Reino Unido limitará la pesca industrial en 13 de sus áreas marinas protegidas

Sin embargo, varias organizaciones ecologistas calificaron las propuestas de "demasiado lentas y poco sistemáticas" para estar a la altura de la urgencia de la actual crisis oceánica.

Por Opazo

Publicado en

Medio Ambiente / Mundo

0 0


El Gobierno británico anunció su intención de limitar e incluso prohibir la pesca con artes de arrastre (redes de arrastre y dragas) en trece nuevas áreas marinas protegidas (AMP), que abarcan en total más de 4.000 km².

Según las propuestas presentadas por Thérèse Coffey, Secretaria de Medio Ambiente, tres de las 13 áreas marinas protegidas prohibirían por completo la práctica de la pesca de arrastre de fondo, destructiva para el medio ambiente.

En tanto, las otras 10 introducirían prohibiciones parciales en determinadas zonas, sobre todo arrecifes y rocas donde es improbable que se practique la pesca de arrastre. Inglaterra cuenta con un total de 40 zonas marinas protegidas.

Las medidas siguen a la prohibición, el pasado mes de junio, de la pesca de arrastre de fondo en Dogger Bank, el mayor banco de arena del Reino Unido e importante lugar para muchas especies marinas, así como en otros tres parques marinos.

Las últimas propuestas -introducir ordenanzas para restringir o prohibir las artes de arrastre de fondo en otro tercio de los parques marinos de Inglaterra- forman parte de una consulta más amplia del Gobierno sobre el impacto de la pesca en las AMP.

Presión ecologista

«Los planes de hoy ofrecerán más salvaguardias cruciales para la biodiversidad vital y ayudarán a restaurar los ecosistemas marinos de Inglaterra», declaró Coffey.

«Escucharemos atentamente las respuestas para poder ayudar a la recuperación de los hábitats y las especies, garantizando al mismo tiempo que tengamos una industria pesquera sostenible y próspera en los años venideros», agregó la Secretaria de Medio Ambiente británica.

Tras el anuncio, las organizaciones ecologistas, que quieren prohibir la pesca de arrastre de fondo y otros tipos de pesca en todas las AMP del Reino Unido, calificaron las propuestas de «demasiado lentas y poco sistemáticas» para estar a la altura de la urgencia de la crisis oceánica.

En esa línea, recordaron que actualmente, la pesca de arrastre y el dragado están permitidos en la mayoría de estas zonas protegidas, lo que las ha llevado a ser apodadas «parques de papel».

Charles Clover, de la Blue Marine Foundation, calificó el anuncio como «débil y deprimente. Una zona protegida debería, como mínimo, estar protegida de actividades perjudiciales».

Por su parte, Ariana Densham, responsable de océanos de Greenpeace, afirmó que «se trata de un paso adelante en la protección marina del Reino Unido, pero los avances siguen siendo demasiado lentos frente al frenesí de la pesca industrial. Todo esto es demasiado poco sistemático para hacer frente a la magnitud de la amenaza que se cierne sobre nuestros océanos».

«Si el gobierno británico quiere seguir llamándose líder mundial en protección marina, tiene que empezar por cumplir 30×30 en casa», agregó Densham, en referencia al objetivo de proteger el 30% de la tierra y el océano para 2030.

Piden prohibición total de la pesca de arrastre

En diciembre, un informe de Greenpeace mostró que más del 90% de las zonas marinas protegidas del Reino Unido carecen de protección contra la pesca más destructiva, y que sólo cinco de las 76 zonas marinas están protegidas contra las artes de arrastre de fondo.

El informe concluye que el Reino Unido está «alarmantemente lejos» de cumplir su compromiso de 30×30. Por ello, tanto Greenpeace como Oceana quieren que se prohíba el arrastre de fondo y otros tipos de pesca como condición para obtener la licencia de un buque pesquero.

Sin embargo, en diciembre de 2022, el gobierno entregó más de 1.500 licencias de pesca para buques de la Unión Europea, permitiéndoles la pesca de arrastre de fondo en la mayoría de las AMP, según Oceana.

Hugo Tagholm, director ejecutivo de Oceana Reino Unido, declaró: «Sorprendentemente, tras los compromisos de la conferencia de la ONU sobre biodiversidad de proteger el 30% de la tierra y el mar, el Gobierno británico acaba de emitir más de 1.500 licencias de pesca para buques de la UE para 2023, lo que les permitiría practicar el arrastre de fondo en la mayoría de las áreas marinas protegidas del Reino Unido».

Por todo lo anterior, Oceana ha advertido al gobierno británico de que la expedición de licencias que permitan la pesca de arrastre de fondo podría ser ilegal, contravenir la Ley Marina, la Ley de Pesca y la normativa sobre hábitats, e ir en contra de los compromisos del gobierno de restaurar los mares.

Vía Europaazul

Sigue leyendo:


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬