Botellas con antenas: un método para comprender la contaminación con plástico

En el mundo, los ríos acarrean casi 80 % de los cientos de millones de toneladas de plástico que contaminan los océanos

botellas

En el mundo, los ríos acarrean casi 80 % de los cientos de millones de toneladas de plástico que contaminan los océanos. Desde piezas grandes hasta bolsas, botellas, fragmentos y micropartículas pueden viajar miles de kilómetros en unos pocos meses. Es prácticamente un problema interminable.

Muchos de los plásticos contaminantes son artículos desechables o materiales de empaque. Juntos, representan casi 50 % de todos los plásticos producidos en el mundo, reseña la agencia EFE Verde.

Estos materiales persisten en el ambiente. Hoy es usual encontrarlos tirados desde en las laderas de las montañas más altas hasta en vastas regiones oceánicas. Sí, el hombre en lugar de depositarlos en basureros o centros de reciclaje, los desecha irresponsablemente en el ambiente.

A raíz de ello, investigadores de la Universidad de Exeter y la Sociedad Zoológica de Londres decidieron abordar este problema. La líder del equipo, Emily Duncan, trabaja específicamente en el río Ganges y en la bahía de Bengala, en la India.

botellas

Un artículo publicado en la revista Public Library of Sciences (PLoS ONE) reveló el experimento que realizan Duncan y compañía. Utilizan botellas de plástico equipadas con dispositivos de posicionamiento global (GPS). Las sueltan y luego las rastrean mediante redes celulares y tecnología satelital. En otras palabras: su secreto son botellas con antena.

EFE Verde reseñó que muchas de las botellas arrojadas al río Ganges terminaban en la bahía de Bengala. Desde allí, cubrieron distancias mucho mayores aprovechando las corrientes costeras y luego dispersándose en el océano Índico.

La mayor distancia rastreada desde que las botellas se arrojaron al Ganges fue de 2.845 kilómetros, recorridos en 94 días.

botellas

Un experimento digo de ser replicado

“Nuestros ‘mensajes en la botella’ muestran cuán lejos y cuán rápido puede moverse la contaminación con plásticos”, señaló Duncan. “Esto demuestra la seriedad de un problema global, ya que una pieza de plástico arrojada a un río puede aparecer al otro lado del mundo”.

Por su parte, Alasdair Davies, de la organización conservacionista Arribada explicó: “Colocar equipos electrónicos dentro de botellas nos permitió aprovechar las ventajas de los transmisores celulares y satelitales. Pudimos rastrear el movimiento de cada botella en aguas urbanas, donde las redes de telefonía móvil están disponibles. Luego, utilizamos conexiones por satélite, una vez que las botellas llegaron a mar abierto”.

Por último, Duncan comentó que este experimento “podría usarse en las escuelas para enseñar acerca de la contaminación con plástico, de manera que los niños puedan ver adónde van a parar sus botellas”, reseñó EFE Verde.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios