En medio del descrédito de los partidos y la desafección ciudadana, se instaló el Consejo Constitucional

El incremento de la desconfianza en el proceso constituyente desarrollado por los partidos políticos tradicionales, se debe en gran parte al hastío por parte de la población en la manera en que opera este sector y las instituciones.

Consejo Constitucional

Este miércoles se realizó la ceremonia de instalación del Consejo Constitucional, que estará a cargo de elaborar y redactar la nueva propuesta de Constitución Política de Chile, como parte del segundo proceso constituyente.

El órgano está compuesto por 51 consejeros y consejeras que fueron electas por la ciudadanía en mayo y que tendrán por único objetivo discutir y aprobar el texto, sobre las bases de la Comisión Experta, el cual será plebiscitado el próximo domingo 17 de diciembre donde las y los electores votarán por las opciones A favor o En contra.

Tal como se esperaba, la militante del Partido Republicano, Beatriz Hevia Willer, y el independiente en cupo del Partido Socialista, Aldo Valle Acevedo, fueron elegidos hoy como presidenta y vicepresidente del Consejo Constitucional.

La sesión se desarrolló en el hemiciclo de la Cámara de Diputadas y Diputados en Santiago, y estuvo encabezada en un principio por Luis Rojas como secretario general del consejo, Rodrigo Pineda como prosecretario y Miguel Littin (PS) como presidente transitorio de la instancia hasta la elección del nuevo liderazgo.

El presidente Gabriel Boric participó en la ceremonia y exhortó a los consejeros a trabajar por llevar a cabo «un proceso de colaboración, donde las distintas partes sean capaces de ceder cuando es necesario y de encontrar los puntos comunes en búsqueda de lo mejor para Chile”.

«El trazado del proceso que hoy transitamos es producto de perseverar, a veces incluso de manera improbable, en el diálogo. Y en esto el borrador específicamente sobre el cual ustedes van a trabajar, que fue aprobado por unanimidad por la comisión experta, ha sido fruto de amplios acuerdos entre quienes sostienen miradas y posturas diversas, tal como sostienen miradas y posturas diversas los habitantes de nuestra patria», indicó.

«Muchas veces, compatriotas, a lo largo de nuestra historia hemos debido superar difíciles pruebas y esta misma historia patria nos enseña que la solidaridad es más enriquecedora que el egoísmo y que trabajar unidos por el bien común es mucho mejor que intentar sacar ventajas de corto plazo de las crisis que afectan a nuestro país y a las cuales no es inmune», añadió.

Por esta razón, el mandatario instó a los consejeros a responder a las necesidades del pueblo chileno.

«Espero y confío que durante estos meses de intenso trabajo que les esperan, piensen en esas personas que se han comprometido a representar en sus necesidades, en sus sueños, en sus angustias y esperanzas y que esta propuesta logre contenerlos e incluirlos, porque por ellas y ellos, por nuestro pueblo, es este trabajo y es a quienes nos debemos», recalcó.

Beatriz Hevia y Aldo Valle asumen directiva del Consejo Constitucional

Tal como se esperaba, la militante del Partido Republicano, Beatriz Hevia Willer, y el independiente en cupo del Partido Socialista, Aldo Valle Acevedo, fueron elegidos hoy como presidenta y vicepresidente del Consejo Constitucional.

Beatriz Hevia, quien obtuvo 33 votos, es abogada y nació en Osorno hace 30 años, fue e elegida consejera por la Región de Los Lagos. Se ha desempeñado como asesora cercana del líder del Partido Republicano y excandidato presidencial de la extrema derecha, José Antonio Kast.

Cabe recordar que Kast ha expresado que la Constitución que en 1980 se promulgó durante el régimen dictatorial de Augusto Pinochet, y que rige en la actualidad, “ contenía toda la transición a la democracia” y que todas las instituciones que emanaron de esa Carta Magna, desde el Parlamento a las Fuerzas Armadas pasando por el Poder Judicial, siguen vigentes hoy día.

En tanto, Aldo Valle Acevedo, que recibió 17 votos, es un abogado y académico de 68 años. Fue rector de la Universidad de Valparaíso entre 2008 y 2020 y vicepresidente del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas entre 2015 y 2020.

55,1% tiene poca o ninguna confianza en el proceso constituyente

La instalación del Consejo Constitucional se realizó en medio de un escenario de descrédito y desafección por parte de la ciudadanía, tal y como revelan distintos estudios de opinión.

Los resultados de la reciente encuesta Pulso Ciudadano reflejan que los chilenos tienen un bajo nivel de confianza en el nuevo proceso constituyente.

De este modo, el 55,1% de los encuestados expresó tener poca o ninguna confianza en dicho proceso. Un 29,2%expresó que tiene mediana confianza y apenas un 15,7% confía en cómo se está redactando la nueva Carta Magna.

La medición realizada entre el 23 y 26 de mayo 2023, a través de un Panel Online representativo a nivel nacional, también reveló el nivel de interés de la población en el proceso constituyente. Mientras que un 33,1% de los encuestados manifestó estar muy interesado en él, un 40,1% indicó no tener interés. Un 26,7% expresó sentirse medianamente interesado.

Solo 17,5% votaría a favor de aprobar la nueva Carta Magna

Según el estudio de Activa Research, el 47,6% de los encuestados está de acuerdo con cambiar la Constitución, lo que representa una disminución del 30,67% en comparación con el 78,27% que votó a favor de una nueva Carta Magna en el Plebiscito Nacional realizado el 25 de octubre de 2020.

Asimismo, un 23,4% se manifestó en contra y un 29% de los encuestados afirmó no estar ni de acuerdo ni en desacuerdo con cambiar el texto.

Otra de las revelaciones es que con la información que maneja la ciudadanía, hasta el momento, sobre el proceso constituyente, un 28,9% estaría votando en contra del texto constitucional en el plebiscito de diciembre 2023. Un 53,6% expresó que no sabe aún, y solo un 17,5% indicó que estaría votando a favor.

Baja confianza en los partidos políticos

El incremento de la desconfianza en el proceso constituyente desarrollado por los partidos políticos tradicionales, se debe en gran parte al hastío por parte de la población en la manera en que opera este sector y las instituciones.

La Encuesta Nacional de Opinión Pública publicada por el Centro de Estudios Públicos (CEP) a mediados del año pasado, reveló que los partidos políticos fueron la institución que logró menos nivel de confianza, llegando solo al 4%.

Diversos movimientos sociales han planteado que, tanto el Ejecutivo como los partidos políticos deberían estar abocados a su tarea de gobernar y legislar, respondiendo a las demandas sociales, al alza del costo de la vida, y las causas de fondo de la percepción de inseguridad, entre otras materias urgentes.

Plantean que si bien reformar la constitución del 80, lo que está dentro de sus atribuciones y competencias, no les corresponde revertir desde esos espacios, los contenidos de la nueva constitución que contribuyan a disminuir la desigualdad, atender las necesidades y reivindicar los derechos sociales que exige la sociedad que se movilizó durante el estallido social del 2020, el cual dio origen al proceso constituyente.

Sigue leyendo:

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬