EE. UU. monta pena de muerte a Assange: ¿Por qué Chelsea Manning está en prisión?

Filtró a WikiLeaks los crímenes de guerra de EE.UU. en Irak y Afganistán

Es víctima de la persecución de Washington sobre todo aquel que se atreva a revelar verdades incómodas. La exanalista del ejército filtró a WikiLeaks documentos sobre crímenes de guerra cometidos por EE. UU. en Irak y Afganistán


La cacería de brujas emprendida por el Gobierno de Estados Unidos para tratar de silenciar la verdad no se detiene. La ex analista del ejército Chelsea Manning continúa en prisión por negarse a declarar ante un gran jurado que busca incriminar al periodista australiano, Julian Assange, creador  y editor de  la red  internacional de ciberactivistas WikiLeaks.

Manning se encuentra recluida en la cárcel de Alexandria City, en Virginia, desde el 8 de marzo, por dictamen del juez federal Claude Hilton, quien la encontró culpable de desacato civil al tribunal.

Por tanto, deberá permanecer encarcelada hasta que acceda a testificar o hasta que el gran jurado termine su trabajo. Incluso, un tribunal de apelaciones rechazó la solicitud de libertad bajo fianza presentada por sus abogados.

Sin embargo, Manning ha dejado claro que se mantendrá fiel a sus principios y no declarará contra Assange.

“Después de dos meses de confinamiento, y utilizando todos los mecanismos legales disponibles hasta ahora, puedo, sin ninguna duda, afirmar que nada me convencerá de declarar ante este o cualquier otro gran jurado. Con cada día que pasa, mi decepción y frustración crecen, pero también lo hacen mi compromiso de hacer lo correcto y continuar negándome a declarar “, afirmó en un comunicado .

Chelsea Manning se niega a testificar contra Julian Assange

Indicó que ya le ha proporcionado al Gobierno toda la información sobre sus interacciones con WikiLeaks y Assange, por lo que cualquier testimonio ante el gran jurado sería redundante para el caso.

“Me cuesta entender que el Departamento de Justicia considere que mi testimonio redundante podría en realidad proporcionar cualquier tipo de valor a una investigación. No poseo ninguna evidencia razonable para creer que declarar ante este gran jurado podría dar luces a nuevas teorías”, planteó.

El via crucis de Manning

En mayo de 2010, en ese entonces Bradley Manning , fue arrestada en Irak por filtrar a Wikileaks una serie de documentos confidenciales que exponían los crímenes de guerra cometidos por Estados Unidos en Irak y Afganistán.

El más impactante de estos documentos fue el video “Asesinato colateral”, filmado por un militar estadounidense y muestra a sus compañeros disparando desde dos helicópteros Apache contra un grupo de civiles en Bagdad, entre los que se encontraban dos fotógrafos de la agencia Reuters y al menos a una docena de iraquíes.

El video, junto con más de 750.000 documentos secretos, entre los que figuran los archivos conocidos como “Diarios de Guerra de Irak y Afganistán”,  fueron difundidos originalmente por WikiLeaks, para luego ser  publicados por los principales periódicos y cadenas de televisión de EE.UU. y del mundo.

Manning pagó caro revelar la verdad sobre estas atrocidades. Fue abusada, torturada y sentenciada por un tribunal militar a 35 años, que la encontró culpable de 20 cargos, incluyendo espionaje.

Se trata de la condena más larga que nadie ha recibido jamás por revelar registros clasificados del Gobierno de Estados Unidos.

Bradley Manning antes de recibir la sentencia de tribunal militar en 2007

Al día siguiente de ser condenada, Bradley se identificó como Chelsea, y anunció que iniciaría terapia de cambio de género. Luego de una larga batalla legal, y con el respaldo de la comunidad LGBTI, consiguió la autorización para recibir tratamiento médica de transición sexual, convirtiéndose en la primera detenida en una cárcel militar en obtenerla.

Sin embargo, en la cárcel sufrió de aislamiento, vejaciones y un trato inhumano.

Antes de culminar su segundo mandato, el presidente Barack Obama decidió, el 17 de enero de 2017, conmutar la pena de Manning, quien fue liberada cuatro meses después, el 17 de mayo .

Chelsea Manning ha sido sometida a aislamiento durante su estancia en prisión

De nuevo en prisión

Menos de dos años después, la exanalista del ejército vuelve a prisión por el caso WikiLeaks y también vuelve a ser víctima de abusos.

A pesar de que no ha sido acusada ni condenada por ningún delito nuevo, ha sido tratada como una convicta e, incluso, fue recluida en régimen de aislamiento durante sus primeros 28 días en la cárcel de Virginia.

En su comunicado, reveló el terrible impacto que tiene para su salud mental esta cruel medida, debido a las secuelas que le dejó año de aislamiento que sufrió cuando fue encarcelada por el Gobierno de Obama.

“Experimenté dificultades para mantener la atención en cualquier cosa, un estupor disociativo. Pensar y concentrarse se hacen más difíciles. La ansiedad, la frustración con cosas menores, la irritación y la incapacidad en espiral para tolerar cada síntoma se afianzan”, explicó.

Al respecto, el relator especial de la ONU sobre la Tortura, Juan E. Méndez, advirtió que el aislamiento prolongado equivale a tortura, cuando se usa como castigo por tiempo indefinido o cuando la persona ya sufre una discapacidad mental.

Manning y sus abogados han denunciado que se le ha negado la atención médica necesaria para  tratar su reciente cirugía de reasignación de género, medida que la pone en riesgo de sufrir una lesión permanente o una infección potencialmente mortal. Asimismo, les preocupa que no pueda tener acceso a la terapia hormonal y a los medicamentos que requiere.

Mi salud física y mental se deterioran rápidamente en estas condiciones que están reservadas para un confinamiento a corto plazo, permanezco sin tener casi acceso a la luz solar y debido a la pobre nutrición he subido 20 libras de peso (…) Ahora, después de sufrir  las graves lesiones psicológicas de mi actual confinamiento, no deseo exponer a ninguna otra persona a este trauma”, expresó.

El encarcelamiento de Manning viola la primera, cuarta, quinta y sexta enmienda de la Constitución de EE.UU.

Violación a la Constitución

El encarcelamiento de Manning es visto como un flagrante error judicial y un ejemplo  de la corrupción del sistema judicial de Estados Unidos, que a menudo opera en violación de la Constitución y de acuerdos internacionales de derechos humanos.

“Manning tiene el derecho constitucional de guardar silencio y no colaborar con la acusación corrupta del notorio jurado de Virginia contra Julian Assange. Pero la Constitución de EE.UU. y sus enmiendas, exaltadas por los historiadores estadounidenses como guardianes inviolables de la libertad y la justicia, ahora son violadas abiertamente por los propios tribunales”, condenó el periodista y activista británico, John Pilger.

Relacionado:  ONU en Chile llama al Gobierno a terminar con el uso de balines y perdigones

Los abogados de la activista han denunciado que la permanencia en prisión de Manning  viola los derechos de la Primera, Cuarta, Quinta y Sexta Enmienda, que se refieren a la libertad de expresión; a estar a salvo de pesquisas y aprehensiones arbitrarias;  a la autoincriminación y ser juzgado pública y expeditamente por un jurado imparcial del Estado.

Relacionado:  Restaurante "Lili Marleen" de Providencia anunció su cierre "por razones de seguridad"

¿Por qué está presa Chelsea Manning?

Las mayores revelaciones fueron sobre cómo el Gobierno estadounidense miente a la opinión pública, oculta información, viola derechos humanos, espía a dirigentes y corporaciones de todo el mundo y ejecuta su cruel política militar e intervencionista.

Se trata de algo que no perdona Washington y menos Donald Trump, quien desde que llegó a la presidencia ha sostenido una batalla contra la difusión de las informaciones que no son conveniente a sus intereses y a las que tilda como “fake news” (noticias falsas).

Luego de que el Gobierno de Lenín Moreno le retirara la medida de asilo en la embajada ecuatoriana en Londrés, Julian Assange fue detenido por la Policía británica el 11 de abril, y la semana pasada fue condenado a 50 semanas de prisión por burlar las condiciones de una fianza concedida en 2010.

Sin embargo, Washington no descansa en su afán de lograr que el periodista sea extraditado a territorio estadounidense.

Para Trump, el encarcelamiento de Manning, a quién considera una traidora, es una pieza fundamental en la cacería de brujas contra el activista australiano y la red WikiLeaks.

Nuevos cargos contra Assange

Si bien el Gobierno de Estados Unidos acusa a Assange de conspirar para cometer un fraude informático, con una posible sentencia de cinco años, el gran jurado de Alexandria, Virginia, sigue buscando el testimonio de Manning, lo que indica es que aún hay cargos que se están desarrollando.

De hech, CNN adelantó que el Departamento de Justicia espera presentar cargos adicionales contra el australiano. Mientras que el propio portal WikiLeaks indicó que esos nuevos cargos estarían basados en la Ley de Espionaje.

“Esta acusación puede ser vista en virtud de la Ley de Espionaje de 1917, una ley federal de la Primera Guerra Mundial destinada a proteger los secretos militares que también se ha utilizado para acusar a Chelsea Manning y Edward Snowden”, denunció  la red de ciberactivistas en su cuenta de Twitter el pasado 26 de abril.

“Las condenas en virtud de la Ley de Espionaje pueden ser castigadas con la muerte“, advirtió.

La nueva hipótesis de Washington es que el periodista intentó ayudar a Manning a descifrar una contraseña para que pudiera ocultar su identidad al acceder a información clasificada en computadoras gubernamentales y, entonces, quieren que ella lo confirme.

El objetivo del gran jurado, es probar que Assange y WikiLeaks manipularon a Manning y le dieron instrucciones para que “robara” información secreta. Pero, la ejecución de este plan tiene un obstáculo: Manning se niega a colaborar, aún a costa de su libertad.

“Por una cuestión de principios, no reconozco la legalidad de un tribunal secreto. No importa lo que hagan conmigo”, ha dejado claro.

Mientras tanto, los abogados de Manning han planteado que el interés del Gobierno por obligarla a declarar ante el gran jurado es socavar su testimonio como testigo de la defensa de Assange.

Washington quiere socavar el testimonio de Manning como testigo de la defensa de Assange

“Como se señaló en las mociones y apelaciones de la señora Manning, dado que su testimonio no es necesario para la investigación del gran jurado, el propósito probable de su citación es ayudar al fiscal a prever y socavar su posible testimonio como testigo de la defensa en un juicio” contra Assange,  señaló el abogado Moir Meltzer-Cohen.

El también exanalista del ejército Daniel Ellsberg, quien filtró los “Papeles del Pentágono” sobre la guerra de Vietnam, planteó que como Chelsea se ha negado durante siete años y medio a darle a Washington lo que pretendían, “la encarcelaron y nuevamente recurren a la tortura, que funciona para conseguir falsas confesiones”.

Quieren que ella contradiga su declaración jurada, en la que afirmó repetidamente que su relación con WikiLeaks ha sido exactamente igual que hubiera sido con The New York Times o The Washington Post, a quienes acudió antes de contactar a WikiLeaks. Como estos medios no le respondieron, ella fue a WikiLeaks. Chelsea asumió total responsabilidad, no para protegerlos, sino porque es la verdad. Y Chelsea dice la verdad”, indicó.

“Ella es una verdadera patriota. No conozco a nadie más patriótico que ella, dispuesta a arriesgar y a renunciar a su libertad, a su propia vida en defensa de las libertades civiles y de la Constitución. La admiré antes y la admiro ahora: Hoy que se niega a formar parte de una conspiración contra la libertad de prensa en este país”, subrayó.

Si la activista  por el derecho a la información y defensora de los derechos de  la comunidad LGBTI no accede al chantaje de la Casa Blanca, es probable que la administración de Trump busque la manera de presentar nuevos cargos criminales para castigarla.

Lo cierto es que, aunque la cacería de brujas contra la libertad de expresión apenas comienza, el compromiso con la verdad prevalece, Manning permanece fiel a sus principios, Assange no se rinde y WikiLeaks sigue revelando las acciones de las altas esferas del poder político internacional.

Te interesa leer: 

Sólo la verdad nos hará libres: Libertad para Julian Assange

¡Confidencial! Se filtra el monto que el BID «prestaría» a Venezuela a cambio de derrocar a Maduro

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

4,275,912FansMe gusta
274,896SeguidoresSeguir
333,979SeguidoresSeguir
16,800SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos