“Delincuentes y parásitos”: Core Evópoli ataca en redes sociales a comunidades indígenas

Ad portas de una votación de la Comisión Regional de Uso del Borde Costero (CRUBC) en Aysén, comunidades indígenas solicitantes de ECMPO (espacios costeros marinos de Pueblos Originarios), de acuerdo a la ley 20,249, son objeto de una escalada de ataques, con difamaciones, denostaciones y desinformación por parte de sectores reaccionarios y de grupos ligados a intereses transnacionales pro salmoneros

Por Seguel Alfredo

26/02/2024

Publicado en

Actualidad / Chile / Pueblos / Regiones

0 0


Ataques a miembros de comunidades  en el marco de votación CRUBC por ECMPO “Cisnes” y “Huichas”

El jueves29 de febrero, la Comisión Regional de Uso de Borde Costero (CRUBC) se pronunciará sobre las solicitudes de dos Espacios Costeros Marítimos de Pueblos Originarios (ECMPO), de conformidad a  ley N°20.249, conocida como Ley Lafkenche, denominadas como “Cisnes” y “Huichas”.

Lamentablemente, en este último tiempo, como han denunciado comunidades y organizaciones, se ha generado una campaña de desinformación contra la ley 20,249 (Que regula los espacios costeros marinos de Pueblos Originarios ECMPO), escenario que vendría siendo propiciado  por agentes de intereses transnacionales – empresariales industriales, que por años, han venido haciendo uso de los mares patrimoniales de Chile, los que mantienen más de 1,300 concesiones que el Estado les ha otorgado, solamente en la Región de Aysén. 

Sin embargo, más allá más allá de la generación de desinformación, sectores defensores de derechos humanos, ven con preocupación los violentos ataques que se están generando,  con amplia publicidad con riesgo para quienes hacen uso de una ley que reconoce las prácticas culturales, la sustentabilidad, los trabajos y economías locales, como también la conservación de la biodiversidad.

De acuerdo a las diversas aclaratorias por comunidades, expertos y especialistas, más allá de los peticionarios, la ley regula un interés común, como parte de las prioridades colectivas de quienes han impulsado los Espacios Costeros Marinos de Pueblos Originarios (ECMPO).

Cabe consignar, que los procesos de ley ECMPO, son de largo andar cuya tramitación son años y años, que deben cumplir un sin número de requisitos técnicos por diversos organismos del Estado. En este marco, además, quienes son titulares de petición, son personas trabajadoras de mar, integrantes de comunidades, pescadores artesanales, buzos mariscadores, armadores bentónicos, recolectores, siendo uno de los intereses, como  explican más adelante, es la recuperación  de los llamados recursos marinos,  como los erizos, locos, machas, lapas, navajuelas, almejas, huepos, julianas, taquillas, pulpos, jaibas y, del grupo de algas, huiro negro, huiro palo, huiro flotador, cochayuyo, pelillo, lugas, entre otros.

A pesar de que se ha explicado en un sin número de ocasiones, que las solicitudes de ECMPO respetan los derechos adquiridos previamente y las concesiones existentes, tanto de las industrias como de las comunidades de pesca, grupos han persistido en una campaña calificada de odio.

La difusión de un CORE vinculado a Evopoli.

Jorge Felipe Sepúlveda Haugen, no fue electo en las votaciones del 2021, sacó solamente el 1,16 %, alrededor de 125 votos para  Consejero Regional  de Aysén por el pacto Evopoli, sin embargo, entró  como Core  en noviembre del 2023 en reemplazo de un renunciado.

En enero de este 2024, fue la propia colectividad de derecha que lo anunció como parte de su bancada, según se indica:

Sepúlveda Haugen, no solamente ha sido pate de la difusión de la campaña contra los Ecmpo, sino un activo difusor de ataques contra los integrantes de las comunidades, con calificativos de parásitos y delincuencia.

En una carta abierta dirigida a los demás miembros del Consejo Regional, Sepúlveda Haugen indicó: “Las graves irregularidades de procesos administrativos, institucionales y de involucramiento real de comunidades evidenciadas, rayan en actos de connotación delictual, las que posteriormente deberán ser investigados por fiscalía pertinente”.

En otro párrafo, señala: “hay muchos argumentos más, que indican que el proceso no solo está viciado, sino que además existe una clara evidencia de uso de un instrumento Ley Lafkenche que brinda oportunidades de apoderarse de territorios, hoy explotados por gente esforzada y consuetudinaria presencia, por terceros que sin escrúpulos pretenden apropiarse en forma administrativa, de los esfuerzos de terceros, con clara perspectiva de cohecho y extorsión para explotar parasitariamente de terceros, en lo que antes eran de libre movilidad y disposición”.

Sin embargo, las expresiones vertidas no llegan ahí. El CORE vinculado al partido Evópoli, difunde una serie de contenidos en sus redes sociales, entre ellos el video de un sujeto, que realiza una “perfomance patriótica” de defensa aysenia, que tilda de delincuentes al grupo que gestiona las Ecmpo y el propio Sepúlveda Haugen, los califica directamente de “parásitos”, preguntando: “AYSENINO, ESTAS DE ACUERDO CON ENTREGAR EL MAR A PARASITOS: A.- JAMAS; B.- SI ESTOY DE ACUERDO CON PARASITOS”.

https://fb.watch/qsr9loeM-b/

Cabe mencionar que sectores vinculados a la industria transnacional salmonera, marcando la polarización que han generado, con diversas publicaciones han cuestionado que los peticionarios sean “un grupo reducido de personas”.

Reacciones desde comunidades y la pesca artesanal defensoras de espacios costeros

Nelson Matissine, histórico dirigente de los pescadores de Aysén, acusó a la industria salmonera de intervenir el proceso de discusión sobre los Espacios Costeros Marinos de Pueblos Originarios (ECMPO) con el fin de estancar el proceso, expresando que: “Quedó de manifiesto que hay un empeño de parte de la industria acuícola de que este proceso no avance, que se entanque (…) Nosotros tenemos limitados recursos.  Y cuando tenemos que hacer defensa de nuestro territorio, por lo anteriormente dicho, entonces no tenemos cómo movernos económicamente. Pero ha quedado de manifiesto que la industria, me quiero hacer bien responsable, ha movido a una gran cantidad de personas, de gente, de organizaciones, y ha distorsionado todo esto. Y no lo he acusado yo, sino que muchos lo han repetido” explicó.

El pescador de Islas Huichas hizo estas afirmaciones durante el 2° Taller de la Comisión Regional de Uso del Borde Costero, realizada este miércoles en el Gobierno Regional de Aysén, como antesala de la votación que se debiera realizar el jueves 29 de febrero.

Por su parte, Juan Carlos Torres, presidente de una de las federaciones independientes de pescadores artesanales, expresó que los Espacios Costeros Marinos de Pueblos Originarios (ECMPO) son en el presente, la única herramienta para resguardar el sustento de los pescadores artesanales a futuro, expresando que «nosotros hemos seguido muy atentos en todas las exposiciones que ha hecho CONADI, hemos conversado con las comunidades y hemos llegado a la conclusión que la única alternativa que tenemos de poder resguardar lo último y poquito nada que queda de recursos semilleros del planeta, que está al otro lado del Moraleda«, señaló a Radio Revelación FM.

También señaló Torres: “«hay que proteger lo último que está quedando en el sur del mundo. Cuando se entregaron las 110 mil hectáreas a la industria salmonera por las triple A, no le consultaron a nadie«.

En una reciente publicación, Perter Hartman, Director CODEFF Aysén y presidente Agrupación Aisén Reserva de Vida, en el marco de esta discusión, señala: “Nos parecen interesantes las propuestas de ECMPOs y notable el aplomo, seriedad, respeto, inclusividad y transparencia con que han estado actuando los líderes de esas iniciativas, cumpliendo a cabalidad la ley, en lo cual se han asociado con los pescadores artesanales. Igual, es notable la asimetría entre líderes de comunidades y dirigentes sindicales, que deben abandonar su trabajo perdiendo ingresos, viajar por horas y días fuera de su hogar, alojar en Coyhaique, manejarse en tecnología y comunicaciones, vs. toda una tropa de gerentes citadinos bien remunerados, sus subalternos, asesores y abogados, además de adláteres campañistas engatusados”.

También indica: “Respecto a los argumentos de los salmoneros de que sus concesiones solo ocupan 50 mil hectáreas y son una industria importante, que aporta mucho empleo y dinero (y es muy poderosa), vale recordar que el impacto de sus centros de cultivo va mucho mas allá de sus concesiones. De hecho, sus cables, tráfico de embarcaciones, desechos, pesticidas, antibioticos y salmones escapados, son importante impacto y costo para el país y las futuras generaciones y que suele pasar desapercibido. Vale recordar también, que en el Centro Huinay (Haussermann & Fosterra) se demostró que tras diez años de estudio había desaparecido 75% de la biodiversidad submarina, y la única causa posible era la salmonicultura ubicada a kilómetros de ahí. Súmese, que en estos días se anunció que el Delfín común se agrega a las especies que se encuentran en peligro (como las ballenas). Entonces, si observamos un mapa del litoral con los puntos rojos de esas concesiones, veremos que está totalmente apestado.  Peor aún, es observar un mapa de las Áreas Aptas para la Acuicultura, las que aparecen hasta en parques nacionales y si vemos un mapa de barrios salmoneros, estos abarcan todo el litoral Central y Norte.  Agréguese, que el discurso habitual de los salmoneros es de ser propietarios del mar interior de Aisén”.

Hartman asevera en su publicación: “Por otra parte, acusar a las comunidades originarias (dueñas originales del litoral ¡eso es 35 mil Km2!) de querer apropiarse de éste, ser mafiosos y egoístas, es como más bien al revés. De hecho, buena parte de la industria salmonera hoy es transnacional y un 40% de sus concesiones están hipotecadas, la mayor parte en bancos noruegos y daneses. Eso son alrededor de 20 mil hectáreas de “mar chileno”. Impugnar y descalificar el trabajo de “permisologia” (como les gusta llamarlo) ya hecho por varios años, a los asesores y servicios públicos que han estado haciendo este trabajo con las comunidades, y a los lideres de estas iniciativas, es francamente de mala leche. De hecho, harto que les gusta que la institucionalidad actúe hacia su lado, cerrando los ojos ante por ejemplo el 40% de concesiones que debieran ser caducadas ¡a tanto que hay algunas con 5 y 9 años sin uso!  ¿Para que quieren todo si aparentemente lo están usando solo para especular? Por cierto, esto de las caducidades, hipotecas, ley del embudo, doble estándar, falta de fondos para investigar los ecosistemas y biodiversidad, no le causa la menor inquietud a quienes le hacen coro y estiran la mano hacia los salmoneros”.

“Finalmente, lo anterior es igual de escandaloso y a ver si arman barullo, que la venta de la Isla Acuau (su nombre chono) rebautizada a Traiguén, la que se ofrece como “rara isla virgen siete veces mas grande que Manhattan”, en 35 millones de US$. Esa isla de 4.450 Has. es habitada parcialmente por la familia Nahuelquin Delgado hace más de 60 años; sin embargo, Bienes Nacionales se la entregó al Ejército para su uso en 1989, pero éste la vendió sin dar explicaciones en Santiago a CIFCO (Ergas), en 2 millones de US$”, termina señalando Hartman en su publicación.

Aclaratorias sobre sentido y alcance de la ley lafkenche

Diversos contendidos difundidos por comunidades y especialistas, de cara a la discusión de los Ecmpo, bajo el título de: “Los ECMPO y el derecho colectivo de los pueblos originarios a la gobernanza del mar”, da cuenta del alcance de esta normativa. Algunos de los puntos que se destacan:

-Los Espacios Costeros Marinos de Pueblos Originarios, o ECMPO como se les conoce, se crearon el año 2008 a partir de la Ley N° 20.249, más conocida como la “Ley Lafkenche”; con el espíritu de promover el desarrollo colectivo, inclusivo y local en el borde costero. Hoy circulan en medios de comunicación y redes sociales informaciones falsas al respecto.

-Esta Ley destaca la importancia de la inclusión de todas las comunidades que hacen uso del borde costero en los planes de administración y promueve la sostenibilidad, responsabilidad compartida, creando un equilibrio armonioso entre las comunidades y la protección de los recursos marinos que se encuentran sólo en la Patagonia, en una perspectiva de la administración comunitaria del mar, como la forma más sustentable para gestionar los recursos de la región.

-Asimismo, es de destaca que las solicitudes de ECMPO respetan los derechos adquiridos previamente y las concesiones existentes, tanto de las industrias como de las comunidades de pesca.

-En la región de Aysén, existen 732 concesiones salmoneras, de las cuales aproximadamente 330 están ubicadas dentro de los ECMPO Cisnes y Huichas. Estas concesiones no quedaron contempladas dentro de las solicitudes de los ECMPO, así que pueden seguir operando sin problemas.

-Además es importante aclarar que la expansión industria salmonera está detenida hoy por moratoria indefinida de Subpesca en Aysen, NO por los procesos de ECMPO, como puede constatarse en el presente documento: http://www.subpesca.cl/portal/615/articles-107328_documento.pdf

-En el marco de una campaña de desinformación alrededor de las ECMPO, la iniciativa comunicacional #TeDigoLaVerdad, tiene como objetivo de contrarrestar la difusión masiva de información falsa, la incertidumbre y el amedrentamiento hacia las comunidades solicitantes de estos espacios en defensa de su territorio, frente al actuar extractivista de las industrias con el mar en Chile.

Compartimos a continuación un reciente microdocumental de la ECMPO WEKI WIL donde se destacan las voces de la comunidad indígena y los diferentes actores que componen el territorio.

Seguir leyendo más…

La lucha por proteger los recursos marinos para proveer el sustento de los pescadores artesanales de Aysén

“Muertos nos sacarán de aquí”: Comunidad que habita por generaciones Isla de Aysén, se manifiesta por insólita venta

Aysén: Van casi 4 mil toneladas de salmones muertos en centros de cultivos por floraciones de algas nocivas  (FAN)

Foto denuncia: Impresionantes imágenes de fiordos y canales de Aysén convertidos en basureros salmoneros

Aysén: Condenan a empresa acuícola por entregar información falsa sobre producción de salmones

Especulación al descubierto: Más de 250 concesiones salmoneras en Región de Aysén en condición de caducidad

Aysén: Entregan 11 terrenos fiscales para construir cerca de 1.500 viviendas sociales

Mortalidad masiva de salmones: Comunidades apuntan a responsabilidades público privadas y exigen moratoria a la expansión de la industria acuícola

Mortalidad masiva de peces industriales: Comunidades exigen un Estuario de Reloncaví «libre de salmoneras»

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬