Tras lluvia de críticas, Presidente Boric removió al contralmirante de la Armada Jorge Parga como jefe de la Defensa Nacional del estado de emergencia en Arauco y Biobío

Parga fue fuertemente criticado por defender al cabo Leonardo Medina, formalizado por el homicidio de Manuel Rebolledo en 2021, quien fue atropellado por un camión institucional que Medina conducía el 21 de octubre del 2019, en Talcahuano en el marco de las manifestaciones del estallido social.

El presidente Gabriel Boric ordenó este jueves la remoción del contralmirante de la Armada, Jorge Parga, del cargo de jefe de Defensa Nacional de las provincias de Arauco y Biobío.

La determinación llegó a nivel político por el trato y la relación de diálogo que había entre la autoridad gubernamental y Parga, nombrándose en su reemplazo al comandante en Jefe de la Fuerza de Submarinos, contraalmirante Juan Pablo Zúñiga Alvayay, refiere BioBió.

Parga también fue el encargado de asumir en octubre el estado de excepción impuesto por el entonces presidente Sebastián Piñera, y que se extendió por más de seis meses. Por su parte, Slater, quien encabezará la región del Biobío, asumió ese cargo el 12 de marzo, un día después que Boric.

El nombre nuevamente de Parga dirigiendo esta medida, se remonta al asesinato del comunero mapuche, Yordan Llempi en noviembre del año pasado, lo que generó una lluvia de críticas a su designación.

Llempi fue asesinado durante la acción bélica de infantes de marina y unidades militarizadas de Carabineros; mientras que al menos tres personas, incluido un menor de edad, resultaron heridas por disparos.

El comunero fue asesinado cuando se encontraba en el patio de su casa. Según el relato de la familia, funcionarios dispararon sin motivos a los vehículos particulares y de transporte público que pasaban por la carretera.

Parga, además, fue fuertemente criticado por defender al cabo Leonardo Medina, formalizado por el homicidio de Manuel Rebolledo en 2021, quien fue atropellado por un camión institucional que Medina conducía el 21 de octubre del 2019, en Talcahuano en el marco de las manifestaciones del estallido social.

Por eso, tras darse a conocer la medida del Estado de Excepción en Wallmapú y que Parga asumiría nuevamente la jefatura en ambas provincias, la familia de Rebolledo pidió al presidente Gabriel Boric considerar la medida, señalando que – durante su campaña presidencial – había prometido que realizaría justicia por las víctimas del estallido.

“Le pedimos al Gobierno y sobre todo al Presidente que tenga en consideración el mal comportamiento de las fuerzas armadas en el control del orden público, como sucedió para el estallido social con nuestro hijo Manuel, pues el nivel de violencia que ejercieron en nombre del Estado fue exacerbado y culminó en la comisión de delitos graves tales como mutilaciones y homicidios”, señalaron en una carta consignada por Radio U. Chile.

Los familiares del fallecido joven, además, cuestionan al gobierno por decretar estado de excepción, en circunstancias que como oposición lo rechazaron permanentemente.

“Hacemos un llamado al presidente Boric, a recordar cuando estuvo en nuestro hogar días previos al cierre de su campaña, cuando nos prometió Justicia, verdad, reparación y memoria. Es doloroso y lamentable pero señales como la del Almirante Parga nos hacen sentir desamparados y desesperanzados”, señalaron en la misiva.

El abogado de la familia, Cristián Fuentealba, señaló a La Tercera respecto del caso: “Él intentó saquear la pesquera, pero no logró sacar nada, porque antes de eso comenzó a escapar. Pero eso no justifica que haya sido perseguido por tantos metros y a esa velocidad. En este caso sí hay dolo, el imputado actuó con la intención de causar daño”.

En las pocas horas que Parga estuvo en el cargo, anunció que pediría refuerzos de otras zonas para llevar a cabo el resguardo de los caminos y aseveró que ante cualquier ataque que pudieran recibir, responderían en legítima defensa. 


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬