Opositores a los alimentos modificados genéticamente se manifestaron hoy frente a La Moneda

“Chile sin Transgénicos” se define como una iniciativa ciudadana,  una campaña que busca coordinar a personas y grupos ambientalistas a través de las redes para crear conciencia y organizar protestas pacíficas que puedan informar mejor a la ciudadanía

0 vistas

Opositores a los alimentos modificados genéticamente se manifestaron hoy frente a La Moneda

Autor: Cristobal Cornejo
11/03/2011


“Chile sin Transgénicos” se define como una iniciativa ciudadana,  una campaña que busca coordinar a personas y grupos ambientalistas a través de las redes para crear conciencia y organizar protestas pacíficas que puedan informar mejor a la ciudadanía.

El origen de la manifestación de hoy es el rechazo a una iniciativa legal, anunciada por el ministro de Agricultura, José Antonio Galilea, que busca la liberalización de los cultivos transgénicos en Chile, permitiendo el uso de esa tecnología en la agricultura local y el mercado interno.

Uno de los voceros de la red, el ingeniero agrícola Cristián Sauvageot, advierte del peligro en el uso de esta tecnología: “Para la salud humana el daño que producen es toxicidad renal y hepática, aparte producen alergias, problemas de infertilidad (…) queremos que se retire el proyecto de ley, es una tecnología que no ha prosperado y es absurdo seguir insistiendo con ello”.

El activista se quejó en la manera en que ha sido tratado el tema, impulsando un proyecto sin previa discusión. “Queremos precaución, no queremos que rápidamente, sin debate ni conocimiento público se aprueben estas leyes, incluso con el desconocimiento científico de los mismos parlamentarios sobre el tema de los transgénicos”.

También en el acto estaba presente Guillermo Riveros, en representación de los agricultores orgánicos de la región del Bío-Bío. El vocero señaló que el uso de semillas transgénicas implica un peligro de contaminación del suelo, pues además “hoy día no hay garantía de que el control que se haga a los transgénicos sea tal que impida su diseminación”, refiriéndose al hecho que el polen de los cultivos puede fecundar a los no-transgénicos.

En Chile, desde hace 15 años que se viene comercializando productos modificados genéticamente importados desde el exterior y además existen 20.000 hectáreas donde se cultivan semillas transgénicas para ser exportadas. Sin embargo hasta ahora no ha habido un uso de estas mismas semillas para cultivo en suelo chileno.

Por ello la medida de liberalización de transgénicos es vista por las autoridades como una forma de trasparentar un proceso que actualmente está a cargo del Estado por medio del Ministerio de Agricultura. “Queremos poner al alcance de los agricultores chilenos el uso de esta tecnología, ampliamente difundida en el mundo,  que además presenta ventajas en materia de rendimientos y costos favorables para los productores. Privarlos de ella constituye sin dudas una suerte de competencia desleal”, declaró el ministro José Antonio Galilea.

Por Gustavo Peralta Vargas

El Ciudadano


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados