Científicos muestran las tendencias en los colores utilizados durante seis décadas de cine

Con ayuda de nuevo software para el análisis del color en las películas, se podría predecir el éxito de una película o contribuir a filmarla

Científicos muestran las tendencias en los colores utilizados durante seis décadas de cine

Autor: Gerardo Sifuentes

Cada película es un reflejo de su época, resultado de las decisiones artísticas de sus directores y productores. Los cineastas conocen desde hace mucho tiempo el poder del color en sus obras. Ejemplos como el clásico «Pierrot el loco» de Jean Luc Goddard de 1965 donde predominan los tonos rojos, azules y blancos (en los que respectivamente representan la pureza, violencia y muerte), hasta los tonos rojo, amarillo, azul, rosa, morado de Wes Anderson, para que cada cuadro de sus películas se perciban como la imagen de un libro de cuentos, el color ha sido parte inherente de las historias que son contadas. ¿Es posible conocer las tendencias en el uso del color en las películas a través de los años? ¿Estas decisiones han influido en su recepción ante el público?  La informática podría mejorar el proceso de producción de películas al ofrecer herramientas que puedan ayudarnos a determinar aquellos elementos que contribuyen a que una película tenga éxito. Parte de ese proceso es obtener una mejor comprensión de la película en sí misma.

También puedes leer: Keto, vegano, omnívoro: Revelan el impacto ambiental de las dietas más populares en EE.UU.

Para ayudar a los ejecutivos de la industria cinematográfica a comprender las tendencias en la realización de películas a través de las últimas décadas, o quizás algún día ayudar a predecir un éxito de taquilla o un fracaso, científicos de la Universidad de Waterloo, Canadá, diseñaron un software que ayudó a generar las paletas de colores de alrededor de 29,000 tráilers de películas estadounidenses de entre los años 1960 y 2019.

¿Cómo lo consiguieron?

El método que proponen es conocido como K-means, un método de minería de datos conocido también como algoritmo de agrupamiento, cuyo objetivo es encontrar «K» grupos (clusters) entre datos crudos. Este realiza su cálculo basado en la saturación para extraer los colores dominantes de los fotogramas de los tráilers. Este produce una imagen de la paleta de colores general de una película, al reducir cada fotograma de la película a un solo color y luego unir estos colores en un mosaico.

Eligieron analizar tráilers porque estos normalmente incluyen muchos momentos clave de una película, y al mismo tiempo son breves y accesibles para el público. Los avances brindan una «instantánea» confiable de una película, por lo que se pueden extraer una gran cantidad de datos de manera eficiente. Su algoritmo mejoró los métodos analíticos anteriores, al eliminar los tonos de piel y el gris del asfalto para representar con mayor precisión los colores memorables utilizados en las películas.


Clasificaron las paletas obtenidas por época, género y director al volver a aplicar su método de agrupación, y notaron varias tendencias en el uso del color a lo largo del tiempo y entre géneros. También mostraron que sus paletas generadas reflejan cambios en el estado de ánimo y el tema en las películas de una serie, y mostraron las paletas de directores notables.

¿Qué descubrieron?

Esta técnica produjo paletas de ocho colores más generales y paletas de 15 colores más detalladas, demostrando los colores dominantes para diferentes conjuntos de datos, que incluían películas, géneros y décadas específicas. También usaron el método para generar paletas para películas individuales, como «El Resplandor» o «Matrix», así como grupos de películas, como películas de ciencia ficción o aquellas estrenadas entre ciertas fechas.

Los investigadores encontraron que hay colores específicos que prevalecen en ciertos géneros. Como era de esperar, la paleta de las películas del Viejo Oeste (westerns) demuestra que los directores usan los mismos tonos tierra apagados, independientemente de la época, mientras que la ciencia ficción usa mucho verde neón.

«Si bien las películas de los años 60 y 70 tendían a usar colores primarios más saturados, el análisis del equipo demuestra que la tecnología moderna ha permitido a los directores usar una variedad más amplia de colores de manera creativa», dijo Andreea Pocol, candidata a doctora en informática en la Universidad de Waterloo y coautora del estudio.

El estudio, «El color del horror», se publicó para las Actas de la 19ª Conferencia Europea ACM SIGGRAPH sobre Producción de Medios Visuales

Con información de: uwaterloo.ca y dl.acm.org

Ilustración: Iván Rojas

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 https://t.me/ciudadanomx
📰 elciudadano.com




Comenta



Busca en El Ciudadano