Un grupo de delfines busca consuelo antes de ser sacrificados

¡No a la cacería brutal!

En el video se puede ver al grupo de delfines consolándose y nadando en círculo junto a su madre y frotándose como gesto de despedida.

Imágenes deplorables de una manada de delfines a punto de ser sacrificados por sus captores está dando la vuelta al mundo y causando indignación colectiva, al tratarse de unos de los mamíferos más sociables e inteligentes del mundo animal pero que tristemente es cazado bajo el consentimiento del gobierno japonés.

En un video que circuló esta semana por Internet se puede ver a estos cetáceos aglutinados entre redes,  frotándose como consuelo antes de que sus captores procedieran a sacrificarlos.

El momento fue compartido a través de un video por la organización estadounidense sin fines de lucro Dolphin Project y tuvo lugar en la localidad de Taiji, un pueblo japonés que se dedica principalmente a la caza de cetáceos.

Según los medios locales, estos delfines permanecieron atrapados durante la noche del 10 de septiembre entre las redes.

La organización Dolphin Project ha explicado que en las imágenes del vídeo se puede observar cómo la manada de ballenas piloto, una especie de delfín, se consuela nadando en círculo junto a su madre y frotándose como gesto de despedida.

El 11 de septiembre, los buzos se metieron al agua para dividir al grupo antes de que algunos fueran puestos en cabestrillos para poder llevarlos a tanques cautivos.

El sufrimiento sin voz

 “En una de las cacerías más brutales jamás presenciadas, las ballenas piloto sufren múltiples lesiones y bajas. Demasiado herido y exhausto para nadar hasta su manada, una ballena piloto juvenil da vueltas junto a las redes, Taiji, Japón. TOMAR ACCIÓN”, publicaron en su red de Twitter junto al material audiovisual.

En el video también se puede observar un delfín exhausto que no ha podido reunirse con su familia. Asimismo se aprecia como la cápsula se separó con el agua salpicando fuertemente mientras los delfines luchaban con las hondas atadas al costado de los barcos de caza.

Relacionado:  Calentamiento global podría matar a más de un millón de indios al año

Al día siguiente, los buzos aparentemente entraron al agua y seleccionaron ocho delfines para mantenerlos cautivos mientras los animales restantes fueron sacrificados.

Según informan los observadores de la organización benéfica, los cazadores han puesto una lona de plástico para coger los cuerpos de los delfines. Luego, los cazadores han sujetado los delfines muertos en la proa de un barco para vender su carne.

Entre los muertos estaba la madre flotando sola en el agua antes de ser llevada y luego de que pasó la noche consolando a sus crías.

Relacionado:  Académicos colombianos piden la derogación de cuotas de pesca de tiburones

Una actividad cruel pero legal

Los pescadores usan postes de metal insertados en el agua y son golpeados con martillos para crear una “pared de sonido” que confunde a los animales y los empujan a la cala.

Luego, la entrada a la cala se cierra con redes antes de que los cazadores entren al agua para matar o capturar a las presas, en este caso los delfines.

La caza de cetáceos es una práctica habitual en Taiji, donde se realiza desde principios de septiembre  hasta finales de febrero. El puerto es testigo de escenas de caza de delfines de forma legal por parte pescadores a quienes el gobierno les concede permiso.

Otros fueron arrastrados debajo de lonas de plástico para que pudieran ser masacrados antes de que sus cuerpos fueran arrojados a lo largo de los botes.

La práctica es indignante, pero cuenta con el permiso del gobierno. Para la temporada 2019-2020, a los pescadores de Taiji se les ha otorgado una cuota de 1.749 delfines, incluidas 101 ballenas piloto de aletas cortas, a las cuales se les permite matar.

A nivel nacional, la Agencia Japonesa de Pesca autoriza a los pescadores a matar o capturar casi 16.000 cetáceos anualmente.

Pese a las críticas internacionales, el país también reanudó la caza comercial de ballenas desde principios de este año.

Los balleneros, por su parte,  anunciaron que probablemente alcanzarían su cuota de ballenas Minke, que se establece en 53 para fines de septiembre de este año.

Hasta la fecha no está claro cuántas ballenas han capturado en total pescadores japoneses desde que se reanudó la caza en julio.

Te interesa leer:

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

   Conocer más >
4,278,768FansMe gusta
292,242SeguidoresSeguir
341,369SeguidoresSeguir
16,900SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos