Organizaciones de Derechos Humanos interpelan al Estado alemán por participación en Golpe y Dictadura en Chile y demandan sitio de Memoria en Colonia Dignidad

Las organizaciones de Derechos Humanos, Red de Sitios de Memoria, y la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad, difundieron una declaración pública ante la develación de nuevos antecedentes acerca de la participación del Estado de la República Federal Alemana en la desestabilización del gobierno de la Unidad Popular y Salvador Allende, […]

Las organizaciones de Derechos Humanos, Red de Sitios de Memoria, y la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad, difundieron una declaración pública ante la develación de nuevos antecedentes acerca de la participación del Estado de la República Federal Alemana en la desestabilización del gobierno de la Unidad Popular y Salvador Allende, el Golpe de Estado en Chile, y las violaciones a derechos humanos en la larga dictadura civil y militar encabezada por Augusto Pinochet.

Como se ha informado en las últimas semanas, la agencia de inteligencia alemana, BND (Bundesnachrichtendienst o Servicio Federal de Alemania) participó activamente en la desestabilización del Gobierno de Allende y la UP, incluso realizando envíos de armas hacia Chile, que se canalizaban mediante la «Colonia Dignidad», el enclave alemán en el sur chileno conocido por las múltiples violaciones a derechos humanos realizados en él.

En la declaración, además de interpelar al Estado alemán en el sentido de exigir la desclasificación de documentación y entrega de la información acerca de la participación alemana en el Golpe de Estado y la Dictadura chilena, recalca la exigencia al Estado de Chile de expropiar los terrenos de la colonia alemana, y su conversión en un Sitio de Memoria.

Compartimos la declaración íntegra:

Declaración ante la complicidad e intervencionismo del Estado alemán en las luchas por verdad, justicia y memoria en Chile

Durante los últimos días, y a partir de la publicación de nuevas investigaciones periodísticas, hemos constatado con estupor la participación del Estado Alemán en el golpe al gobierno de Salvador Allende, a través de la internación de armas para la Colonia Dignidad, y la colaboración del ex nazi Walter Rauff con el exterminio llevado adelante por la dictadura chilena en contra de miles de compatriotas tras el Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

Según se extrae de los reportajes, la participación de Rauff con la dictadura no sólo se limitó a colaborar en el diseño de campos de prisioneros, sino que además se evidencia su colaboración con crímenes perpetrados en la “Pesquera Arauco” y en la “Perrera”, aplicando un método de desaparición, que también se había practicado en Colonia Dignidad, a través de la macabra incineración de restos de personas detenidas desaparecidas.

Como organizaciones de derechos humanos hemos denunciado sistemáticamente la colaboración de Colonia Dignidad con la dictadura civil militar chilena, la que involucra no sólo a los residentes del enclave alemán, sino que también a una sólida red de apoyo y complicidad que se extiende a personas como Walter Rauff y también al Estado de la Alemania Federal, a través de su servicio de inteligencia y de la embajada en Chile.


En este contexto, y a 50 años del golpe de Estado en Chile, denunciamos con fuerza que:

1. Ni el Estado chileno ni el alemán han avanzado en acciones concretas dirigidas a desmantelar el enclave de Colonia Dignidad, instalado hace más de 60 años, y donde cientos de niñas y niños, chilenos y alemanes, fueron víctimas de pederastia y otros crímenes; donde fueron secuestrados/as, torturados/as y hechos/as desaparecer cientos de personas durante la dictadura.

2. Las redes de complicidad con los crímenes de la Colonia permiten comprender cómo en 2005 cuando el líder pederasta y torturador Paul Schaffer fue capturado en Buenos Aires, el Estado alemán hizo todo lo posible para que la Colonia no fuera intervenida. Hoy ese mismo Estado protege a criminales como Hartmutt Hopp y Reinhard Doring que transitan libres por las calles de Alemania.

3. La Comisión mixta Chileno-Alemana conformada en 2017 para “abordar la memoria histórica de Colonia Dignidad y la integración de las víctimas en la sociedad”, también ha sido controlada por el Estado Alemán gracias a la pasividad de la parte chilena, instalando exigencias a Chile, como mantener las actas de la Comisión en secreto, y lo más grave aún, imponiendo las formas en que debe narrarse la historia y la memoria sobre el enclave y sus crímenes.

4. Denunciamos la visita anual a Chile, desde la instalación de la Comisión Mixta, de un equipo mandatado por la contraparte alemana para levantar información y promover una visión interesada en obstruir las demandas de la sociedad civil organizada para recuperar la Colonia, bajo el falso propósito de la participación y encuentro con lo que han llamado “grupos de víctimas”. Este grupo ha intervenido en los legítimos procesos de memoria impulsados por nuestras organizaciones y excluyendo a quienes se presentan con una postura crítica y reivindicativa de las propias luchas y formas del movimiento de derechos humanos en Chile y en Latinoamérica.

5. Declinamos participar en el Seminario “Debates interdisciplinarios en torno al manejo del pasado Colonia Dignidad” como parte del “Programa Eventos de Diálogo sobre el manejo del pasado de Colonia Dignidad” que se desarrollará entre el 30 de septiembre y 3 de octubre. Puesto que relega nuestras experiencias y conocimiento del tema solo a la condición de víctimas y no de militantes por la memoria y los derechos humanos.

Ante estos hechos, como organizaciones que luchamos por la defensa y recuperación de los sitios de memoria y por esclarecer los crímenes perpetrados por la dictadura y conocer el destino final de nuestros compañeros y compañeras, exigimos al Estado chileno:


1. La instalación de una mesa de trabajo con el Estado y la sociedad civil al margen de la Comisión mixta, que ponga fin al intervencionismo alemán y que avance efectivamente en las deudas y obligaciones del Estado chileno en materia de verdad, justicia, memoria y reparación, materias que no han podido ser abordadas, pues la Comisión sólo ha representado un obstáculo, dedicándose a encubrir la complicidad alemana con los crímenes de Colonia Dignidad.

2. En el marco del Plan de Búsqueda, el Estado de Chile debe emprender un camino propio dirigido a establecer la verdad sobre el destino final de las personas detenidas desaparecidas en la Colonia Dignidad y en otros ex recintos de represión a lo largo del país.
3. Desarrollar un sitio de memoria en el territorio de la ex Colonia Dignidad abierto a toda la ciudadanía, liberado de la tutela y el control alemán.

4. La expropiación total o parcial del predio declarado Monumento Nacional, según decreto 208, en el año 2016.

¡Fin al intervencionismo del Estado alemán y expropiación de Colonia Dignidad ahora!

Red de Sitios de Memoria – Asociación por la Memoria y los DD.HH. Colonia Dignidad

Chile – 29 de septiembre de 2023


Contenidos relacionados:

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬