La Iglesia de los pobres de duelo: Muere teólogo José Comblin

Este domingo en Brasil, a la edad de 88 años, murió producto de un infarto, el sacerdote y teólogo, José Comblin, uno de los más importantes teóricos de la Teología de la Liberación y crítico de las interpretaciones bíblicas de la elite eclesiástica mundial

Este domingo en Brasil, a la edad de 88 años, murió producto de un infarto, el sacerdote y teólogo, José Comblin, uno de los más importantes teóricos de la Teología de la Liberación y crítico de las interpretaciones bíblicas de la elite eclesiástica mundial.

El sacerdote belga, quien incluso vivió en Chile -desde donde fue expulsado por Pinochet- murió a los 88 años en la ciudad brasileña de Simoes Filho, tras toda una vida dedicada al estudio de la Iglesia latinoamericana y la conformación y fortalecimiento de las comunidades de base.

El autor de obras como Teología de la Liberación, Teología de la Azada e Ideología da Seguridad Nacional será velado en Salvador y sepultado, de acuerdo a sus deseos, en una población pobre del estado brasileño de Paraíba, según indicaron los voceros de la Archidiócesis de Barra, donde residía.

Muy cercano al obispo brasileño Hélder Cámara -defensor de los derechos humanos, de la opción de la Iglesia por los pobres y conocido como “el obispo rojo” durante la dictadura brasileña- Comblin llegó en misión a Brasil en 1958, donde se desempeñó un tiempo en la Juventud Obrera Católica.

Antes de viajar a nuestro país en 1962, fue profesor en la Escuela Teológica de los Dominicos de los jóvenes Frei Betto y Frei Tito, los que tiempo después destacarían como teólogos de la liberación y opositores a la dictadura.

Luego de tres años como profesor en Chile, regresa a Brasil a trabajar con Cámara, hasta que en 1971 es arrestado y deportado por las polémicas que instalaba su trabajo teórico y comunitario.

Volvió a Chile, donde creó un seminario rural en Talca, hasta que luego de publicar su “Ideología de la Seguridad Nacional” fue expulsado por la dictadura de Augusto Pinochet en 1978.

Luego de eso, se instaló en Brasil hasta la actualidad, donde regularizó su situación legal recién en 1978, y se dedicó al trabajo con comunidades y ayudó a fundar seminarios y movimientos laicos, como los Misioneros del Campo y Misioneros del Medio Popular.

A fines del año pasado, pudimos verlo por última vez en Chile, dictando diversas conferencias y reuniéndose con comunidades y viejos amigos. En esa ocasión, El Ciudadano pudo entrevistarlo brevemente y ahondar en algunas de sus «desviadas» ideas –a la luz de la jerarquía eclesiástica.

Por Cristóbal Cornejo

El Ciudadano

ANEXO:

Extracto transcrito de grabación del Encuentro con José Comblin y José Aldunate, organizado por la Hermana Carolina Mayer y la Comunidad Cristo Vive, en capilla Cristo Vive, el 4 de diciembre de 2010, en Santiago–Chile. El tema tratado fue: “La Fe Hoy Día”.

Hay un escrito del Papa actual. Salió en una revista española en que habla del futuro de la Iglesia, y ahí dice que el futuro de la Iglesia es que será mucho menos numerosa que ahora. Va a ser algunas comunidades muy ocultas, escondidas. Todas las catedrales, monumentos, todos esos lugares van a ser vacíos y que van a ser vendidos y entregado a entidades culturales. Y la Iglesia será un grupo de núcleos muy fuertes de una fe que no se deja mover por nada en medio de un mundo completamente diverso y opuesto. Él piensa eso. En esa condición cada comunidad tendrá ministros. Para celebrar la eucaristía no se necesitará ser sacerdote y entonces habrá algunos ministros permanentes, los ministros normales serán hombres que trabajan en su profesión, tienen su familia y habrán algunos que van a circular y ser animadores de grupos de comunidades. Ese es el futuro descrito por el Papa. No lo dice en público así tan frecuentemente… porque bueno claro no corresponde. Pero esa doctrina la encuentro peligrosa. Pues movimientos como el Opus Dei y Legionarios de Cristo ¡también tienen esa idea! Que la gran mayoría del pueblo se va a salir de la Iglesia Católica ¡Y no les importa! ¡Felices! ¡Felices con eso! Pues ellos van a contar con los mejores. Los más fuertes. Y van a conquistar el poder. Será un pequeño grupo, pequeñas comunidades pero con inmenso poder. Ahí está el peligro. Entonces estas pequeñas comunidades en realidad sean comunidades capitalistas extraordinariamente poderosas. Están caminando en ese sentido, los Legionarios de Cristo, el fundador el padre Maciel, juntó una fortuna de 50 mil millones de dólares reunido en 40 años y logró crear una máquina de poder extraordinaria. Creó solo en México 9 universidades y 470 colegios. ¡Solo en México! Y otro tanto en los demás países. Y el poder que tiene el Opus Dei es una concentración muy fuerte.

Y entonces si se proyecta como futuro de la Iglesia una elite, una súper elite, pequeños grupos de súper elite que van a contar con un poder inmenso y con eso van a poder dominar la sociedad porque serán el grupo de poder más fuerte. Eso está en la cabeza de los movimientos que dirigen la iglesia actualmente. No hay que tener muchas ilusiones. Por eso las fuerzas populares tienen que unirse mucho más y más rápidamente. Y hay que iluminar a los jóvenes y ver lo que les espera.

Acabo de leer un artículo en que se dice que en Colombia existe ahora una nueva reacción de la ideología de Seguridad Nacional. Ahora es Ideología de la Seguridad Democrática”! Y es Uribe, el antiguo presidente de Colombia, se juntó con el presidente chileno actual y con senadores del partido Renovación Nacional. Para discutir justamente esa ideología de la seguridad.

¿Ahí los enemigos cuáles son? Son todos los que hacen reivindicaciones sociales, las ONG, los mapuches, los movimientos indígenas, los movimientos de minoría, ¡todos esos son terroristas! Ese es el sistema que se está pensando. ¡Eso supone una reacción! Menos mal que los universitarios empiezan a abrir los ojos porque el sistema es muy peligroso por la representación que se hace del mundo y de la iglesia ¡es algo muy peligroso! Y que nos amenaza bastante. Hay que pensar y divulgar, pues todo eso se mantiene en el secreto más posible y nunca se va hablar de eso en una reunión del clero, nunca en una asamblea diocesana, secreto. Todo eso se hace en las sombras. Bueno todo eso hay que hacerlo saber, difundir y divulgar, y que ¡¡”el pueblo cristiano aprenda a reaccionar”!! Y lo vean con evangélicos que los amenazan a ellos también y buscar frentes comunes para constituir una fuerza consciente. Porque esa condensación del poder que se encuentra actualmente ¡¡es algo muy peligroso!! Y ahí tenemos… el ¡no puedo nada! Pero podemos concientizar a mucha gente que está por ahí y podemos invocar la autoridad de Concilio y que es lo que justamente ellos quieren destruir. Lo que ellos quieren destruir.

Cuando el Papa fue a España Barcelona ¿Por qué rezó la misa en latín? ¿Por qué? ¿Qué significa eso? Es una señal muy clara que quiere suprimir lo del Concilio Vaticano II. Volver al pasado. Y bueno qué… todo el mundo escuchó el latín… pero reacciones, pocas reacciones. Porque es un acto muy significativo, menosprecio a los idiomas populares, una lengua que la gente no entiende.., muy significativo, entonces… ¡y no hay reacción! Si el Papa viene un día a Chile… ¿y hace la misa en latín? Entonces, ¿qué se va a decir? ¿Qué se va a pensar? Entonces hay que prepararse para cosas significativas semejantes porque muestran cuáles son la leyes de evolución, es decir, hay que ver a los adversarios cuando ya se muestran, ya empiezan a mostrarse claramente… y hay que defender la herencia, lo que se había conquistado en las comunidades eclesiales de base, lo que se había conquistado con otro tipo de sacerdotes, con otro tipo de religiosos y que no se vaya a destruir sistemáticamente sino hay que reaccionar con mucha fuerza.

Transcriptor y Editor (N.T.): Enrique A. Orellana F.

Colaboraron: Equipo del Movimiento Teologías de la Liberación-Chile.

Patrocina y difunde:

Cuadernos Opción Por Los Pobres – Chile

Movimiento Teologías de la Liberación – Chile

Correo: [email protected]

Compártelo

Comentarios