Irán niega plan de asesinar a diplomática de EE.UU. y afirma que la acusación es parte de la campaña electoral de Trump

"Era de esperar que el régimen estadounidense esgrimiera ante las elecciones presidenciales acusaciones falaces", indicó el portavoz de la Cancillería persa, Said Jatibzade
Publicado en

Mundo

0 0


El Ministerio de Exteriores iraní rechazó los informes que expresan que la nación persa planea el asesinato de la embajadora de Estados Unidos (EE.UU.) en Sudáfrica, Lena Marks, para vengar la muerte del general Qasem Soleimaní.

La embajada persa en la República Sudafricana está involucrada en ese complot, afirmó una fuente de la administración de EE.UU., según publicó el medio el diario Político.

Ante esto, el portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzade, calificó de “infundadas” dichas acusaciones y destacó que son parte de la campaña electoral de Donald Trump.

“Era de esperar que el régimen estadounidense esgrimiera ante las elecciones presidenciales acusaciones falaces, abusando al mismo tiempo del Consejo de Seguridad de la ONU para aumentar la presión sobre el pueblo iraní”, dijo el diplomático.

Funcionarios estadounidenses, según lo difundido por el diario Político, conocían desde hace meses que la embajadora en Pretoria podría encontrarse en peligro, pero recibieron en las últimas semanas más detalles sobre esta amenaza.

Jatibzade afirmó que aunque su nación no perdonará a EE.UU. “el asesinato cobarde” del general Soleimaní, no existe un plan para asesinar a un diplomático para vengar la muerte del líder.

El general Qasem Soleimaní, comandante de la fuerza de élite Quds, y Abu Mahdi Muhandis, un alto rango de las Fuerzas de Movilización Popular (milicias chiíes iraquíes respaldadas por Irán), fueron asesinados en un ataque aéreo lanzado en la madrugada del 3 de enero por orden del presidente norteamericano, Donald Trump, a las afueras del aeropuerto internacional de Bagdad.

Según Washington, los dos militares habían orquestado un ataque a la embajada de EE.UU. en Irak el 31 de diciembre de 2019.

El 8 de enero, el Ejército iraní bombardeó con misiles dos bases usadas por militares estadounidenses en Irak en represalia por la muerte de Soleimaní. El ataque causó más de un centenar de heridos y bajas que al principio el Pentágono negó.

En Irán la justicia abrió un proceso contra 36 militares y políticos de Estados Unidos y de otros países, entre ellos el presidente Donald Trump, por el asesinato del general Soleimaní.

Las relaciones diplomáticas de ambos países se han deteriorado con la llegada de Trump al poder, además del asesinado de Soleimaní se encuentra el bloqueo económico que la Casa Blanca ejecuta contra Irán.

Por lo que este lunes la Corte Internacional de Justicia (CIJ) inicia las audiencias sobre su competencia en la demanda presentada por Teherán contra Washington para denunciar el restablecimiento de las sanciones estadounidenses.

Irán, acusa a Estados Unidos de “estrangular” su economía e inició una batalla judicial ante la CIJ en julio de 2018 a raíz de la reinstauración de duras sanciones unilaterales contra el país, ordenadas por Trump, y que hasta entonces habían estado suspendidas en virtud del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní firmado en la administración de Barack Obama.

Con información de Sputnik y SWI

Continúa leyendo

Compártelo

Comentarios