¿No basta con la COVID-19? Dengue, gripes y huracanes agravarán situación en Latinoamérica

Las medidas implementadas por distintos gobiernos contra el Covid-19 están provocando el bloqueo de cientos de migrantes en zonas limítrofes de países de tránsito

1123
COVID

Todo parece indicar que el 2020 no es el año para Latinoamérica y el Caribe. Las ya deterioradas condiciones sociales y económicas que presentaba la región han empeorado radicalmente con la aparición de la pandemia ocasionada por la COVID-19; y en medio de todo eso, surgen nuevas advertencias que pueden empeorar el escenario regional.


Sobre este escenario, el presidente de la Cruz Roja, Francesco Rocca, advirtió que la situación actual que vive Latinoamérica con motivo de la pandemia por el nuevo coronavirus podría empeorar por un brote epidémico de dengue y la llegada de la temporada de huracanes.

Además, Rocca mostró preocupación por el cierre de fronteras de los países, medida que ha provocado el bloqueo de cientos de migrantes, así como viajeros que no han podido regresar a sus destinos.

Huracanes
Las temporadas de huracanes y de lluvias hacen estragos en Latinoamérica y el Caribe cada año

La pandemia de la COVID-19 afecta al continente americano con bastante fuerza y letalidad, sobre todo porque se encuentran los dos principales focos de contagios -Estados Unidos y Brasil- y otros países como Perú, Chile, Colombia, Ecuador, Bolivia, República Dominicana, Argentina y México, severamente golpeados y con crisis sanitarias agudas a causa de la enfermedad que sigue descontrolada y en ascenso vertiginoso.

Por esto, el italiano Rocca agregó que la compleja situación se verá más afectada con la aparición masiva de casos de dengue y la temporada de huracanes que siempre deja estragos, sobre todo en el Caribe.

“Oleadas de COVID-19 y dengue están ocurriendo a la vez en algunos países, y las dos enfermedades afectan especialmente a los más vulnerables, personas que viven en zonas hacinadas con insuficiente acceso a agua corriente y servicios sanitarios”, destacó Rocca en una rueda de prensa reseñada por la agencia EFE.

Dengue

Brotes de COVID-19, dengue y otras gripes

Rocca resaltó que hubo importantes brotes de dengue en Paraguay y Argentina a principios de año, y actualmente se han declarado nuevos casos en países de Centroamérica y el Caribe, donde también se suma el temor por la reapertura de fronteras para tratar de recuperar el sector turístico, una decisión que pudiera producir rebrotes de coronavirus.

En ese mismo orden, el titular de la Cruz Roja Internacional advirtió que “los desastres naturales no se detienen durante la pandemia”, por lo que es esencial aumentar las medidas preventivas durante la estación de huracanes, especialmente en la zona del Caribe.

Subrayó que América, incluyendo también Estados Unidos y Canadá, se mantiene como la zona con mayor número de casos y muertes por COVID-19, lo que contribuye a que “la primera ola de la pandemia no haya terminado y a nivel global no se haya alcanzado el pico de infecciones”.

Relacionado:  Ecuador: Motín en centro penitenciario culmina con 9 fallecidos

Rocca, quien tiene a cargo la coordinación de las federaciones nacionales de Cruz Roja, también recordó que la llegada de la temporada de gripe al Cono Sur podría ser otro factor que dificulte la respuesta al COVID-19.

También habló sobre la dramática situación de los migrantes, totalmente expuestos por las decisiones de cuarentena obligatoria y cierres de fronteras ordenados para contener la pandemia.

COVID
El dengue y la COVID-19 pudieran dejar este 2020 una cifra catastrófica de mortalidad en la región

Cierre de fronteras y vulnerabilidad de migrantes

Las medidas contra el Covid-19 están provocando el bloqueo de cientos de migrantes en zonas limítrofes de países de tránsito. Por ejemplo, medio millón de personas, principalmente africanas, bloqueadas en el área de Choluteca (Honduras), junto al territorio nicaragüense.

Otro ejemplo se da en Panamá, donde “1.600 migrantes, en su mayoría procedentes de África, están bloqueados desde hace tres meses en la provincia de Darién, cerca de la frontera con Colombia”, señaló Rocca, quien también recordó que unos 71.000 venezolanos han regresado a su país al perder su trabajo en países de acogida.

A esta situación también se suma la de viajeros varados que se han quedado sin recursos para subsistir en los países que se encuentran en condiciones de turistas o para fines médicos, y que están desesperados al no poder volver con sus familias y a sus hogares.

La pandemia del coronavirus en América mantiene a todo el continente en una crisis sanitaria brutal

Por otro lado, el líder de Cruz Roja denunció el comportamiento discriminatorio contra trabajadores sanitarios y otros trabajadores en primera línea frente a la pandemia en Latinoamérica, por prejuicios y temores a que estos profesionales contagien el virus en los lugares donde viven.

Rocca también subrayó que algunos gobiernos de la región, como el de Jair Bolsonaro en Brasil, “minimizaron las posibles consecuencias” en los primeros momentos de la pandemia y “han pagado un alto precio por no escuchar a la comunidad científica”.

También habló de las tensiones sociales que están comenzando a aflorar debido a la pérdida de empleos y otras consecuencias sociales de la pandemia, y subrayó que los primeros incidentes “son sólo una muestra de lo que puede pasar cuando la gente está desesperada”.

“Ahora depende de los Gobiernos el ser capaces de afrontar las consecuencias que sufrirán las comunidades más vulnerables”, y en ese sentido, “atenderlos con medidas sociales puede evitar un aumento de las tensiones”, añadió.



Te puede interesar…