extranjero de la propiedad de un yacimiento chileno que, si bien pertenece a una trasnacional, es una compañía constituida en Chile. Lo que hay que preguntarse es dónde se pagarían los tributos por las utilidades que se van obtener de esta transacción”.

Cuenca agregó además que “aquí se están vendiendo derechos del subsuelo sobre un yacimiento que no existe todavía, que no está en explotación y sobre el cual las empresas sólo tienen concesiones”.

El Morro es un yacimiento a 4 mil metros sobre el nivel del mar en la región de Atacama, que permitirá extraer cobre y oro y que estaba en manos de la suiza Xstrata Cooper.

El proyecto se ubica 70 kilómetros al norte de Pascua Lama y a 110 kilómetros al sur del proyecto Cerro Casale, del cual Barrick posee el 50 por ciento de la propiedad.

En este sentido, Cuenca alertó sobre el hecho de que todas estas iniciativas están quedando en una sola mano, lo que se podría traducir en una apropiación de la cordillera de Atacama.

Por su parte, Mauricio Ríos, Presidente del Consejo de Defensa del Valle del Huasco, aseguró que la lucha por desacreditar la evaluación de impacto ambiental continúa, aunque existan muchos intereses involucrados.

“No podemos hacer nada porque son negocios entre privados. Pero estamos poniendo una férrea resistencia a nivel técnico y científico de impacto ambiental de El Morro. Seguimos actuando en ese sentido, pero esto nos complica el escenario porque esta empresa tiene todo comprado”.

El 30 por ciento restante de la minera El Morro es propiedad de la estadounidense New Gold.

El plazo para entregar una respuesta desde la Corema de Atacama se cumple el próximo 11 de noviembre.

por Diana Porras

OLCA

Facebook Comments

4,251,049FansMe gusta
174,494SeguidoresSeguir
292,317SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -