#NuevasAlcaldías | El arte de la gestión remota

«Kapaz de la Sierra”, el alcalde prófugo que gobernó Ajalpan

Aunque hay orden de aprehensión en su contra desde 2020, el alcalde Ignacio Salvador está a punto de terminar su periodo al frente de la presidencia municipal de Ajalpan

AJALPAN, Pue. Fotografía de archivo del 14 Marzo 2020 de Ignacio Salvador Hernández, Presidente Municipal de Ajalpan durante la entrega de apoyos para la recuperación del campo en el municipio de Ajalpan, Puebla. /Mara González/Agencia Enfoque//

A un día de concluir su gestión municipal, el alcalde de Ajalpan, Ignacio Salvador Hernández, conocido también como Kapaz de la Sierra, expriista, cercano al morenovallismo y acusado de nexos con el crimen organizado, nunca renunció ni fue destituido.

Aún se presenta como presidente municipal y… sigue prófugo.

Hasta el cierre de esta edición aún no rendía su tercer y último informe de gobierno que, de acuerdo con Juan Guzmán Ruiz, secretario general del Ayuntamiento, se haría de forma pregrabada en sesión solemne de Cabildo.

En marzo del año 2020, Ignacio Salvador fue acusado por el gobierno estatal de Miguel Barbosa Huerta de tener nexos con el crimen organizado que opera en la Sierra Negra de Puebla, luego de que se difundiera un video en el que se ve que policías de Ajalpan permiten que presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación secuestren a una persona.

Cuentan testigos que en marzo de 2020, en la gasolinera ubicada en la entrada de la población, cuatro camionetas y tres motocicletas de la policía rodearon una Honda azul marino en la que viajaban un adolescente y Virgilio “N”.

También lee: Colonias antorchistas donde ganó Morena, regularizadas por Comuna poblana

Hablaron con Virgilio “N” y cuando se retiraron llegó una camioneta GMC Terrain con sujetos que armados con fusiles AR-15 y AK-47 sometieron a Virgilio y se lo llevaron sin que los elementos de una patrulla lo impidieran.

Horas después hubo una balacera en el libramiento Ajalpan-Zinacatepec: uno de los presuntos plagiarios huyó en la camioneta de Virgilio y Raúl Barajas Andrade, entonces director de Seguridad Pública Municipal de Ajalpan, quien ordenó retirar la Terrain antes de que llegaran elementos ministeriales.

El 11 de abril de 2020, Barajas Andrade y 12 policías municipales fueron aprehendidos por sus presuntos nexos con la delincuencia organizada.

El exdirector de Seguridad Pública de Ajalpan fue vinculado a proceso junto con el director operativo, Raúl N, acusado también de nexos con la delincuencia organizada, y la esposa del exedil del municipio de Eloxochitlán, Soledad N.

También lee: Renovación de alcaldías de Puebla, entre conflictos poselectorales e inseguridad

El alcalde pidió licencia y dejó en su puesto a su hijo, su suplente en la planilla que compitió por la alcaldía, pero se ausentó a la semana, pues también era buscado por la Fiscalía General del Estado.

A pesar de que el gobernador Barbosa Huerta dijo que “si el señor se presenta lo detienen”, se reintegró el 3 de junio a sus actividades como alcalde.

Desde hace ya más de un año, nadie lo ha visto fuera de Coxolico, su pueblo natal de la Sierra Negra. El 15 de agosto de 2020 la Agencia Estatal de Investigación cateó por tercera vez sus propiedades en Tehuacán, y detuvo a Nayeli Rosalba, su hija.

De los excesos policiacos dieron cuenta las comunidades indígenas que cuidan a Nacho Salvador: 400 estatales y ministeriales irrumpieron en casas de Coxolico, agredieron y encañonaron a los habitantes.

También lee: Conflictos postelectorales y crimen organizado comprometen estabilidad de municipios poblanos

Loe elementos de la Policía estatal querían detener a Nacho, pero robaron pertenencias de los habitantes de Coxolico, dañaron inmuebles de la calle Josefa Ortiz de Domínguez y 7 Sur, oficinas de la línea de autobuses Tehuacán-Tlacotepec; el hotel San Ignacio de la 9 Oriente, y un inmueble de Independencia Oriente y privada de la 11 Sur.

Los indígenas primero advirtieron a los policías que se retiraran, y terminaron por desarmarlos y retenerlos hasta que fueron rescatados por elementos de la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Policía Estatal y policías de Zacatepec, Coxcatlán, Zoquitlán y Ajalpan.

En junio de ese año, el gobernador Barbosa Huerta afirmó que Ignacio Salvador “tiene orden de aprehensión por diversos delitos, igual que su suplente, que es uno de sus hijos”.

Ya en este 2021, el último de la administración de Ignacio Salvador, Barbosa Huerta aseguró que “hubo la declaración de una persona, en la investigación que se abrió cuando se encontró todo el vínculo del presidente municipal de Ajalpan, Ignacio Salvador, con la delincuencia organizada (…) todo está sujeto a investigación, pero el único presidente municipal que tiene acreditada una presunta vinculación con delitos cometidos por crimen organizado es el de Ajalpan”.

«Un canijo sinvergüenza«

Desde que pidió licencia, Ignacio Salvador se mantiene prófugo. Su última aparición pública fue virtual: el 15 de octubre del 2020 rindió su segundo informe de gobierno durante 1 hora y 46 segundos, con los colores del Partido Acción Nacional, aunque la dirigente estatal Genoveva Huerta Villegas se deslindó de él cuando surgieron las acusaciones en su contra.

“Señor gobernador, le mando un saludo, estamos trabajando juntos, estamos cumpliendo con el compromiso que nos comprometimos. Usted es un testigo. A su amigo, un trabajador… un serrano, un indígena. Precisamente todos ustedes me conocen. No puedo hablar bien en español, y no puedo bien escribir. Pero somos trabajadores y estamos cumpliendo”, dijo en su mensaje.

La reacción del Ejecutivo estatal ante esta declaración fue contundente:

“(…) en este caso se trata no sé si de un montaje y es un sinvergüenza, pues. No puedo decir otra cosa. Ni modo que diga que es muy listo. ¡Es un canijo sinvergüenza!”, afirmó Barbosa Huerta al enterarse de que el alcalde dio su informe de gobierno.

Durante este año, en la página del gobierno de Ajalpan fueron publicados spots con obras entregadas por el Ayuntamiento, pero en ninguno aparece el edil.

También lee: Tribunal electoral federal valida diputaciones de Acatlán, Ajalpan y Puebla

Como priista, Ignacio Salvador ya había sido alcalde en el periodo 2008-2011 y por irregularidades la Auditoría Superior le fincó responsabilidades por 23 millones de pesos. El Congreso local le inició un proceso administrativo por su cuenta pública de 2011.

En 2012 quiso inscribirse como precandidato a diputado federal, mas al no recibir apoyo del PRI, se pasó a Nueva Alianza, arropado por Gerardo Islas Maldonado, pero perdió en las intermedias de 2015.

La cercanía con el morenovallismo y con Islas le valió que el Congreso retirara el Proceso Administrativo de Determinación de Responsabilidades (IPADR) aprobado en su contra por las observaciones que hizo la Auditoría.

En las elecciones de 2018 Ignacio Salvador obtuvo la candidatura de la Coalición Por Puebla al Frente, integrada por PAN, PSI y Compromiso por Puebla, y se convirtió en presidente municipal por segunda ocasión.

Terminará su administración prófugo de la justicia.

FOTO DE PORTADA: MARA GONZÁLEZ/ AGENCIA ENFOQUE

Recibe nuestros boletines por WhatsApp dando clic aquí

📲  bit.ly/2T7KNTl  📰  elciudadano.com

Newsletter


Comparte 👍

Comenta 💬