Así Guaidó robó millones de dólares a una Fundación que atiende a niños enfermos (II)

En la primera entrega de este reportaje se describió cómo el periodista Roland Carreño es uno de los principales operadores de Voluntad Popular (VP)

En la primera entrega de este reportaje se describió cómo el periodista Roland Carreño es uno de los principales operadores de Voluntad Popular (VP). Se trata del grupo sedicioso de Juan Guaidó que ha robado al Estado recursos de Petróleos de Venezuela y su refinadora CITGO. También se apropió de dinero secuestrado en el extranjero con la complicidad de Donald Trump, la Unión Europea y otros gobiernos lacayos.

Carreño admitió antes las autoridades que llegó a utilizar millones de dólares robados a la Fundación Simón Bolívar. Este es un brazo social de la refinería CITGO que destinaba recursos para el tratamiento de niños enfermos.

La misión de la Fundación creada en 2006 por Hugo Chávez quedó totalmente desvirtuada. Su misión es ofrecer apoyo a niños que sueñan con salvar su vida de enfermedades crónica que padecen. Con Guaidó, es un lobby para concretar negocios personales y llenar de lujos a quienes usurpan la institución.

Carreño

Viejas y nuevas prácticas corruptas

La desfachatez del grupo de Guaidó no asombra a estas alturas. Ya su entorno tiene precedentes de este tipo de acciones corruptas. Incluso, algunas terminan vinculadas a prostitución, drogas, enriquecimiento ilícito y aprovechamiento de los recursos obtenidos de forma ilegal.

El caso de Roland Carreño es una más. El experiodista convertido en ladrón confesó que pretendía comprar un spa “para invertir” los millones de dólares robados a CITGO. Asimismo, pensaba regalarle una camioneta de lujo a su pareja sentimental y comprar bebidas alcohólicas de las más caras. Todos esos gastos nada tienen que ver con ayuda social.

Sobre este caso, recientemente habló el dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Jorge Rodríguez. Explicó que Voluntad Popular convirtió la Fundación Simón Bolívar en una caja chica para lavar dólares y financiar acciones de guerra contra Venezuela.

Carreño

Investigación a Carreño reveló varios delitos

La Fundación está actualmente en manos de Mariela Poleo, una usurpadora designada por Guaidó con apoyo de Donald Trump. Rodríguez recordó que la Fundación la creó Hugo Chávez con el objetivo de atender casos de enfermedades catastróficas. Entre ellas destacan intervenciones delicadas de médula espinal, trasplante de pulmón, entre otras calificadas como “raras”.

Igualmente, comentó que VP está vinculada a prófugos de la justicia venezolana, como Julio Borges, David Smolansky y Carlos Vecchio. Todos tuvieron la desdicha de robar el dinero destinado para atender a niños enfermos. Al contrario, prefirieron enriquecerse y planificar acciones terroristas contra los venezolanos.

“Utilizaron la fachada de construcción de hospitales, de la ayuda a niños, pero realmente utilizan el dinero para proselitismo político. (…) Ese dinero hubiese servido para el tratamiento de niños con leucemia y trasplantes de pulmón. (…) En cambio, se traspasó a la fundación “Futuro Presente” de Yon Goicochea en Colombia, para planificar acciones contra Venezuela”, denunció.

Carreño compró un spa y una camioneta

Utilizó el dinero de la Fundación Simón Bolívar para comprar un spa en el Centro Comercial Paseo Las Mercedes (Caracas). También uso el dinero de los niños con cáncer para comprar una camioneta último modelo a su pareja”, acotó Rodríguez. Acto seguido, mostró fotos de una camioneta de lujo marca Toyota que costaría al menos 20.000 dólares.

“Algunos opositores pretenden mantener una fachada para continuar con el robo de millones de dólares”, acotó Rodríguez sobre el caso.

Agregó que desde España, lugar donde se encuentra Leopoldo López, pretenden planificar atentados, asesinatos y sabotajes. EL primero de ellos habría sido el que se registró días atrás en la refinería Amuay.

“Con la captura de Ronald Carreño quedó en evidencia que utilizan fondos de Venezuela para la conspiración. (…) Lopez y Guaidó pagan por microencuentros. Cada reunión que ellos hacen son pagadas con dólares, toman la foto y listo”, subrayó Rodríguez.

El dirigente del PSUV agregó que “el nivel de vida que tiene la oposición en el exterior sólo se lo puede dar con el dinero robado a los venezolanos”.

Usaron como pretexto la COVID-19

Los usurpadores que secuestraron CITGO utilizan la pandemia como excusa para robar millones de dólares de los fondos destinados para enfermos. Luego, a través de Carreño se los repartían a facciones sediciosas de Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo.

De acuerdo con declaraciones de Mariela Poleo, sí decidieron cortar los financiamientos directos a los pacientes enfermos. En entrevista con el canal mayamero TVV Noticias, resaltó que el dinero ahora se da a supuestas organizaciones no gubernamentales. Supuestamente, los recursos son “para combatir” la pandemia del nuevo coronavirus, pero no existe prueba alguna de ello.

Estas donaciones, según explicó el Fiscal General de Venezuela, Tarek William Saab, pasaron de miles de dólares a 8,5 millones, cantidad que es repartida a los cuatro partidos ya mencionados.

“Cuando llegó Mariela Poleo a la presidencia de la Fundación Simón Bolívar, las “ayudas” pasaron de miles a millones de dólares. Desde marzo, la entidad incrementó sustancialmente los montos de donaciones”, explica el portal de periodismo de datos La Tabla.

Añade el medio que Poleo es una alta directiva de la estatal noruega de petróleo Equinor (antes Statoil), donde trabaja desde hace 20 años. “Llegó a ser la contralora en Norteamérica de esta compañía, que es una de las mayores productoras de petróleo y gas natural costa afuera”.

Varias ONG implicadas en el robo

El portal detalla que la más reciente “donación” de la Fundación -además de la trama dirigida por Carreño- es un acuerdo de subvención con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. El montó es de 500.000 dólares, supuestamente “para financiar un hospital en el sur del estado Bolívar”.

Además, reporta La Tabla, que la fundación anunció -en agosto pasado- que habría realizado “el aporte por un millón de dólares en subvenciones de salud humanitaria”.

Las “subvenciones” se habrían dado a “Aid for Aids International, Food for the Pobre Inc. y a la Fundación Panamericana de Desarrollo (PADF). Estas organizaciones sin fines de lucro dicen ofrecer atención a venezolanos”.

“Antes, en cambio, los ‘ganadores’ de las ayudas de CITGO recibían 100.000 dólares para repartirse entre siete organizaciones. Todas las ONG estaban en Estados Unidos, la mayoría enviaba insumos a Venezuela y otras financiaban servicios en Ecuador y en La Guajira colombiana”, detalla La Tabla.

Según el medio “Aid for Aids”, en 2018 inició la campaña “Sanando Venezuela” con la imagen de tres Miss Universo venezolanas: María Gabriela Isler (2013), Stefanía Fernández (2009) y Dayana Mendoza (2008). “Vendían ropa y con las ganancias combatir la malnutrición de niños en Venezuela”, agrega el portal.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios