Busca en El Ciudadano

“No son nubes, es humo, es fuego”: incendios forestales arrasan con la soberanía y biodiversidad alimentaria

 Miles de familias campesinas y de comunidades han perdido sus siembras, sus huertas, sus espacios para la alimentación familiar y colectiva

“No son nubes, es humo, es fuego”: incendios forestales arrasan con la soberanía y biodiversidad alimentaria

Autor: Seguel Alfredo
22/02/2023

 Miles de familias campesinas y de comunidades han perdido sus siembras, sus huertas, sus espacios para la alimentación familiar y colectiva.

“Un abrazo enorme a todas esas huerteras y campesinos que han perdido todo, incluso su semilla. Pero tranquilas y tranquilos, acá habrá semillas para ustedes. Un abrazo para todas y todos”, señalan desde Biodiversidad Alimentaria, iniciativa comunitaria mapuche.

Familias campesinas y de comunidades mapuche en el centro sur de Chile han sido víctimas de los mega incendios forestales, uno de estos impactos, es la pérdida de soberanía y biodiversidad alimentaria.

Impactantes relatos han dado cuenta de la desesperación de lo que significa ver el acercamiento del fuego forestal a predios de familias rurales, uno de ellos, desde uno de los cultivos y huertas destinados a la “Biodiversidad Alimentaria” en Hualapulli,  comuna de Nueva Imperial, quienes ya vivieron las consecuencias de un incendio forestal el 2019.

“De nuevo en riesgo de quemarnos”, señalan desde SaltaPura, comunidad Nueva imperial al ver cómo avanza el fuego forestal y el peligro de volver a vivir los efectos de incendios en la comunidad, como ya ha ocurrido años atrás.

Relato desde Hualapulli, Nueva imperial

No son nubes, es humo, es fuego. ¡Cada vez que nuestro horizonte se tiñe así, el corazón nos late más fuerte!  y es que seguro muchos de ustedes no lo saben, pero el verano del año 2019 nos tocó vivir ese dolor y calor en carne propia.

Como cada día estábamos l@s tres en la huerta, amarrando, sacando hierbas, midiendo y raleando kinwas, el viento puelche se había levantado hace algunas horas, no era un buen presagio, nada bueno podría pasar como decía el sabio abuelo de Claudia, miramos en el horizonte humo, avisamos, llamamos a bomberos e hicimos todo a nuestro alcance, se veía lejos pero amenazante, seguimos en la huerta tratando de disimular una preocupación que ya se hacía nervio.

.En cosa de una hora, ya sentíamos un calor abrumador y se veían las primeras cenizas llegar volando, nos mirábamos de vez en cuando sin decir nada, el tema era mantener la calma, pero ya cada una por separado estaba pensando en cómo planear la evacuación, ninguna había vivido ese terror tan cercano.

En cosa de minutos, el fuego ya estaba humeando nuestra huerta y eso más que las mismas cosas, nos quebraba el alma. Lo primero en que pensamos fueron las semillas, abrimos baúles plásticos y sin pensar pasábamos los brazos por los estantes del semillero metiendo todos los potes que cupieran dentro, necesitábamos salvar lo que más pudiéramos y cargarlo en las camionetas.

Empezamos a cargar las semillas, la información, las mascotas, algunas cosas y en eso llega una familia en un camión a ayudar. Metimos algunos electrodomésticos, y en medio de todo el caos de la espera a ver si el fuego tomaba esta dirección o no, un abuelo que venía en ese camión, se emocionó viendo la huerta y en medio de todo ese afán, sus ojos brillaron como una esperanza. Nos dijo: «nunca pensé que vería una huerta así en esta tierra dura», la señora que nos ayudaba a cargar estaba impresionada y decía: «las semillas no se terminan!».

Finalmente, el viento cambió de dirección y trajo el fuego, lo que se pudo se cargó, el fuego ya estaba en la huerta, salimos entre llamas, dejando una huerta atrás con más de 200 variedades, el calor en la piel ardía, salimos así sin más, el tema eran nuestras vidas, pero realmente dolía.

Fuimos a Temuco, ahí nos recibió nuestra querida Zuny, tristes, desgastad@s. Al día siguiente había parado el incendio, el tío Juanito de Claudia, con sus hijos, llegaron a la huerta atravesando los cerros y decidieron quedarse a luchar con el fuego. Se quemaron nuestras cintas, nuestro mulch, los cercos y unas pocas variedades, era realmente un milagro. El fuego entonces comenzaba a activarse una y otra vez, pero no volveríamos a dejar nuestra huerta, nos quedamos entonces a luchar por varios días, ver el fuego frente a frente es una experiencia inexplicable. Comprendemos el dolor, la angustia, la tristeza y desolación, pero decidimos enfrentarlo porque cada verano volvemos a enfrentarnos a estos fenómenos que más tienen de humano que de clima.

Esta foto es de hoy, dos incendios en el horizonte, que inevitablemente nos llevan a ese año. Miramos nuestra huerta y aunque el corazón duele de nuevo, sabemos que hay que estar ahí al 100, porque la huerta se defiende.

Gracias a tod@s l@s que en esa ocasión nos apoyaron para seguir adelante, con recursos, con materiales e incluso simplemente con palabras de aliento y cariño, gracias siempre, eso es lo más bonito que se recibe en esos momentos, como esa familia que llegó con su camioncito a ayudarnos, nosotros no los conocíamos, jamás los habíamos visto! y como era el auto con más espacio gran cantidad de semillas se fueron allí, junto a algunos electrodomésticos, en Temuco conversando con más calma, nos dimos cuenta que ninguno de nosotros sabía quiénes eran! jajaja y que tampoco teníamos algún contacto ni nada  así que simplemente confiamos, y a los tres días, temprano en la mañana, llegaron en el mismo camión a dejar todo lo que se habían llevado, ángeles que llegan al camino!

Un abrazo enorme a todas esas huerteras y campesinos que han perdido todo, incluso su semilla. Pero tranquilas y tranquilos, acá habrá semillas para ustedes. Un abrazo para tod@s!

El relato desde SaltaPura, Nueva Imperial

Erwin Quintupill, destacado escritor, profesor de la comunidad mapuche en SaltaPura, territorio que ya fue afectado hace algunos años por un incendio que generó graves pérdidas, hoy, nuevamente a acechado el peligro y la desesperación de ver cómo se han generado diversos focos de incendios y entre medio la sequía, rastrojos que más contribuyen a su propagación. Uno de los últimos compartidos: “De nuevo en riesgo de quemarnos”, Se ha iniciado un incendio en el sector de Rehuelhue, a pocos km, al sur, de dónde nos encontramos. Se habla de un accidente: el incendio de una máquina cosechera.Hacia el oeste y casi al ,ismo tiempo, se ha iniciado otro en un predio forestal. Allí se reporta una casa quemada. Hay personal de bomberos y de Conaf trabajando, y mucha gente de los lugares respectivos y aledaños en lo mismo”.

En otro de los relatos el 6 de febrero, el escritor compartía: “Casi todo el mundo está por allá colaborando. Hace como media hora que dejaron de reportarse por el Whatsapp de la Muestra Cultural. Seguramente, han de estar en lo de apagar el fuego. Nosotros, estamos un poco más al norte; pero, aunque lento, el incendio se nos acerca. Quizás tengamos que evacuar”.

Agrega: “A quienes puedan venir a ayudar, dispongan de buena salud, equipamiento (ropa, calzado y más) adecuados. Es importante acercarle AGUA a los que enfrentan el fuego. (Ya lo vivimos antes). Los demás, por edad o mala salud, esperamos el momento de evacuar, DE SER NECESARIO. Mantenemos la calma. Volveré a informar más tarde, si no se nos corta la luz”.

Seguir leyendo más…

Van más de 7 mil damnificados víctimas de los mega incendios forestales: Urge regular la industria maderera y sus plantaciones

Alcalde de Ninhue e incendios forestales:” Es urgente una legislación que cambie el funcionamiento de la industria forestal”

La crucial ayuda internacional que socorre a Chile de los mega incendios forestales

Casi mil alumnos sin colegio por incendios forestales en Bío Bío y La Araucanía

Las leyes que duermen en el Congreso para prevenir catástrofes por incendios forestales y regular las plantaciones

Incendios forestales: Informe de DDHH del 2022 advertía vulneraciones y abandono al mundo rural

Fuego de mega incendios forestales arrasa con numerosas comunidades mapuche

Mega incendios forestales: Exigen activar con urgencia reglamento para Política de Ordenamiento Territorial

¿Hasta cuándo? Mega incendios forestales en el mega extractivismo forestal: La devastación de territorios en el centro sur de Chile  


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados