Ante descubrimientos de operaciones de espionaje contra los poblanos

Presentará Gobierno de Puebla denuncia en Fiscalía General de la República por nidos morenovallistas de espionaje

Además, llamó a investigar a compañías telefónicas que lucran con la información personal de los usuarios

Espionaje Puebla

Los nidos de espionaje telefónico e informático implementados por el morenovallismo serán motivo de denuncia por el gobierno de Miguel Barbosa Huerta. El gobernador pondrá toda la documentación necesaria a disposición de la Fiscalía General de la República, incluyendo las ubicaciones de los inmuebles que los hospedaron.

Esta  mañana, el gobernador se explayó varios minutos en describir las prácticas de espionaje gubernamental desplegadas a lo largo de la historia del país, así como las prácticas corruptas mediante las que las compañías telefónicas filtran información confidencial.

El mandatario se remontó a la época en que se colocaban alambres en el cableado telefónico de la ciudadanía cuyas comunicaciones resultaban de interés para el estado.

También puedes leer: Puentes morenovallistas: instrumento de fraude, robo y corrupción: MBH

También hizo hincapié en el rol que juega el Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (CISEN) en la penetración cotidiana de las comunicaciones de los ciudadanos mexicanos.

El gobernador refirió que es posible comprar a los trabajadores de las empresas telefónicas llamadas y mensajes de cualquier usuario que tenga su número inscrito en dichas compañías. El mandatario llamó a investigar este tipo de prácticas y a procesar conforme a derecho a quienes lucran de este modo con la información confidencial de los usuarios.

Barbosa Huerta describió los “nidos” de espionaje telefónicos e informáticos que se formaron en la administración morenovallista, donde se analizaban todas las comunicaciones de personas encuadradas por dicho régimen como “adversarios políticos”, entre quienes había periodistas y empresarios.

También puedes leer: Padres de los 43 de Ayotzinapa y periodistas, entre los 15 mil espiados por el Programa Pegasus

También se recordó que el espionaje político llegó al extremo de intervenciones directas en los domicilios de ciudadanos, quienes eran torturados durante horas para extraer la información que fuera necesaria.

Además, el jurista zinacatecano recordó que siendo senador, acompañó a denunciantes que fueron intervenidos de manera ilegal.

También hizo referencia a su segunda campaña por la gubernatura de Puebla, cuando siempre tenía cerca un vehículo que registraba todas sus llamadas y georreferenciaba en tiempo real su ubicación.

El mandatario recordó que cuando se hizo la reforma a las telecomunicaciones en 2014, en su calidad de senador que tomó parte en el debate legislativo, se horrorizó ante las prácticas cotidianas que descubrió en dicho rubro.

También puedes leer: Marchan telefonistas para conmemorar el Día del Trabajo en Puebla

En particular le resultó inquietante que todo lo que las personas expresan oralmente o por escrito cuando usan un teléfono, queda disponible durante años para su consulta por autoridades gubernamentales, y que además a dicha información se le puede dar un uso inadecuado.

Este fenómeno, reflexionó, ha provocado que muchos ciudadanos hayan desarrollado una permanente inquietud por la sensación de estar sumergidos en una vigilancia constante, a la que ningún ángulo de su vida íntima logra sustraerse.

Finalmente, el titular del Gobierno del Estado garantizó que bajo su mandato los poblanos no serán espiados, además de respetar la diversidad de opiniones y posturas políticas, que es fenómeno propio del clima democrático.


Comparte 👍

Comenta 💬