Conforman Red de comunidades afectadas por proyectos Termoeléctricos

La Coordinadora surgió de un encuentro organizado por los pescadores artesanales de Conapach y que convocó también a comunidades costeras, profesionales, estudiantes y diversos sectores interesados

La Coordinadora surgió de un encuentro organizado por los pescadores artesanales de Conapach y que convocó también a comunidades costeras, profesionales, estudiantes y diversos sectores interesados. Las organizaciones rechazan la denominada Ley Tokman, que básicamente otorga subsidios fiscales a las empresas eléctricas para que éstas compensen a los municipios que acepten sus proyectos.

Una Red Nacional de Comunidades Afectadas por Proyectos Termoeléctricos fue una de las más importantes acciones que se tomaron en el pasado Cónclave realizado en Ventanas, donde además se acordó presentar una férrea oposición en contra de la Ley Tokman y marcar una fuerte presencia en el encuentro de municipalidades que se desarrollará la próxima semana en Quintero.

La Red Nacional tiene la finalidad de poder recabar la mayor cantidad de antecedentes posibles sobre las negativas consecuencias que han causado la instalación de centrales termoeléctricas a lo largo de la costa chilena, dañando el medioambiente, provocando daños a la pesca artesanal y a la salud de los habitantes.

Esta Red Nacional también se abocará a organizar a las comunidades y luchar en forma conjunta para impedir la instalación de numerosos proyectos que actualmente están planificados en todo el país.

Una de las primeras tareas es organizar exposiciones en el Congreso Nacional; para lograr este objetivos se han enviado las conferencias que se realizaron en el primer Cónclave que se efectuó en Ventanas,  a diversos diputados y senadores, para que ellos organicen una actividad en el Parlamento y puedan conocer detalles sobre la negativa influencia de los proyectos termoeléctricos en las costas de Chile.

Otra de las importantes conclusiones fue el absoluto rechazo a la llamada Ley Tokman, que básicamente otorga subsidios fiscales a las empresas eléctricas para que éstas compensen a los municipios que acepten sus proyectos. La mayoría de las organizaciones ecológicas y medioambientales han señalado que se está “institucionalizando la compra de voluntades políticas de alcaldes, concejales y miembros de la comunidad local”.

También se concluyó que se necesita estar presentes en el próximo encuentro municipal que se desarrollará en Quintero el 28, 29 y 30 de octubre, donde se espera informar a los alcaldes sobre los impactos medioambientales de las termoeléctricas y los proyectos que actualmente están en trámites y que afectarán a diversos territorios del país.

En el conclave están participaron médicos, abogados, sicólogos y dirigentes sociales y gremiales, además de diversos profesionales relacionados con la defensa de los derechos medioambientales de la sociedad, convirtiéndose en una de las reuniones más importantes que se haya organizado a nivel nacional sobre el impacto de las termoeléctricas en la sociedad chilena.

por Ecoceano

Compártelo

Comentarios