Indígenas asesinados en la era Duque: las peores cifras de Colombia en 5 años

Un estudio reveló que 262 líderes indígenas fueron asesinados luego de la firma del Acuerdo de Paz y 167 durante el período de presidencia del gobernante uribista del Centro Democrático

Indígenas

Durante los últimos cinco años Colombia ha registrado cerca de 300 asesinatos de líderes indígenas en su territorio. Desde 2016 esta lamentable cifra ha ido ascendiendo y se ha incrementado con mayor rapidez durante el régimen gubernamental del uribista Iván Duque.

Estos indicadores no son casuales, pues manifiestan una misma tendencia sobre otro tipo de informes relacionados a asesinatos en Colombia durante el régimen de Duque, como son las alarmantes cifras de muertes de líderes sociales y activistas de derechos humanos, así como también los más de 1.300 venezolanos que han resultado asesinados en el actual gobierno del pupilo del expresidente Álvaro Uribe Vélez, creador de los falsos positivos.

En lo que va de 2020, incluyendo el periodo de cuarentena obligatoria con motivo de la pandemia de la enfermedad COVID-19, el indicador sobre los asesinatos contra las comunidades originarias de Colombia no ha dejado de crecer, y en los primeros seis meses del año se han registrado, al menos, 40 líderes indígenas víctimas de sicariato.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) presentó el pasado 9 de junio un informe sobre los asesinatos de líderes indígenas en el período de 2016 al 8 de junio de 2020.

Duque Trump

En ese estudio se contabilizan, al menos, 269 líderes indígenas asesinados y su gran mayoría durante la presidencia del uribista Duque.

La organización hace una muestra de los casos confirmados durante los últimos cinco años en el que se refleja la manera en que ha venido creciendo este tipo de crímenes contra los pueblos originarios.

Por ejemplo, en 2016 registraron 31 asesinatos; 45 en 2017, 62 en el 2018, 84 en el 2019 y 47 en lo que va de 2020.

El estudio además destaca que de ese total, 262 líderes indígenas fueron asesinados luego de la firma del Acuerdo de Paz y 167 durante el período de presidencia de Iván Duque.

“En el 2020 han sido asesinados 47 líderes indígenas, 14 de ellos durante el período de cuarentena“, agrega Indepaz.

Regiones con mayor número de asesinatos

De acuerdo al informe de Indepaz, el departamento donde se han presentado mayor número de asesinatos contra liderazgos indígenas desde el 2016, ha sido el Cauca, con 94 reportes. Un dato importante sobre esta región es que, de ese total, 28 corresponden al primer semestre de este 2020.

A ese departamento le sigue en registros del 2020; Nariño con 5 asesinatos, Caqueta y Valle con 3, y de un caso en lugares como Putumayo, Norte de Santander, Córdoba, Chocó, Antioquia y Bogotá.

“Lo que ocurre en Cauca responde a la lógica de un departamento donde históricamente se han presentado conflictos territoriales, con sectores privados legales e ilegales tales como la minería”, precisó Indepaz.

Otros actores influyentes en el conflicto como, las azucareras, la explotación de madera, la ganadería, la megaminería, la concentración de tierras, los proyectos petroleros, las hidroeléctricas, entre otros, también influyen en el repunte de los casos contra indígenas en Colombia, destaca el estudio.

Indígenas

Indepaz resalta que los procesos de reclamación, restitución y recuperación de tierras, ademas de los incumplimientos al Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS), han intensificado la crisis de los liderazgos, lo que ha abierto el paso, nuevamente, a la presencia de grupos armado paramilitares que se disputan el control de las rutas del narcotráfico.

El informe destaca las acciones encabezadas por los pueblos indígenas quienes han firmado su autonomía y decisión de permanecer en sus territorios como condición esencial para garantizar supervivencia, “rechazando todas las manifestaciones del conflicto armado y han asumido una posición de resistencia pacífica ante todos los actos armados”.

También resalta que los pueblos indígenas “reclaman el derecho a la libre determinación para que se reconozcan y respeten sus planes de vida, así como los proyectos en su territorio que intervengan con recursos nacionales e internacionales y que fortalezcan las autoridades tradicionales ilegítimas”.

El informe destaca, además, que las comunidades indígenas no dejan de lado que deben también ser reconocidas “como víctimas del conflicto armado y el reconocimiento de los actores armados a la verdad, la justicia, la reparación integral y la no repetición hacia los pueblos étnicos”.

Indígenas

Asesinatos a líderes indígenas en 2020

En el mismo informe de Indepaz se advierte que los 269 líderes indígenas asesinados desde 2016 en Colombia, varios de ellos defensores de derechos humanos, un total de 47 de ellos son casos del presente año.

De ese total de 2020, 14 líderes indígenas han sido asesinados entre marzo y junio, precisamente durante el periodo de confinamiento por el nuevo coronavirus.

El documento que destaca que la mayoría de estas muertes, 167, han sido durante el régimen de Duque, también señala que estos crímenes se han producido principalmente en el departamento del Cauca, donde hay graves conflictos de tierras entre comunidades y sectores privados legales e ilegales.

Camilo Gonzalez Posso, director de Indepaz, dijo a RCN Radio que los departamentos de Cauca y Nariño, de lejos, concentran las situaciones más graves por cuanto allí han sido asesinados este año 28 de estos líderes.

Pero también en Bogotá, según revela el informe de Indepaz, los dirigentes indígenas han sido víctimas del conflicto por contrabando de mercancías, extorsión, secuestro, lavado de activos, apropiación ilegal de tierras y viviendas, entre otros, por parte de grupos de distintos tipos y fines, divididos entre, la fuerza pública, ejército, policía nacional, paramilitares, narcotraficantes y guerrillas.

Indígenas

“Es el resultado de conflictos muy serios, unos inmediatos por la pandemia porque las comunidades indígenas están controlando territorio, están ejerciendo autoridad, están diciéndole no a la gente que quiere realizar actividades criminales en esas regiones y chocan estas actitudes con los intereses de estos grupos que los persiguen”, señaló González.

El vocero de Indepaz agregó que también hay “conflictividades históricas por tierras, explotaciones mineras, narcotráfico de cocaína y marihuana, y la disposición de las autoridades indígenas a controlar esta situación”.

González indicó que los asesinatos y ataques contra los líderes indígenas no han tenido una respuesta adecuada desde el Gobierno de Duque, especialmente con “medidas de protección efectivas, reconocimiento de la guardia indígena y otras que operan en las regiones”.

El titular de Indepaz también acotó que la violencia contra las comunidades aborígenes “forma parte de una larga historia de discriminación, costreñimiento de perdida de libertades y falta de atención a las obligaciones del Estado para garantizar los derechos étnicos y territoriales”.



Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios