Gracias a Bolsonaro: deforestación del Amazonas alcanza su mayor nivel desde 2008

Jair Bolsonaro llegó a la presidencia de Brasil, entre muchas otras desgracias, para agudizar la devastación del Amazonas

Amazonas

Jair Bolsonaro llegó a la presidencia de Brasil, entre muchas otras desgracias, para agudizar la devastación del Amazonas. Entre agosto de 2019 y julio de 2020, la deforestación en la selva amazónica aumentó 9,5 % frente al periodo anterior. De acuerdo con cifras oficiales, se trata del mayor nivel desde 2008.

La agencia EFE Verde reseñó un informe divulgado este lunes por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) brasileño. Los datos se recolectaron a partir de imágenes satelitales y confirman una tendencia al alza de la deforestación del Amazonas.

Amazonas

“La pérdida de cobertura vegetal en el bioma, que abarca alrededor de 60 % del territorio brasileño, llegó hasta los 11.088 kilómetros cuadrados (km2) en el último año”, cita la agencia. En otras palabras, se trata de un área superior a la de países enteros como Líbano o Jamaica.

El INPE sostiene que la cifra es preliminar y solo se confirmará el próximo año. Pero, asegura que es superior a la registrada entre agosto de 2018 y julio de 2019, cuando llegó a 10.129 km2. Asimismo, lamenta que sea la peor desde 2008, año en que se contabilizaron 12.911 km2.

Bolsonaro

Quién es responsable de la crisis del Amazonas

Este balance es el primero bajo responsabilidad completa de Bolsonaro, quien asumió el poder el 1 de enero de 2019. Desde entonces, cuestionan su política antiambiental grupos ecologistas, importantes fondos de inversión, grandes empresas y algunos gobiernos europeos.

El ultraderechista defiende la explotación de los recursos naturales del Amazonas, incluso en reservas indígenas. Ante las continuas cifras negras, siempre pone en duda hasta las estadísticas de las instituciones oficiales.

Amazonas

Diversas ONG medioambientales califican su gestión como “un proyecto muy exitoso de aniquilación de la capacidad del Estado y de los órganos de fiscalización” para luchar contra el crimen en el Amazonas, reseña EFE Verde.

En mayo de este año, el Gobierno de Bolsonaro lanzó la operación “Verde Brasil II” coordinada por las Fuerzas Armadas. El objetivo -según- es perseguir los crímenes medioambientales en el mayor bosque tropical del planeta.

Al menos 3.400 soldados del Ejército participan en este operativo en el Amazonas que el Ejecutivo prolongó hasta abril de 2021. Sin embargo, su «accionar» no se ha traducido en un descenso drástico de los índices de destrucción.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios